“Soy mayor y tengo discapacidad intelectual, ahora necesito otras cosas en mi vida”

 

Domingo Ávila, participante en el proyecto MayorES+. Foto: Grupo AMÁS

Domingo Ávila, participante en el proyecto MayorES+. Foto: Grupo AMÁS

Domingo Ávila tiene 63 años, es una de las personas con discapacidad intelectual que forman parte del proyecto MayorES+, de Grupo AMÁS y Fundación Juan XXIII Roncalli. Una experiencia que se basa en la gestión de apoyos a las personas mayores sin centrarse en su discapacidad, sino en su ciclo vital.

 

El proyecto MayorES+ surge en febrero de 2018 fruto de la unión de dos entidades dedicadas a mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual en todas las etapas de la vida: Fundación Juan XXIII Roncalli y Grupo AMÁS. “Cuando los compañeros de Fundación Juan XXIII nos contaron su idea y nos ofrecieron la posibilidad de sumarnos al mismo, no lo dudamos ni un momento, ya que desde Grupo AMAS teníamos detectada la necesidad de dar apoyos a las personas mayores desde una perspectiva diferente”, explica Fernando Sánchez, Director de Hogares Vivienda Los Pinos, en Leganés y responsable del proyecto MayorES+.

Firma del convenio "MayorES+" entre Fundación Juan XXIII y Grupo AMÁS

Firma del convenio “MayorES+” entre Fundación Juan XXIII y Grupo AMÁS.

Desde entonces este programa ha recibido el apoyo de la Obra Social la Caixa en las convocatorias 2018 y 2019 de subvenciones para la Autonomía Personal y el Envejecimiento. El resultado es que desde entonces 140 personas con discapacidad intelectual en proceso de envejecimiento han mejorado los apoyos necesarios en esta etapa de sus vidas.

Entre estas personas figura Domingo Ávila, un hombre con discapacidad intelectual de 63 años que trabaja en Centro Especial de Empleo de Grupo AMÁS (Dymai) en Móstoles. Domingo está recibiendo apoyos específicos que no están basados en su discapacidad, sino en su etapa de vida y ésta es la principal novedad del proyecto MayorES+.

Domingo Ávila en su casa. Foto: Grupo AMÁS

Domingo Ávila en su casa. Foto: Grupo AMÁS

Entrenamiento de capacidades cognitivas, actividades personalizadas o Planificación por Adelantado: Algunos de los beneficios de MayorES+

 

Domingo sigue trabajando a sus 63 años “no quiero jubilarme antes para no perder pensión”, nos dice. Sin embargo, su puesto de trabajo en el Centro Especial de Empleo de Grupo AMÁS ha tenido adaptaciones concretas para adecuarse a su edad. Así Domingo trabaja siempre sentado en el Gestor de Residuos (Misión Ecotech) de la entidad, se evitan cadenas de montaje ya que el ruido le molesta, tiene más descansos y se adaptan las vacaciones a sus necesidades personales.

Domingo Ávila en su puesto de trabajo. Foto: Grupo AMÁS

Domingo Ávila en su puesto de trabajo. Foto: Grupo AMÁS

Fuera del trabajo los apoyos han sido fundamentales para mejorar su calidad de vida: “Estoy más contento, ahora vivo de forma independiente con dos compañeros, recibo los apoyos que necesito en el tema del dinero, que se me da peor y me están ayudando también en mi tiempo libre, ahora soy mayor y necesito otras cosas”, explica Domingo.

Cosas que contempla el proyecto MayorES+ en dos ámbitos concretos: Acciones de neurorehabilitación para frenar el deterioro cognitivo y creación de actividades a la carta que permitan un tránsito por la fase de la vejez desde una perspectiva positiva y de calidad.

“Estamos utilizando herramientas específicas vinculadas a las nuevas tecnologías, como tablets para trabajar el mantenimiento de diferentes capacidades cognitivas como memoria, atención, etc…”, dice Fernando Sánchez, responsable del proyecto y Domingo ya ha notado los beneficios: “Noto que tengo más memoria desde que utilizo los juegos que me han puesto en la Tablet, ahora veo menos televisión, la verdad es que me entretiene mucho”.

Además, el proyecto MayorES+ contempla otro tipo de acciones que persiguen la calidad de vida y el respeto a los derechos de las personas con discapacidad intelectual en proceso de envejecimiento:

  • Desarrollo con la personas de procesos de Planificación por Adelantado con la finalidad de poder planificar junto a la misma y sus personas de referencia lo que quiere que pase en su vida actual y futura.
  • Revisión de Vida Positiva: apoyando a la persona en un recorrido sobre su historia y aquellos hitos por los que ha pasado que han sido significativos e importantes. Una de las cosas más reseñables de estos procesos es que se han generado espacios con las personas importantes en su vida, donde la persona ha podido relatar su historia vital asumiendo un rol de protagonismo en la celebración.
  • Apoyo a la personas para la realización de actividades significativas adaptadas a las necesidades e intereses, generando un catálogo personalizado de actividades adaptadas al ciclo vital de la persona.

 

Más de 70 profesionales de Grupo AMÁS apoyando el envejecimiento activo

Sandra Lucas, Domingo Ávila y Fernando Sánchez. Foto: Grupo AMÁS

Sandra Lucas, Domingo Ávila y Fernando Sánchez. Foto: Grupo AMÁS

 

Durante el primer año del proyecto MayorES+ las intervenciones se orientaron a dos centros de Grupo AMÁS (Centro Ocupacional Coimbra y el Complejo Pinos), desde 2019 es un programa trasversal a todos los centros que prestan atención a personas en proceso de envejecimiento.

En total más de 70 profesionales de la entidad trabajan apoyando a personas mayores, como Sandra Lucas, Técnico de integración de Grupo AMÁS, una labor que para Domingo Ávila ha sido fundamental: “Para mí ha sido muy importante. La preparadora laboral, Laura, me ha hecho apoyos en casa, como ocupar mis tardes, hacer cosas, ejercitar mi memoria, hacer viajes.. Encontré con mi preparadora orientación para cambiar mis rutinas, antes estaba más aburrido. En Punto Omega (Móstoles) he conocido gente, me han enseñado a ocupar mi tiempo libre más acorde con mi edad, al principio me acompañaban, ahora ya voy solo”

Domingo durante un viaje de ocio.

Domingo durante un viaje de ocio.

Para Fernando Sánchez los beneficios de ese proyecto en las personas mayores con discapacidad intelectual son palpables: “El beneficio principal observado ha sido que por fin las personas mayores empiezan a tener rutinas y actividades centradas en sus necesidades por su edad y no por su condición de personas con discapacidad. Los beneficios están claros, si empiezas a hacer cosas en tu vida que son elegidas por ti, que se adaptan a lo que necesitas y a lo que te interesa, ¿no te sentirás mejor y serás más feliz?”

Domingo Ávila tiene la respuesta a esta pregunta, ahora se siente más feliz, pero también empoderado y por eso lanza esta petición: “Creo que las administraciones deberían pensar más en el ocio y la calidad de vida de las personas con discapacidad cuando nos hacemos mayores”.

El objetivo de Grupo AMÁS es generar una visión conjunta de todas las personas a las que prestan apoyos, para que la praxis profesional esté enfocada a ellas, con independencia de si existen recursos específicos. Para ello se están generando procesos que flexibilizan las estructuras de apoyo actuales para que se adapten a las necesidades reales de las personas.

“Debemos dejar de mirar a las personas por su condición de personas con discapacidad y empezar a enfocarnos en la visión centrada en el ciclo vital en que se encuentran, y no solo con las personas mayores, si no con cualquier persona, sin olvidar por supuesto que cada persona es individual, única e irrepetible, y los patrones generales están para romperlos, es lo que tiene la diversidad, que cada uno de nosotros somos originales”, concluye Fernando Sánchez.

Una frase que resume el proyecto MayorES+