“Vidas extraordinarias”: El derecho de las personas con discapacidad intelectual de Grupo AMÁS a ser protagonistas de sus sueños

José María Mateo realizando entrenamiento para la vida independiente dentro del programa "Vidas extraordinarias". Foto: Grupo AMÁS.

José María Mateo realizando entrenamiento para la vida independiente dentro del programa “Vidas extraordinarias”. Foto: Grupo AMÁS.

 

 

Viajar, vivir en pareja, montar en bicicleta, ser independiente…no hay sueños grandes ni pequeños y todas las personas tenemos derecho a luchar para alcanzarlos. Mujeres y hombres con discapacidad intelectual no deben ser una excepción y ese es el objetivo de “Vidas extrordinarias”. Te invitamos a conocer sus historias de vida y sus sueños cumplidos en el Centro Municipal de la calle Sufragio en Leganés, gestionado por Grupo AMÁS.

 

 

La PERSONALIZACIÓN, es junto con INCLUSIÓN y CIUDADANÍA, uno de los tres irrenunciables que Grupo AMÁS defiende como entidad dedicada a los derechos y calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual.

Y por ello, todos los centros de Grupo AMÁS se centran de forma individual en cada persona, sus profesionales indagan lo que cada una necesita para ofrecer los apoyos necesarios. Los centros se convierten en la pista de despegue y no en el destino, cada persona con diversidad funcional busca sus sueños en las calles de sus barrios, en los centros culturales, empresas, comercios, centros de ocio, instituciones públicas…

Los profesionales de Grupo AMÁS, llamados “incluyer” son los encargados de derribar barreras para hacer realidad los sueños. Son cientos de historias de personas reales, con sus proyectos, sus deseos y esperanzas. En esta ocasión os invitamos a conocer a algunas de estas personas en el Centro Ocupacional Sufragio de Leganés.

Conchi Martínez en un viaje con su pareja. Foto: Grupo AMÁS.

Conchi Martínez en un viaje con su pareja. Foto: Grupo AMÁS.

Conchi Martínez: Pareja, viajes y baile.

Como cualquier mujer Conchi tiene sus sueños, conocer a alguien especial, compartir ocio, viajes románticos o aprender a bailar. Es una mujer con diversidad funcional y tan solo necesitaba apoyos y ese “empujón” para salir al mundo y emprender una vida rica en experiencias, sueños cumplidos y por qué no, amor o desamor, como todo el mundo.

A día de hoy Conchi tiene novio, aún no se plantea la convivencia pero si realizar viajes en pareja juntos, como los que ha disfrutado en pareja a través de los Programas de Respiro y el Servicio de Ocio de Grupo AMÁS.

El empoderamiento que ha llevado a su vida ha animado a Conchi a realizar otras actividades inclusivas como asistir a un taller de baile donde comparte afición con personas con o sin discapacidad.

Ana María García. Foto: Grupo AMÁS.

Ana María García. Foto: Grupo AMÁS.

Ana María García: “Estoy muy contenta, en octubre viajo a Lourdes”.

Ana es una mujer con fuertes convicciones religiosas, asiste a misa con regularidad pero tenía un sueño desde hace cuatro años, algo que le parecía muy difícil de realizar, pero como todo en la vida es cuestión de luchar y ese sueño ya se ha hecho realidad.

En octubre Ana María viajará a Lourdes acompañada de un grupo de monjas y la sonrisa de su cara es el mejor exponente de la importancia que tiene para esta mujer cumplir con este deseo. “Me voy a Lourdes, estoy muy contenta”. Su expresión de felicidad cuando recibió, por parte de la orden religiosa que la acompañará, una maleta corporativa para el viaje era la señal de que Ana María estaba a punto de cumplir su objetivo vital.

José María Mateo: Conquistando la independencia.

José María tiene dos objetivos importantes en su vida que compartimos todas las personas: Trabajar y vivir de forma independiente.  Lo que para el resto de ciudadanos es casi un derecho, para él son barreras. Sin embargo, para eso se creó “Vidas extraordinarias” en Grupo AMÁS, para derribarlas.

Tras analizar sus necesidades personales, el equipo de profesionales del Centro Ocupacional Sufragio, han buscado vías para que José María cumpla sus sueños. Así ya está realizando una formación para la vida independiente en un piso de entrenamiento en Avante3 al que asiste un fin de semana al mes.

Un primer paso que para José María es importante, supone demostrar sus capacidades y su empeño para vivir de forma inclusiva.

José María Mateo. Foto: Grupo AMÁS

José María Mateo. Foto: Grupo AMÁS

Guillermo Hurtado: Pedaleando en familia

Guillermo Hurtado. Foto: Grupo AMÁS.

Guillermo Hurtado. Foto: Grupo AMÁS.

La familia de Guille es aficionada al ciclismo, para él resulta más complicado, una limitación que le impedía compartir con los suyos momentos de ocio y deporte al aire libre.

En este caso era un sueño compartido por la familia y el propio Guillermo que el equipo del Centro Ocupacional Sufragio ha hecho realidad. Y los resultados son espectaculares, además de un ejemplo de inclusión y solidaridad por parte de la comunidad: Tras contactar con un club de ciclismo de Leganés llamados “Los Vinagres”, estos deportistas no solo han enseñado a Guillermo a montar en bici, sino que le han diseñado una bicicleta especial para sus necesidades.

Guille es un chico joven más, ahora puede compartir aficiones con su familia “Monto en bici y también voy a la montaña a escalar con mi hermana”, nos dice sonriente.

Es un exponente de trabajo en equipo: Familia, profesionales y entorno, suman inclusión, derechos y sueños cumplidos. 

Brenda Ratón: La pasión por el dibujo.

Los sueños de esta joven con diversidad funcional pasan por sus lápices y hojas en blanco donde mostrar la visión de su mundo a través del color y la expresión.

Sueños que ya se están materializando a través de la Asociación Debajo del Sombrero, que ha seleccionado uno de sus dibujos en uno de los proyectos artísticos de esta asociación.

El objetivo es empoderar a Brenda, junto a otras personas con dificultades cognitivas o de desarrollo, para que se forme como artista profesional con su propio estilo.  De hecho, Brenda irá acompañada de otros dos compañeros de Sufragio y Centro ocupacional Pinos, en esta nueva y apasionante aventura.

Un reconocimiento que Brenda muestra con la mejor forma de comunicación, su enorme sonrisa.

Brenda Ratón. Foto: Grupo AMÁS.

Brenda Ratón. Foto: Grupo AMÁS.

Centro Ocupacional Sufragio en Leganés: La fábrica de sueños.

Son muchas más las personas que están consiguiendo metas personales a través del compromiso de ORP (Orientación a Resultados Personales) en otros centros y servicios de Grupo AMAS.

En esta ocasión nos centramos en el Centro Ocupacional Municipal de la calle Sufragio, en Leganés, gestionado por la entidad, para conocer el funcionamiento de esta fórmula, “Vidas extra-ordinarias” (Proceso extraordinario de ORP), que no es más que otra manera de empoderar a las personas con discapacidad intelectual al tiempo que se crean espacios inclusivos en las comunidades.

El director del centro, Sergio Aguinaga explica así el método de trabajo: “Aprovechamos el proceso ordinario de la ORP, de esa manera conocemos bien los objetivos de cada persona. Pero lo que llevó a este nuevo proceso,  fue pararnos a reflexionar en equipo, y darnos cuenta de que “el bosque no te deja ver los árboles”. Decidimos que además del proceso ordinario, debíamos individualizar el proceso y centrarnos en pocas personas y sus demandas, además de liberar un profesional “incluyer” como existen en otros centros y servicios de Grupo AMÁS, una vez analizadas las necesidades presenciales.”.

Un método que lleva a los profesionales a conocer individualmente a cada persona con discapacidad y buscar los medios y apoyos necesarios en cada caso concreto. “Los profesionales tenemos una reunión mensual para analizar o evaluar las ORP de cada usuario/a, ahí cada dos meses seleccionamos a cuatro personas para profundizar en sus sueños. La selección se realiza según sus demandas y necesidades familiares”

Pasillo de los sueños del Centro Municipal de la calle Sufragio en Leganés. Foto: Grupo AMÁS

Pasillo de los sueños del Centro Municipal de la calle Sufragio en Leganés. Foto: Grupo AMÁS

Por último, Sergio explica, “nos ponemos un plazo, un “deadline”, son 2 meses para fijar estos resultados, y después fotografiamos el resultado y lo exponemos en nuestro “pasillo de los sueños”, de esa manera motivamos a la gente a que demande y que sea la demanda la que siga moviendo el proceso. Si una persona ve el sueño cumplido de otra, la motiva y funciona como un efecto dominó. De hecho los que consiguen un objetivo no se quedan ahí, piden más y más…”.

Un trabajo que cuenta con un pilar fundamental, la figura del “incluyer”, un profesional de Grupo AMÁS que en el caso de Sufragio es Almudena Merino, su misión es buscar y gestionar oportunidades en el entorno para que las personas con diversidad funcional puedan cumplir sus sueños fuera del centro. Siempre en coordinación con el equipo de ORP. Otra cuestión interesante es que se valoran los apoyos en una escalera de preferencia, basada en la inclusión.

El centro ocupacional Sufragio, de la misma manera que el resto de los centros de Grupo AMÁS, es solo el punto de partida para proyectar al exterior vidas en las que deciden sus protagonistas.

Se llama: INCLUSIÓN.