Entradas

Línea de empleo catering AMÁS Antojo de Grupo AMÁS. Foto: Grupo AMÁS.

A pesar de la crisis, Fundación AMÁS Empleo obtiene en 2017 un nuevo récord de empleo y facturación

Línea de empleo catering AMÁS Antojo de Grupo AMÁS. Foto: Grupo AMÁS.

Línea de empleo catering AMÁS Antojo de Grupo AMÁS. Foto: Grupo AMÁS.

La Fundación de Grupo AMÁS ha cerrado el año con un dato histórico: El número de trabajadores ha crecido un 5% respecto a 2016, con un total de 317 empleados, de ellos, el 83% son personas con discapacidad intelectual que a día de hoy tienen un puesto de trabajo normalizado.

 

La Fundación AMÁS Empleo cuenta con diversas líneas de empleabilidad: Catering y restauración, lavandería, limpieza, portería, jardinería, manipulados y gestor de residuos. Actividades económicas golpeadas también por la crisis y por tanto, por la falta de creación de empleo en un contexto en el que las empresas españolas reducen sus inversiones.

A pesar de este panorama negativo, Grupo AMÁS ha conseguido cerrar 2017 con una cifra récord en facturación, superando los 4 millones de euros. Un buen dato que se ha debido en parte, a que cada vez más empresarios confían en la profesionalidad de los trabajadores con discapacidad intelectual, apostando por contratar servicios a través de la Fundación AMÁS Empleo en sus distintas líneas de actividad.

Las grandes cifras en Grupo AMÁS del empleo para personas con discapacidad intelectual durante 2017.

50.000 kilogramos de residuos electrónicos gestionados a través del gestor Misión Ecotech, acuerdos de colaboración por el medio ambiente con 25 empresas del sector, 3.000 productos de alimentación vendidos en nuestras 5 máquinas de Vending Solidario, más de 650.000 platos producidos para comedores en nuestras cocinas…

Son los grandes números de Fundación AMÁS Empleo durante 2017, cifras importantes que solo tienen un objetivo: La creación de empleo estable y de calidad para personas con discapacidad intelectual.

Trabajadora de lavandería de Fundación AMÁS Empleo. Foto: Grupo AMÁS.

Trabajadora de lavandería de Fundación AMÁS Empleo. Foto: Grupo AMÁS.

Grupo AMÁS ha conseguido cerrar 2017 con un dato histórico en la generación de puestos de trabajo para este colectivo, incrementando en un 5% la cifra de 2016, con un total de 317 empleados en Fundación AMÁS Empleo.

Lo más importante de este dato es el porcentaje de trabajadores y trabajadoras con discapacidad intelectual, que arranca 2018 con un nivel nunca alcanzado:  De las 317 personas que forman la plantilla, 261 son trabajadores y trabajadoras con diversidad funcional, es decir el 83%.

Además Fundación AMÁS Empleo ha conseguido disparar el número de personas que han logrado su inserción laboral en empresas normalizadas, llegando en 2017 a 28 frente a un solo trabajador que logró un contrato en 2016.

Inserción laboral en Decathlon. Foto: Grupo AMÁS.

Inserción laboral en Decathlon. Foto: Grupo AMÁS.

La tasa de paro en España alcanza el 16,7% según los últimos datos publicados por Eurostat,, una cifra que se dispara casi hasta el 30% entre los trabajadores con discapacidad intelectual. Nuestro país tiene el nivel de desempleo entre este colectivo más alto de toda Europa, solamente superado por Grecia.

La lacra del desempleo supone exclusión social, un agravante que golpea con mayor dureza a las personas con diversidad funcional que han de enfrentarse además, con todo tipo de prejuicios, no solo laborales, sino sociales y culturales.

Un círculo vicioso que solo puede romperse a través de la colaboración de empresas socialmente responsables que apuestan por la igualdad de oportunidades contratando a trabajadores y trabajadoras con diversidad funcional.

En 2017 más de 500 empresas solidarias han colaborado con Grupo AMÁS en la creación de empleo de personas con discapacidad intelectual.

El apoyo de los empresarios es fundamental en la creación de una sociedad no solo más justa, sino económicamente más sostenible en todos los niveles.

Afortunadamente la conciencia social del tejido empresarial sigue creciendo, en 2017 más de 500 empresas contrataron servicios a través de Fundación AMÁS Empleo dando oportunidades laborales a personas con discapacidad intelectual de todas las edades.

Así en las distintas líneas de empleo, catering y restauración (AMÁS Antojo), jardinería, lavandería, limpieza, manipulados, portería y gestor de residuos, se ha conseguido el año pasado importantes crecimientos en el número de servicios prestados a empresas, llegando el total a más de 4.700 trabajos realizados con éxito.

Trabajadora de limpieza de Fundación AMÁS Empleo. Foto: Grupo AMÁS.

Trabajadora de limpieza de Fundación AMÁS Empleo. Foto: Grupo AMÁS.

El nivel de exigencia y calidad que ofrece Fundación AMÁS Empleo a las empresas que contratan sus servicios ha llevado a grandes incrementos de contratación en 2017, destacando partidas como “lavandería” que en solo un año ha multiplicado por dos el número de clientes.

Datos y números tras los que se esconden personas con nombres y apellidos, con sus historias, sus sueños y sus derechos. Lograr la auténtica inclusión de todas ellas es una responsabilidad de todos: Empresas, instituciones públicas, gobiernos locales, autonómicos y centrales y entidades del sector.

Solo con el apoyo de todos los actores económicos y sociales podemos crear una sociedad inclusiva y justa para todos los ciudadanos y ciudadanas sin ninguna diferencia.

Trabajadora de la Fundación AMÁS Empleo. Foto: Grupo AMÁS.

La Fundación AMÁS Empleo y sus buenos resultados

Trabajadora de la Fundación AMÁS Empleo. Foto: Grupo AMÁS.

Trabajadora de la Fundación AMÁS Empleo. Foto: Grupo AMÁS.

Terminando el primer trimestre del 2017, el número de trabajadores que conforman la plantilla de la Fundación AMÁS Empleo, entidad miembro de Grupo AMÁS, superan los 200, en concreto 240, lo que supone que el 84% de la plantilla está formada por profesionales con discapacidad.

 

Este dato no se había conseguido anteriormente, por lo que “no sólo estamos contentos por conseguir y alcanzar buenos resultados, sino que nuestra alegría va más allá, ya que desde la Fundación estamos siendo capaces de dar empleo a casi 250 trabajadores con discapacidad, lo que supone que la inclusión social de todos ellos está siendo de una forma natural, a través del trabajo, como cualquier otro ciudadano”, explica Manuel Moreno, Director del área de empleo de la citada Fundación.

Y estos resultados no vienen solos, sino que están precedidos de un 2016 óptimo también para la Fundación, ya que empezó el año con 158 trabajadores con discapacidad, lo que supone el 58% de la plantilla del total de trabajadores de dicha Fundación y acabó el año pasado siendo 225, el 75% de la misma.

67 trabajadores que se fueron incorporando a lo largo del año pasado y que han hecho posible obtener unos resultados históricos. “Estos datos suponen la recompensa al trabajo bien hecho” – añade Moreno – “Nuestro objetivo es que el número de trabajadores con discapacidad, a través de las diferentes líneas de empleo de la Fundación, vaya aumentando y alcance el ansiado 100%. Y ahora mismo estamos cerca, ya que de los 300 trabajadores, 240 son trabajadores con discapacidad”.

Trabajadores de la Fundación AMÁS Empleo. Foto: Grupo AMÁS.

Trabajadores de la Fundación AMÁS Empleo. Foto: Grupo AMÁS.

Este buen dato se ha debido en parte a que las empresas que ya confiaban en la profesionalidad de los trabajadores con discapacidad ha aumentado, por lo tanto, han generado más trabajo, sobre todo en las líneas de manipulados, lavandería y catering. Y también a que nuevas empresas han empezado a apostar por contratar servicios de la Fundación.

“Para los siguientes trimestres de este año, nuestro objetivo principal es seguir trabajando como hasta ahora y conseguir que las empresas sigan apostando por la empleabilidad de las personas con discapacidad, lo que supone más trabajo y por lo tanto, más trabajadores con discapacidad intelectual empleadas”, puntualiza Moreno.

La Fundación AMÁS Empleo cuenta con diversas líneas de empleabilidad: catering y restauración, lavandería, limpieza, portería, jardinería, manipulados y gestor de residuos.

Flavia Nguema, trabajadora de Grupo AMÁS. Foto: Grupo AMÁS.

Flavia y Pepe, dos trabajadores que transforman la discapacidad en capacidad laboral

Flavia Nguema, trabajadora de Grupo AMÁS. Foto: Grupo AMÁS.

Flavia Nguema, trabajadora de Grupo AMÁS. Foto: Grupo AMÁS.

 

Según la última encuesta del INE (Instituto Nacional de Estadística) los datos son demoledores en cuanto a la empleabilidad las personas con discapacidad, ya que afirma que: “Sólo el 25% de los trabajadores con discapacidad trabaja y de éstos, el 13% está en riesgo de pobreza”.

Por ello, desde Grupo AMÁS y sobre todo desde la Fundación AMÁS Empleo, las discapacidades se convierten en capacidades laborales. Flavia Nguema, una joven treintañera y con discapacidad intelectual decidió dar un paso en su vida para ser una persona mirada por la sociedad por sus capacidades y no por sus discapacidades.

Flavia tiene la habilidad de trabajar en dos áreas dentro de su jornada laboral: lavandería y limpieza. Y así desde hace dos años y medio: “Mi sueño era trabajar y quería salir del centro ocupacional. Quería tener mi sueldo y mi dinero. Poco a poco voy aprendiendo a distribuirlo mejor y hacer frente a mis gastos”.

El trabajo que desempeña esta joven de origen guineano es coser y doblar en el área de lavandería y desde hacer camas, limpiar habitaciones y los baños en el área de limpieza de uno de los centros residenciales que cuenta Grupo AMÁS.

“Estoy contenta, muy contenta”, afirma Flavia con una sonrisa de oreja a oreja. Ahora, tiene objetivos a corto plazo como irse de vacaciones este verano y a largo plazo, tener su propia casa. “Me gustaría vivir de forma independiente. Soy consciente que necesitaré apoyo, pero sueño con ese momento y me imagino cómo será mi futura casa. Algún día, lo conseguiré”, afirma Flavia.

Pepe Robles de 54 años es dependiente de la Concept Store Másymenos que Grupo AMÁS tiene en la localidad de Leganés. En este local se venden productos artesanos realizados por personas con discapacidad, además de productos alimentarios como pan y bollería, así como comida artesana realizada también por AMÁS Antojo.

Pepe Robles, trabajador de Grupo AMÁS. Foto: Grupo AMÁS.

Pepe Robles, trabajador de Grupo AMÁS. Foto: Grupo AMÁS.

Pepe lleva 1 año trabajando en este puesto y anteriormente, había trabajado en el mundo del comercio y no había tenido contacto directo con el mundo de la discapacidad. “Para mí, el tema de la discapacidad no iba conmigo, lo veía muy lejos. Hasta que mi hija empezó a estudiar Educación Especial y ahí empecé a entender mejor este sector”. Pero en el momento que empieza a trabajar en la Concept Store Másymenos es cuando Robles tiene un contacto directo y diario con el mundo de la discapacidad. “La verdad es que trabajo codo a codo con mis compañeras, pero yo no fijo en sus discapacidades”, afirma Pepe.

Robles es la persona que lleva más tiempo, justo desde el mismo día que se abrió la tienda, hace ya un año largo. Por lo tanto, es el dependiente con más conocimiento y experiencia, así que “por eso, soy el compañero que explica y forma a los compañeros nuevos. Y si se lo tengo que explicar varias veces, sin problema. A mí me pasa lo mismo, al principio, todos estamos más perdidos y hay que tener más paciencia”.

“Sí que es verdad que ahora veo la discapacidad de otra manera porque la sociedad, en general, no conoce el trabajo que se hace en fundaciones como Grupo AMÁS. Si supieran lo gratificante que es, estaría mucha más gente implicada en ayudar y en echar una mano”, detalla Robles.

Además, Pepe quiere dejar bien claro que “las empresas deberían apostar y apoyar de una forma activa la contratación de personas con discapacidad. El trabajo para una persona es fundamental para insertarse en la sociedad y te sientes el amo del mundo porque tienes dinero, estás reconocido y puedes planificar tu vida”.

Flavia y Pepe, dos trabajadores de la Fundación AMÁS Empleo y dos ejemplos a seguir, ya que ambos son capaces de superar barreras a diario con el fin de que las discapacidades se disipen para destacar las capacidades.