Entradas

Óscar Arroyo en el Congreso de los Diputados reclamando la modificación de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General. Foto: Grupo AMÁS.

Miembros de Comité Ciudadanía, de Grupo AMÁS, reivindican en el Congreso de los Diputados voz y voto para las personas con discapacidad intelectual

Virginia Blanco y Óscar Arroyo, miembros de Comité Ciudadanía de Grupo AMÁS, en el Congreso de los Diputados. Foto: Grupo AMÁS.

Virginia Blanco y Óscar Arroyo, miembros de Comité Ciudadanía de Grupo AMÁS, en el Congreso de los Diputados. Foto: Grupo AMÁS.

 

Virginia Blanco y Óscar Arroyo, miembros del órgano democrático Comité Ciudadanía, de Grupo AMÁS, han participado en el acto en el Congreso de los Diputados que ha contado con la colaboración de la Fundación Repsol y Plena Inclusión Madrid.

 

La Cámara Baja ha sido el escenario de este acto reivindicativo enmarcado en el proyecto “Yo también cuento”, un movimiento integrado por las entidades de Plena Inclusión Madrid, a la que pertenece Grupo AMÁS.  

La entidad cuenta con un órgano de representación elegido democráticamente por las personas con diversidad funcional, se trata de Comité Ciudadanía, sus miembros reivindican con voz propia sus derechos y con esta misión Virginia Blanco y Óscar Arroyo han asistido al Congreso de los Diputados en esta importante sesión.

Ciudadanos y ciudadanas de pleno derecho.

Las personas con discapacidad intelectual o de desarrollo han asistido al Congreso de los Diputados como lo que son, ciudadanos y ciudadanas de pleno derecho, sus reivindicaciones se han centrado en distintos temas bajo dos premisas básicas: ser sus propios representantes en los temas que les atañen y exigir su derecho al voto en las próximas elecciones municipales y autonómicas.

Mesa de Discapacidad en el Congreso. Foto: Grupo AMÁS.

Mesa de Discapacidad en el Congreso. Foto: Grupo AMÁS.

Reivindicaciones presentadas por los representantes ante una mesa compuesta por el presidente de la Comisión de Discapacidad del Congreso, Jordi Xuclà (PDeCat), Joan Ruiz i Carbonell (PSC), Ignacio Tremiño (PP), Diego Clemente (Ciudadanos), Teresa Arévalo (Grupo Confederal Unidos Podemos-En Comú–En Marea) e Iñigo Alli (UPN),quienes respondieron a los intervinientes en las diversas cuestiones que se plantearon.

Ocho personas con discapacidad de diferentes comunidades autónomas han presentado las demandas en torno a varios  bloques:

  1. Derecho al Voto.
  2. Vida independiente.
  3. Educación inclusiva.
  4. Inclusión, participación social y política.
  5. Empleo.
  6. Mujer, sexualidad y vida en pareja.
  7. Personas con discapacidad con doble riesgo de exclusión social.
  8. Capacidad jurídica y acceso a la justicia.

 

Modificación de la Ley para garantizar el derecho al voto de las personas con diversidad funcional.

Una de las principales reivindicaciones trasladadas a los diputados ha sido la modificación de la Ley Orgánica de Régimen Electoral general, de forma que las personas con diversidad funcional tengan derecho al voto en las próximas elecciones de 2019, así como información electoral en lectura fácil y elecciones accesibles: “Más de 100.000 personas en toda España no pueden votar aún y están pendientes de lo que ustedes hagan para poder votar el año que viene”.

En este sentido la Presidenta del Congreso, Ana Pastor, pidió que las conclusiones del debate se trasladasen “a todos los grupos” para, “entre todos”, seguir “avanzando en el reto de la igualdad” como recoge la Constitución española y, en concreto, para “eliminar barreras” y “superar diferencias en todos los ámbitos”, también “en los derechos políticos de las personas con discapacidad”.

El Partido Popular se ha sumado así al planteamiento de la mayoría de partidos del Congreso y de la Asamblea de Madrid, de reformar la ley electoral para que un juez no deba autorizar, como sucede en estos momentos, el voto de las personas con discapacidad sujetas a tutela judicial.

Por su parte, Robert Martín, miembro del Comité que supervisa la Convención de Derechos de las Personas con Discapacidad de la ONU, aseguró en su intervención que “siempre debe haber un sitio” para las personas con discapacidad en las mesas de decisión, y denunció que aunque España ha ratificado la convención de Naciones Unidas “hay un largo camino por recorrer y hacerla realidad” para las personas con discapacidad.

Autonomía personal, empleo, educación y mujer.

En relación a la vida independiente, las demandas han girado en el derecho a elegir donde vivir, además de formación homologada y de calidad, como paso previo al acceso al trabajo, reclamando además el cumplimiento de las cuotas de empleo público.

En el ámbito de la participación pública y el acceso al ocio y la cultura, reclamaron el acceso libre y gratuito de la persona de apoyo para evitar el sobrecoste económico de las actividades, y entornos preparados para que las personas con discapacidad puedan disfrutar del ocio en los mismos lugares que el resto de la sociedad.

Virginia Blanco y Óscar Arroyo en la puerta del Congreso de los Diputados. Foto: Grupo AMÁS.

Virginia Blanco y Óscar Arroyo en la puerta del Congreso de los Diputados. Foto: Grupo AMÁS.

Reclamaron también una educación realmente inclusiva, que no les deje fuera desde el principio, con apoyos permantentes, justos, solidarios e individualizados.

La situación de la mujer con discapacidad intelectual también tuvo su espacio en el debate, expresando el derecho de las mujeres con discapacidad intelectual a sentirse mujeres plenas y protegidas del maltrato, el abuso o de las esterilizaciones forzosas.

Los participantes pusieron de relieve la situación de las más de 60.000 personas que con más necesidades de apoyo que también tienen derechos y los de sus familias, “para que no acaben sacrificando toda su vida por la de su familiar.”

Un amplio abanico de reivindicaciones que en pleno siglo XXI aún siguen reclamando las personas con diversidad funcional, en esta ocasión la sede de la soberanía popular, el Congreso de los Diputados y todas las formaciones políticas tienen la ocasión histórica de demostrar que no hay ciudadanos de primera y de segunda.

Los partidos políticos del Ayuntamiento de Fuenlabrada apoyan de forma unánime el fin de las listas de espera en los servicios de Atención Temprana

Pleno del Ayuntamiento de Fuenlabrada.

Pleno del Ayuntamiento de Fuenlabrada.

 

La moción aprobada por el Pleno ha sido presentada ante el Ayuntamiento de Fuenlabrada por la asociación Aspandi, perteneciente a Grupo AMÁS y ha obtenido el respaldo del Grupo Socialista, Grupo Municipal del Partido Popular, Ganar Fuenlabrada, Ciudadanos e Izquierda Unida CM-Los Verdes.

 

 

Esta moción supone un paso al frente por parte del  Ayuntamiento de Fuenlabrada, en apoyo de la justa reivindicación de las familias con niños y niñas entre 0 y 6 años con diagnósticos conocidos, problemas de maduración, o del desarrollo o riesgos de padecerlos.

Junto al drama de la detección de un problema en el recién nacido o un menor de seis años, estos padres y madres se enfrentan a largas listas de espera para acceder a los tratamientos que sus pequeños necesitan con urgencia. Un proceso que en nuestra región cambió hace unos cinco años con la creación del CRECOVI sin que haya aportado fluidez al mismo.

Más de un año de espera y una plaza pública que puede no llegar nunca.

La Atención Temprana es, como su nombre indica, un conjunto de intervenciones con el niño y la niña y su familia, de manera inmediata a la detección de un problema de desarrollo o maduración o, el riesgo de padecerlo.

Por ella pasan, o debieran pasar, los niños y niñas con alguna discapacidad ya diagnosticada o cuando se detectan dificultades en el desarrollo, pero en todo caso, todos ellos se deberían beneficiar de una intervención temprana con distintas metodologías: fisioterapia, logopedia, psicomotricidad, psicoterapia, estimulación precoz, etc., y un enfoque de apoyo y empoderamiento de la familia para ejercer con confianza su rol parental.

Centro de Atención Temprana de Grupo AMÁS. Foto: Grupo AMÁS.

Centro de Atención Temprana de Grupo AMÁS. Foto: Grupo AMÁS.

En la Comunidad de Madrid el Servicio de Atención Temprana engloba a niños y niñas de entre 0 y 6 años y tiene que pasar obligatoriamente por el Centro Regional de Coordinación y Valoración Infantil (CRECOVI), dependiente de la Consejería de Asuntos Sociales y Familia.

Una vez detectada la situación de riesgo de una posible discapacidad, por los profesionales sanitarios, educativos o sociales, las familias deben presentar una solicitud ante este organismo que valora el caso y hace un dictamen de necesidad de Atención Temprana, así como el tratamiento y tiempo recomendado, pasando posteriormente a una segunda lista de espera para el acceso de una plaza en un Centro. La realidad es que desde que los profesionales detectan un problema, hasta que el niño o niña recibe el tratamiento que necesita en Atención Temprana, pueden pasar meses e incluso más de un año.

Para el pequeño o pequeña esto supone perder un tiempo clave, ya que en los primeros meses de vida es cuando las intervenciones son más efectivas, de forma que puede suponer una diferencia en calidad de vida cuando sea adulto.

El proceso burocrático implantado en la Comunidad de Madrid ha llevado a una situación sorprendente: objetivamente ahora están llegando menos niños menores ni de un año a los Centros de Atención Temprana que hace 5 años, no porque no haya casos, sino porque los trámites administrativos son demasiado largos y los primeros meses desde la detección se quedan en espera.

Reducción de los plazos de lista de espera a un máximo de tres meses.

La moción aprobada por el Ayuntamiento de Fuenlabrada va a ser remitida a la Consejería de Políticas Sociales y Familia, de la Comunidad madrileña, así como a la Asamblea de Madrid.

En ella todos los partidos políticos de Fuenlabrada (Grupo Socialista, Grupo Municipal del Partido Popular, Ganar Fuenlabrada, Ciudadanos e Izquierda Unida CM-Los Verdes), piden a la Asamblea y al Gobierno regional que adopten con urgencia las reformas y medidas necesarias para reducir el tiempo de espera a un máximo de tres meses.

Asamblea de Madrid.

Asamblea de Madrid.

Al principio de esta legislatura se ampliaron unas 600 plazas en la red pública madrileña, pero a fecha de hoy se muestran muy insuficientes y sólo en Fuenlabrada se calcula que hay más de un centenar de niños y niñas menores de 0 a 6 años en lista de espera.

El Ayuntamiento de Fuenlabrada ha querido mostrar su apoyo a la adopción de medidas para solucionar esta situación que en toda la Comunidad de Madrid afecta a más de 1.300 familias.

Como ha demostrado el Consistorio de Fuenlabrada, se trata de una petición que genera una corriente de opinión capaz de poner de acuerdo a todos los representantes de los ciudadanos, ya que al margen de las ideologías, se trata de apoyar una causa justa en una sociedad que sabe que en esta materia no caben las demoras y que debe verse correspondida en las modificaciones necesarias que debe acometer la Comunidad de Madrid con el apoyo de la cámara regional para terminar con una situación a todas luces injusta.

ASPANDI, miembro de Grupo AMÁS, es parte activa en Plena Inclusión Madrid, la Federación que desde hace 40 años defiende los derechos de las personas con discapacidad intelectual y del desarrollo y sus familias en nuestra Comunidad, quien se ha mostrado satisfecha por la moción y el unánime apoyo recibido y considera que la toma de conciencia por parte de la institución más próxima a las familias es fundamental para contribuir a encontrar la solución que estas y sus niños y niñas se merecen.

Equipo de trabajo de Grupo AMÁS. Foto: Grupo AMÁS.

Trabajar en red, la fórmula de Grupo AMÁS para multiplicar los impactos positivos

Equipo de trabajo de Grupo AMÁS. Foto: Grupo AMÁS.

Equipo de trabajo de Grupo AMÁS. Foto: Grupo AMÁS.

Cerca de 30 personas de Grupo AMÁS participan de manera activa en grupos de trabajo, comisiones, equipos y observatorios de Plena Inclusión Madrid.

Esta fórmula de acción es la manera efectiva de Grupo AMÁS de manifestar la vocación de la entidad del trabajo en red y en favor de una misma MISIÓN: mejorar la calidad de vida de cada persona con discapacidad y su familia. Con ello, el objetivo es contribuir a la creación de una sociedad más justa y solidaria, siendo conscientes de que “juntos somos más fuertes” y podemos llegar más lejos en el cumplimiento de la misión.

Cada seis meses, este grupo de profesionales de Grupo AMÁS, formado por cerca de treinta personas, se reúne para revisar la marcha del trabajo de cada uno de los grupos donde participamos y hacer propuestas para que puedan ser tenidas en consideración por el resto de participantes y escuchar también las ideas de los demás para enriquecernos.

La conclusión más destacada de este encuentro, ha sido  la unanimidad de todos los participantes en torno a la idea de que estos foros, con el reto de entidades de Madrid, sirvan para impulsar de manera más decidida acciones que ayuden a lograr los objetivos del Plan Estratégico de Plena Inclusión Madrid hasta el 2020.

Plena Inclusión Madrid cumple en 2018 40 años y Grupo AMÁS, a través de su asociación AFANDEM, han sido socios fundadores de este movimiento social.  Cuatro décadas después seguimos comprometidos en construir un cambio social junto a otras entidades, con el anhelo de afinar de manera práctica resultados coherentes con nuestra misión compartida.

Que por nuestra presencia y trabajo no quede.

 

Óscar Arroyo, Elena Muñoz y David García, representantes de Comité Ciudadanía en la Jornada "Yo también cuento".

Comité Ciudadanía de Grupo AMÁS, toma la palabra en la Jornada “Yo también cuento”, organizada por Plena Inclusión Madrid

Óscar Arroyo, Elena Muñoz y David García, representantes de Comité Ciudadanía en la Jornada "Yo también cuento".

Óscar Arroyo, Elena Muñoz y David García, representantes de Comité Ciudadanía en la Jornada “Yo también cuento”.

 

 

Óscar Arroyo, Elena Muñoz y David García, autogestores de Comité Ciudadanía han intervenido ante 500 personas para explicar las experiencias de participación y toma de decisiones de las personas con discapacidad intelectual en Grupo AMÁS.

 

La jornada “Yo también cuento” ha reunido este martes a 500 personas procedentes de 13 entidades de la red Plena Inclusión Madrid en el Palacio de los Duques de Pastrana de la capital madrileña, en este acto realizado con la colaboración de la Fundación Repsol.

El objetivo de este foro es presentar los resultados y las experiencias de representación y participación de las personas con discapacidad intelectual en los espacios de toma de decisiones de las entidades del movimiento asociativo.

Y entre ellas ha estado presente Grupo AMÁS con la participación de Comité Ciudadanía, un órgano formado por 17 personas con discapacidad intelectual que han sido elegidos democráticamente por sus compañeros y compañeras para defender sus derechos. Tres de sus representantes, Óscar Arroyo, Elena Muñoz y David García, han mostrado sus logros, necesidades y derechos.

Democracia, participación política y derechos sexuales en la Jornada “Yo también cuento”.

Las cifras del proyecto “Yo también cuento” de Plena Inclusión Madrid, hablan por sí solas: Han participado 13 entidades, se han iniciado 11 procesos electorales, 13 cursos de formación de 50 horas cada uno en autorepresentación. Han participado 166 personas con discapacidad intelectual o del desarrollo y se ha formado a 37 personas de apoyo con 41 acciones de sensibilización de las que se han beneficiado más de 1.400 personas del entorno.

Entrega de diplomas a los participantes de la Jornada "Yo también cuento". Foto: Plena Inclusión Madrid.

Entrega de diplomas a los participantes de la Jornada “Yo también cuento”. Foto: Plena Inclusión Madrid.

Unas resultado que han quedado patentes en las intervenciones de los tres miembros de Comité Ciudadanía de Grupo AMÁS que han explicado sus experiencias en la toma de decisiones en temas tan importantes para cualquier ciudadano como son la democracia, la participación en decisiones políticas y los derechos sexuales de las personas con discapacidad intelectual de la entidad.

Así, Óscar Arroyo ha explicado a los asistentes el proceso electoral con el que se configuró Comité Ciudadanía, tras un procedimiento democrático en el que se presentaron candidatos y candidatas ante un censo de 698 personas, de las que votaron el 88%. “De esta elección salieron las 17 personas que hoy conformamos el segundo Comité Ciudadanía”, ha dicho Óscar Arroyo que afronta ahora su segunda legislatura en este órgano.

Consciente de su responsabilidad democrática, este hombre con discapacidad intelectual ha explicado que el nuevo Plan de Acción 2018-2020 que ya está en marcha, tiene como fin cumplir las promesas electorales que Comité Ciudadanía hizo a sus votantes: “Una de ellas es atender las peticiones de las asambleas de talleres y viviendas para apoyarles en su esfuerzo por tener una vida más digna”

Finalmente Óscar Arroyo ha expresado la necesidad de que otras instituciones y organizaciones públicas conozcan este proyecto y sigan su ejemplo.

Por su parte, Elena Muñoz ha compartido su experiencia en participación política en el Ayuntamiento de Alcorcón, allí acude a la mesa de distrito número 1 para expresar sus ideas y obtener información de los temas que afectan a su ciudad. Esta mujer con discapacidad intelectual ha hecho un llamamiento a los políticos para que dialoguen y estas dos peticiones urgentes: “Reclamamos más vivienda social y que las personas de apoyo no tengan que pagar en polideportivos o instalaciones municipales cuando acompañan a personas con discapacidad intelectual”.

David García ha explicado en la Jornada “Yo también cuento”, su experiencia como activista de Comité Ciudadanía en la acción que se desarrolló con motivo del Día del Orgullo Gay. “Mis compañeros y yo queríamos que se reconociera el derecho a la diversidad sexual de las personas con discapacidad intelectual tanto en sus casas, residencias, en la sociedad y las instituciones públicas y privadas.”

Tres ejemplos del carácter transformador de este proyecto que está contribuyendo a cambiar el mundo. Y así lo destacaron en la inauguración de la jornada  Javier Luengo, director general de Plena Inclusión Madrid; Enrique Galván, director de Plena Inclusión España; Ignacio Egea, vicepresidente de Fundación Repsol y Belén Prado Sanjurjo, viceconsejera de Políticas Sociales y Familia de la Comunidad de Madrid.

Por su parte, con enorme satisfacción y orgullo valoraron los presidentes de las asociaciones de Grupo AMÁS presentes en el acto la participación de los representantes del Comité así como todo el trabajo que vienen realizando en el día a día de AMÁS.

Asamblea de Madrid.

Plena Inclusión Madrid pide a la Consejería y a los grupos parlamentarios, mejoras en la red de atención a personas con discapacidad en los próximos Presupuestos

Asamblea de Madrid.

Asamblea de Madrid.

 

 

Según Mariano Casado, presidente de Plena Inclusión Madrid, de no tomarse medidas ahora, el mantenimiento de la actual red de centros puede ponerse en peligro y con ello la atención a miles de personas con discapacidad intelectual.

 

Plena Inclusión Madrid (Federación de Organizaciones a favor de personas con discapacidad intelectual de Madrid), ha lanzado el pasado jueves 19 de octubre esta petición a la Consejería de Políticas Sociales y Familia de la Comunidad de Madrid y a los grupos parlamentarios. Mariano Casado, presidente de la entidad ha advertido a las instituciones políticas de la Comunidad de Madrid que sino abordan mejoras en la red de atención a personas con discapacidad intelectual, se estará poniendo en peligro el mantenimiento de la actual red de centros y la atención a miles de ciudadan@s de este colectivo.

Casado explicó que los próximos presupuestos generales de la Comunidad de Madrid deben tratar de compensar los importantes recortes llevados a cabo durante estos años a raíz de la crisis y que ha puesto en serias dificultades de sostenibilidad a las entidades sociales sin ánimo de lucro.

Mariano Casado, Presidente de Plena Inclusión Madrid en el centro, junto con Carlos Pérez, Presidente de Grupo AMÁS y Felipe Talavera (ASPANDI). Foto: Grupo AMÁS.

Mariano Casado, Presidente de Plena Inclusión Madrid en el centro, junto con Carlos Pérez, Presidente de Grupo AMÁS y Felipe Talavera (ASPANDI). Foto: Grupo AMÁS.

El presidente de Plena Inclusión Madrid, apuntó que la actual red de centros de atención a personas con discapacidad intelectual o del desarrollo es fruto del trabajo conjunto entre la propia Comunidad y las organizaciones sociales de familias y un referente en toda España, pero –matizó- “ si queremos que de verdad siga siéndolo, es preciso abordar los problemas a los que nos enfrentamos”.

En este sentido, recordó que la crisis afectó de manera muy importante a las entidades sin ánimo de lucro de Plena Inclusión Madrid, en un momento en el que confluyeron varios factores, como el aumento de las necesidades sociales del conjunto de la población, las restricciones presupuestarias importantes tanto de las administraciones públicas como de las entidades sociales, la falta de liquidez, el descenso de la actividad económica y la disminución de las aportaciones privadas.

El movimiento asociativo dio entonces ejemplo de solidaridad y compromiso con el mantenimiento de una red de atención al colectivo de personas con discapacidad intelectual creada con el esfuerzo de las familias durante muchos años y sostenida gracias, a la hasta ahora, estrecha colaboración entre las entidades sociales y la Comunidad de Madrid.

 A pesar de las dificultades, las entidades han seguido trabajando con gran esfuerzo para garantizar, por encima de todo, la calidad de la atención a las personas con discapacidad intelectual o de desarrollo A día de hoy, añadió, “la situación comienza a ser insostenible” por lo que apeló a la responsabilidad de la Consejería de Políticas Sociales y Familia y a los grupos parlamentarios a prestar atención urgente a esta cuestión, “porque lo que está en juego es la calidad de atención a las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo que se vería gravemente cercenada si no comienzan a tomarse medidas”.

Mariano Casado recordó que “las entidades sociales, constituidas por familias de personas con discapacidad intelectual, han llegado al límite de su esfuerzo, y no podemos permitir que la inacción política nos lleve a una deriva en la que los verdaderos perjudicados serán personas con discapacidad intelectual que ya de por sí forman parte de un colectivo en riesgo de exclusión social”.

“Si no existe sensibilidad suficiente para abordar de manera urgente esta cuestión, se estará abocando a miles de personas a una situación de difícil justificación y en la que la responsabilidad recaerá directamente en las Administraciones al ignorar las demandas de un sector que ha dado muestras permanentes de lealtad y colaboración institucional.”

Según Mariano Casado, se ha llegado a un punto en el que hay que actuar de manera urgente para evitar que la situación del colectivo empeore de manera irreversible, sin perder de vista también una planificación a medio y largo plazo para evitar la repetición constante de situaciones similares.

 Plena Inclusión Madrid ha demandado también a la Comunidad madrileña que se aborde un nuevo modelo de concierto social, posibilidad aplicable tras la directiva 2014/24/UE de 26 de febrero sobre Contratación Pública de la UE, que daría más estabilidad al sector y, por tanto, a la atención a los más de 34.000 madrileños y madrileñas con discapacidad intelectual o del desarrollo.

Artistas de AMÁS Escena. Foto: Grupo AMÁS.

AMÁS Escena seleccionado en el Proyecto de Residencias Artísticas “Espacio Convergente” de Plena Inclusión Madrid y Fundación Repsol

Artistas de AMÁS Escena. Foto: Grupo AMÁS.

Artistas de AMÁS Escena. Foto: Grupo AMÁS.

 

El grupo de artes escénicas de Grupo AMÁS ha sido seleccionado en la primera convocatoria de este proyecto, que apuesta por construir espacios de encuentro entre artistas, con y sin discapacidad intelectual, que trabajan en montajes profesionales.

 

Artistas, bailarin@s, actores, actrices, a los que les une la pasión por el arte y la expresión, pero sin nada que les separe, al margen de sus distintas capacidades, aprendiendo juntos y buscando nuevas oportunidades laborales en el mundo de las artes escénicas.  Es el objetivo del proyecto Residencias Artísticas Espacio Convergente, que acaba de fallar los beneficiarios de las tres becas de esta primera convocatoria que arranca oficialmente en octubre de 2017. Las residencias forman parte del proyecto Más Cultura=Más Inclusión, de Plena Inclusión Madrid y Fundación Repsol.

Clase de danza en AMÁS Escena. Foto: Grupo AMÁS.

Clase de danza en AMÁS Escena. Foto: Grupo AMÁS.

El programa AMÁS Escena, de Grupo AMÁS, ha sido uno de los tres seleccionados, se trata del grupo de artes escénicas de la entidad, en el que personas con discapacidad intelectual se forman en interpretación y danza con un objetivo profesional.

Un proyecto que ya ha dado sus frutos, con la contratación de est@ s artistas en numerosos trabajos como cortos, anuncios publicitarios, coreografías, espectáculos y películas, la última participación profesional se ha producido en el filme “Campeones” de Javier Fesser, que se estrena en marzo de 2018.

 

Visibilidad y empleo para artistas con discapacidad intelectual.

El grupo de artes escénicas de Grupo AMÁS, AMÁS Escena va a tener la oportunidad, gracias a esta beca, de trabajar con el coreógrafo David Guerra, lo que supone, según Allende López, responsable de este programa, un nuevo campo de posibilidades para artistas con discapacidad intelectual: “Consideramos esta Residencia Artística como una nueva oportunidad de participación para las personas en producciones de carácter profesional. Poder contar con el coreógrafo David Guerra durante dos meses, supondrá tener la posibilidad de generar una acción de impacto y visibilidad que cale de lleno en la Industria Cultura y Creativa, donde él, tiene ya un largo recorrido”.

L@s artistas que componen AMÁS Escena contarán dos días a la semana con sesiones destinadas a la creación coreográfica y producción audiovisual, una formación absolutamente profesional que dará oportunidades de empleo a personas con discapacidad intelectual interesadas en el proceso creativo: “ El Proyecto Espacio Convergente permitirá que personas de AMÁS Escena con otros perfiles artísticos, enfocados a la producción musical, el diseño de vestuario o el atrezzo, formen parte de esta pieza que esperamos poder estrenar en el mes de enero”, nos dice Allende López.

El espectáculo dirigido por Guerra es “Pasos”, un proyecto coreográfico de danza contemporánea que se plantea como un trabajo interdisciplinar que incluye la videocreación.

Actuación de AMÁS Escena. Foto: Grupo AMÁS.

Actuación de AMÁS Escena. Foto: Grupo AMÁS.

El coreógrafo David Guerra es titulado en Grado Superior de Interpretación y Coreografía de Danza Contemporánea en el Conservatorio Superior de Danza María de Ávila, en Madrid, además compagina su actividad como director, creador e intérprete de la Compañía Kubuk Danza, con proyectos pedagógicos y colaboraciones con otras compañías.

Junto a AMÁS Escena, de Grupo AMÁS, han sido seleccionadas otras dos entidades que forman parte de Plena Inclusión Madrid para este proyecto de inclusión creativa, se trata de Fundación Esfera y Fundación Gil Gayarre.

Gracias al proyecto Residencias Artísticas Espacio Convergente, durante dos meses artistas con y sin discapacidad intelectual, van a compartir participación, formación y aprendizaje, en definitiva cultura y enriquecimiento artístico de los que al final, tod@ s nos beneficiamos.

Los profesores Fuminori Tamba, Keiko Fakuda y Yuri Ota durante su visita al Centro Residencial Nuevo Parque Polvoranca de Grupo AMÁS. Foto: Grupo AMÁS.

Expertos de cuatro Universidades de Japón visitan Grupo AMÁS para conocer el modelo de Residencias de la entidad, implantada en la Comunidad de Madrid

Los profesores Fuminori Tamba, Keiko Fakuda y Yuri Ota durante su visita al Centro Residencial Nuevo Parque Polvoranca de Grupo AMÁS. Foto: Grupo AMÁS.

Los profesores Fuminori Tamba, Keiko Fakuda y Yuri Ota durante su visita al Centro Residencial Nuevo Parque Polvoranca de Grupo AMÁS. Foto: Grupo AMÁS.

 

Los profesores Fuminori Tamba, Keiko Fakuda y Yuri Ota, pertenecientes a las Universidades de Kyoto, Fukushima, Aichi y Otani, han recorrido las instalaciones de las Residencias Nuevo Parque Polvoranca , Los Pinos y Hogares Vivienda de Leganés, pertenecientes a Grupo AMÁS.

 

Académicos de diferentes Universidades de Japón están realizando un estudio sobre los modelos europeos en la atención a personas con discapacidad intelectual, un viaje que les llevará a distintas Comunidades Autónomas. En el caso de Madrid y tras consultar con Plena Inclusión, han decidido conocer el modelo que aplica Grupo AMÁS en sus Residencias, una fórmula que pasa por la autonomía personal, la calidad de vida y la inclusión.

Así, este viernes los profesores Fuminori Tamba, Keiko Fakuda y Yuri Ota ( Universidad Ritsomeikan, Universidad de Fukushima, Universidad del Bienestar de Japón y Universidad Kanako Nakano de Otani), han recorrido las instalaciones del Centro Residencial Nuevo Parque Polvoranca, Residencia Los Pinos y Hogares Vivienda de Leganés. Los académicos japoneses han mostrado gran interés en el modelo de Orientación a Resultados Personales que aplica Grupo AMÁS en todos sus centros y que se basa en distintos pilares como fomentar la autonomía personal, la calidad de vida, ciudadanía y la inclusión de las personas con discapacidad intelectual.

Impresionados por los objetivos que Grupo AMÁS hace realidad.

Los tres expertos nipones han comprobado realidades muy diferentes, desde las personas con discapacidad intelectual autónomas, las que necesitan grandes necesidades de apoyo, las más jóvenes y las que han entrado en un proceso de envejecimiento. Para todas ellas, la entidad Grupo AMÁS centra sus esfuerzos de forma individual huyendo del modelo asistencial institucionalizado y focalizando en las necesidades y los deseos de cada persona.

Un modelo que ha sorprendido a los profesores Tamba, Fakuda y Ota, ya que en Japón tras superar la vergüenza que hace unos años suponía tener un familiar con discapacidad, actualmente el país ha tejido una red de apoyos que comparte los objetivos que en Grupo AMÁS ya son realidad y que para los japoneses aún son meras teorías.

“Nos sorprende como las personas con discapacidad intelectual son los protagonistas de sus vidas”, han afirmado los académicos tras visitar las instalaciones, desde la moderna Sala Multisensorial de la Residencia Nuevo Parque Polvoranca, las salas de actividades, rehabilitación, terapias y las habitaciones personalizadas  a su gusto por las personas con discapacidad, igual que haría cualquier ciudadano en su propia casa.

Sala Multisensorial del Centro Residencial Nuevo Parque Polvoranca. Foto: Grupo AMÁS.

Sala Multisensorial del Centro Residencial Nuevo Parque Polvoranca. Foto: Grupo AMÁS.

Así mismo han valorado muy positivamente el Centro Especial de Empleo de Leganés en el que trabajadores con diversidad funcional están empleados en servicios como, por ejemplo, lavandería o el catering AMÁS Antojo, realizando el 70% de su actividad para empresas externas que confían en su profesionalidad. Un sistema que les permite inclusión laboral, social e independencia, al igual que el resto de los ciudadanos españoles.

Visita a la lavandería del Centro Especial de Empleo. Foto: Grupo AMÁS.

Visita a la lavandería del Centro Especial de Empleo. Foto: Grupo AMÁS.

Hacia un modelo de viviendas en comunidad.

Los profesores japoneses han podido comprobar de la mano de los auténticos protagonistas, las personas con discapacidad intelectual, el modelo que aplica Grupo AMÁS y que supone un mandato de su Plan Estratégico 2017-2020, tendente a buscar la autonomía personal de personas con discapacidad intelectual fuera de las residencias institucionalizadas, hacia una fórmula de viviendas normalizadas en la comunidad.

Los profesores japoneses durante su visita a la Residencia y Hogares Vivienda Los Pinos. Foto: Grupo AMÁS.

Los profesores japoneses durante su visita a la Residencia y Hogares Vivienda Los Pinos. Foto: Grupo AMÁS.

Así, Antonio, un hombre con discapacidad intelectual de 52 años y una chica de 25, ambos viven en la Residencia Los Pinos, han ejercido de guías, explicando a la delegación japonesa como todos deciden las actividades que quieren hacer, se ayudan entre ellos, gestionan su dinero, colaboran en las labores de la casa, ya que al fin y al cabo la Residencia es su hogar, deciden sus horarios, su ocio, amigos y sexualidad.

En este sentido, Antonio ha impresionado a los profesores japoneses al contarles y enseñarles, con total normalidad, la habitación que comparte con su novia, al igual que hacen miles de españoles y españolas en su vida cotidiana.

A la izquierda de la imagen, Antonio enseña la habitación que comparte con su pareja a los expertos japoneses. Foto: Grupo AMÁS.

A la izquierda de la imagen, Antonio enseña la habitación que comparte con su pareja a los expertos japoneses. Foto: Grupo AMÁS.

Con un régimen de puertas abiertas, las Residencias de Grupo AMÁS están volcadas al exterior, todas las actividades se hacen junto a personas, con y sin discapacidad intelectual. Una circunstancia que junto al modelo de empoderamiento y autonomía, pretende ir hacia un modelo de vivienda no institucionalizada, ni rígida, sino basada en hogares en comunidad en los que las personas con discapacidad intelectual lleven una vida autónoma con los apoyos que cada una de ellas necesite según sus circunstancias.

Tras conocer el modelo de Grupo AMÁS, los profesores japoneses Fuminori Tamba, Keiko Fakuda y Yuri Ota, van a visitar San Sebastián y Málaga para recabar más datos y aprender de las experiencias positivas aplicables en la mejora de la calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual.

De izquierda a derecha, Aitor Perlines, Ana María Rodrigo e Ismael Carrillo. Foto: Grupo AMÁS.

“Yo también cuento”: Personas con discapacidad intelectual de Grupo AMÁS se forman en participación ciudadana en los Ayuntamientos

De izquierda a derecha, Aitor Perlines, Ana María Rodrigo e Ismael Carrillo. Foto: Grupo AMÁS.

De izquierda a derecha, Aitor Perlines, Ana María Rodrigo e Ismael Carrillo. Foto: Grupo AMÁS.

Ana María Rodrigo, Concejala de Igualdad, Mayores y Sanidad del Ayuntamiento de Móstoles y Aitor Perlines, Director General de la Concejalía, han explicado a los asistentes al programa de Plena Inclusión, el funcionamiento de los Ayuntamientos y las posibilidades de los ciudadanos de participar activamente en sus municipios.

 

¿Cómo funciona un Ayuntamiento?, ¿cómo pueden participar los vecinos para expresar sus opiniones, quejas o sugerencias?. Son preguntas a las que la mayoría de los ciudadanos no saben responder, una falta de información que se multiplica para las personas con discapacidad intelectual. Por eso el programa “Yo también cuento” dedica un capítulo importante a esta parte de la formación que, tratando distintos temas, se va a extender desde enero hasta el mes de julio de este año.

Cómo participar y forma de organización de los Ayuntamientos.

Ismael Carrillo, Director General de Atención a Personas de Grupo AMÁS ha presentado esta formación  que ha tenido lugar en el Centro Parque Coimbra de la entidad, incidiendo en la necesidad de que las personas con discapacidad intelectual se formen para ser los portavoces y guías del colectivo.

Tanto Ana María Rodrigo, la concejala de Igualdad, Mayores y Sanidad del Ayuntamiento de Móstoles, como Aitor Perlines, Director General de la Concejalía, han explicado a los participantes de Grupo AMÁS los distintos niveles de Gobierno y participación ciudadana de las corporaciones municipales.

Ana María Rodrigo, Concejala de Igualdad, Mayores y Sanidad del Ayuntamiento de Móstoles. Foto: Grupo AMÁS.

Ana María Rodrigo, Concejala de Igualdad, Mayores y Sanidad del Ayuntamiento de Móstoles. Foto: Grupo AMÁS.

Y lo han hecho ante un público que, formado por personas con discapacidad intelectual, ha sorprendido por su nivel de formación y atención a todos los aspectos que suponen la posibilidad de los ciudadanos de tener voz y voto en los asuntos municipales.

Así, Ana María Rodrigo y Aitor Perlines han desgranado desde el proceso electoral, la elección de los alcaldes, la formación de las corporaciones municipales y sobre todo las formas de participación ciudadana en los plenos municipales, consejos sectoriales, juntas de distrito o presupuestos participativos, como los que ya funcionan en Móstoles, municipio regido por el alcalde socialista David Lucas.

“Derecho a votar y a ser votados”.

El derecho al voto, una de las principales reivindicaciones de Comité Ciudadanía de Grupo AMÁS, ha sido uno de los temas tratados en la formación. Sus 17 miembros electos por todas las personas con discapacidad intelectual de la entidad, han estado presentes junto con el resto de participantes en el Programa de Ciudadanía de Grupo AMÁS.

Aitor Perlines, Director General de la Concejalía de Igualad, Mayores y Sanidad del Ayuntamiento de Móstoles. Foto: Grupo AMÁS.

Aitor Perlines, Director General de la Concejalía de Igualad, Mayores y Sanidad del Ayuntamiento de Móstoles. Foto: Grupo AMÁS.

Son personas con discapacidad intelectual que tienen muy claros sus derechos, entre ellos su derecho al voto. A preguntas de los asistentes, tanto Ana María Rodrigo como Aitor Perlines han asegurado: “Todas las personas mayores de edad, sin una sentencia judicial que lo impida, tienen derecho a votar y a ser votados”. Una realidad que en ocasiones, para las personas con discapacidad intelectual no se cumple y que es una de las luchas sociales emprendidas por las entidades que forman Plena Inclusión, como es el caso de Grupo AMÁS.

“Yo también cuento”.

El programa de Plena Inclusión Madrid cuenta con la colaboración de la Fundación Repsol. Con una duración total de siete meses engloba distintos ámbitos de formación a personas con discapacidad intelectual buscando su autonomía y empoderamiento social y ciudadano.

El curso de auto-representantes está formado por distintos módulos que van desde la discapacidad y el movimiento asociativo, la inclusión de las personas con discapacidad intelectual, la capacidad de representar, el trabajo en equipo, las formas de participación ciudadana o las habilidades para hablar en público.

Yo también cuento es un proyecto liderado por Plena Inclusión Madrid y en el que participan trece entidades federadas entre las que se encuentra Grupo AMÁS. Persigue impulsar la auto representación de las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo, para que sean ellos mismos quien pongan voz a sus demandas, inquietudes y reivindicaciones.

Presentación de AMÁS Fácil. Foto Grupo AMÁS.

AMÁS Fácil: utilizando la lectura fácil, las empresas llegarían al 30% de la población con dificultades en comprensión lectora

Presentación de AMÁS Fácil. Foto Grupo AMÁS.

Presentación de AMÁS Fácil. Foto Grupo AMÁS.

Grupo AMÁS ha presentado a administraciones, empresas y entidades su proyecto AMÁS Fácil en un acto al que han asistido: Virginia Jiménez, concejala de Servicios Sociales de Leganés, Plena Inclusión Madrid, Fundación Universia y la Editorial Loqueleo.

 

¿Tus clientes no te entienden?, hazlo fácil, utiliza lectura fácil. Con esta sencilla pregunta el proyecto AMÁS Fácil se ha presentado hoy a empresas, administraciones y entidades con el fin de implantar una iniciativa cien por cien inclusiva: la lectura fácil. Tal y cómo ha señalado Ismael Carrillo, Director General de Atención a Personas de Grupo AMÁS, “detrás de este proyecto hay un compromiso ético, es necesario implantar la voluntad en la transparencia para que la comunicación sea accesible a todos”. Y cómo ejemplo, Carrillo ha señalado algo que a todos nos afecta: el recibo de la luz, se trata de un documento incomprensible para todos los ciudadanos, por lo que las empresas que implanten lectura fácil, estarán apostando por su prestigio, confianza y transparencia.

A parte de los beneficios empresariales, están los sociales y laborales. La lectura fácil supone una oportunidad laboral profesionalizada para personas con discapacidad intelectual, ya que miembros de este colectivo, que han sido formados para ello, son los validadores de textos, certificando que son comprensibles para toda la población en general.

 Javier Luengo, gerente de Plena Inclusión Madrid ha reivindicado la necesidad de que toda la información importante esté adaptada a todos los ciudadanos: “la lectura fácil no es una moda pasajera y en este sentido, Grupo AMÁS no sólo reivindica, también ofrece soluciones.

Los primeros pasos: el Ayuntamiento de Leganés prepara un plan de accesibilidad cognitiva y la editorial Loqueleo saca en septiembre libro en lectura fácil.

Son algunos de los ejemplos que han quedado patentes en el acto de presentación de AMÁS Fácil: administraciones y empresas empiezan a comprender que ciudadanos  y clientes necesitamos una comunicación sencilla, clara y transparente. En este sentido, Virginia Jiménez, Concejala de Asuntos Sociales del Ayuntamiento de Leganés ha señalado. ” estamos desarrollando un proyecto de accesibilidad cognitiva con una duración de tres años, con el que queremos convertir a Leganés en uno de los municipios más accesibles de España”.

Por su parte la editorial “Loqueleo” también apuesta por la cultura inclusiva, con la colaboración de AMÁS Fácil, está a punto de salir al mercado el libro “El amor es complicado”, doce historias de amor que suponen una literatura inclusiva, no solo para personas con discapacidad intelectual, sino para colectivos mucho más amplios, como extranjeros, personas mayores y amplios colectivos que tienen dificultades para comprender facturas, impuestos, contratos o derechos en general.

Tres de cada diez personas tienen dificultades en la comprensión lectora.

El 30% de la población no entiende bien la comunicación lanzada por administraciones o empresas, esto quiere decir que muchos empresarios están perdiendo clientes y la administración no llega a una gran parte de los ciudadanos. Es una de las conclusiones del Plan de Marketing desarrollado para AMÁS Fácil por Yipin Zhang, alumno en prácticas de la Universidad Carlos III.

Pero hay muchos más datos: actualmente hay 3 millones de parados con discapacidad, una tasa que supone el 32,2% y que bajaría si se implantase la lectura fácil, ya que muchas de estas personas con discapacidad intelectual accedería al mercado laboral como validadores de textos. ¿La consecuencia?, más personas cotizando y más dinero a las arcas públicas, al tiempo que las empresas ganarían clientes, generando más beneficios y por tanto mayor crecimiento y riqueza económica.

Los beneficios para las empresas, administraciones y entidades que decidan utilizar la lectura fácil.

La lista es interminable, aunque el primer beneficio, como ha señalado Virginia Jiménez, Concejala de Servicios Sociales de Leganés ” es crear ciudadanía y confianza, ofreciendo transparencia conseguimos una mayor participación de los ciudadanos”.

De Izquierda a derecha: Sergio G. Aguinaga, AMÁS Fácil, Virginia Jiménez, Concejala Asuntos Sociales de Leganés, Carlos Sánchez, coordinador AMÁS Fácil, Ángel Medina, miembro de AMÁS Fácil, Maite Malagón, editorial Loqueleo, Óscar García, Plena Inclusión Madrid. Foto: Grupo AMÁS.

De Izquierda a derecha: Sergio G. Aguinaga, AMÁS Fácil, Virginia Jiménez, Concejala Asuntos Sociales de Leganés, Carlos Sánchez, coordinador AMÁS Fácil, Ángel Medina, miembro de AMÁS Fácil, Maite Malagón, editorial Loqueleo, Óscar García, Plena Inclusión Madrid. Foto: Grupo AMÁS.

Con la lectura fácil, las empresas ofrecen claridad y generan confianza en sus clientes, de forma que no sólo no los pierden, sino que llegarían a ese 30% de la población que reclama información clara. Los ejemplos son muchos, desde empresas eléctricas, de telefonía, gas, contratos, servicios, impuestos, bancos…

Además, como ha señalado Óscar García (Plena Inclusión Madrid), los empresarios que apuestan por la lectura fácil ganan en productividad, “si un trabajador recibe una comunicación clara, hace su trabajo más rápidamente”.

Un servicio profesionalizado en Grupo AMÁS.

AMÁS Fácil ofrece a empresas, administraciones y entidades el servicio de lectura fácil desde un punto de vista de calidad y sobre todo de profesionalidad. No se trata de resumir textos, es necesario tener una formación para pasar a código de lectura fácil la información. Para ello, AMÁS Fácil cuenta con un grupo de validadores, personas con discapacidad intelectual que han sido formados para supervisar y dar el sello de calidad.

Uno de estos profesionales es Ángel Medina, una persona con discapacidad intelectual que actualmente ya ha trabajado en varios proyectos de AMÁS Fácil: “me ha gustado mucho participar en la formación en lectura fácil a funcionarios del Ayuntamiento de Leganés y colaborar en la adaptación de audio guías en obras de teatro accesible”, dice Ángel. Para él, lo más importante es aprender, enseñar a otros y sentirse útil.

Las empresas, administraciones o entidades que quieran sentirse también útiles y sobre todo, ganar clientes y transparencia, pueden contratar los servicios de AMÁS Fácil utilizando los siguientes canales: correo electrónico amasfacil@grupoamas.org o llamando al teléfono 916942083, también se puede consultar su perfil en Facebook Amás Fácil.

Soraya Moreno, miembro del Comité Ciudadanía de Grupo AMÁS, ejerciendo su derecho al voto. Foto: Grupo AMÁS.

La iniciativa AMÁS Vota consigue que las personas con discapacidad de Grupo AMÁS hayan ejercido libremente su derecho al voto

Soraya Moreno, miembro del Comité Ciudadanía de Grupo AMÁS, ejerciendo su derecho al voto. Foto: Grupo AMÁS.

Soraya Moreno, miembro del Comité Ciudadanía de Grupo AMÁS, ejerciendo su derecho al voto. Foto: Grupo AMÁS.

 

La jornada electoral del 26J se ha desarrollado sin incidentes para las personas con discapacidad intelectual de Grupo AMÁS. A diferencia de lo que ocurrió en las pasadas elecciones de diciembre, cuando se vulneró el derecho al voto en varias mesas electorales.

 

Éxito rotundo de la campaña AMÁS Vota, liderada por el Comité Ciudadanía de Grupo AMÁS formado por personas con discapacidad intelectual.  Ha conseguido el objetivo planteado para las Elecciones Generales que se celebraron ayer España: que ninguna persona con discapacidad de nuestra entidad y con derecho al voto, se viera privada de ejercer libremente el sufragio en las urnas.

Testigos de este triunfo han sido las redes sociales, que con el hashtag #MiVotoCuenta, fueron recogiendo durante todo el día, el momento en el que las personas con discapacidad intelectual de Grupo AMÁS iban depositando en distintos colegios electorales, su voto en las urnas.

votación parque coimbra

 

twitter

Voluntarios de Grupo AMÁS en Leganés y Móstoles.

Una de las razones del éxito ha  sido la gran labor de 16 voluntarios de Grupo AMÁS que han apoyado de forma individualizada a personas con discapacidad intelectual con derecho al voto en colegios electorales de Leganés y Parque Coimbra en Móstoles. Se trata de dos municipios, en los que durante las anteriores elecciones del 20 de diciembre, algunos presidentes de mesa negaron el derecho al voto a personas con discapacidad intelectual, a pesar de  figurar en el censo y sin ningún tipo de restricción legal para votar.

otra votación

Una situación de discriminación que ha sido el detonante de la campaña “AMÁS Vota”, gracias a las iniciativas llevadas a cabo por personas con discapacidad intelectual, se ha conseguido un gran avance: que la sociedad, las instituciones, los partidos políticos y las autoridades dejen de ver a las personas con discapacidad intelectual como ciudadanos de segunda.

Formaciones, charlas y compromiso de los partidos políticos.

En colaboración con Plena Inclusión Madrid, la campaña AMÁS Vota ha estado formada por distintas acciones, desde charlas formativas explicando el procedimiento del voto al Congreso y Senado, hasta explicación de la legislación que protege el derecho al voto de personas con discapacidad intelectual que no hayan sido inhabilitadas expresamente por un juez para ejercer el sufragio.

Un dispositivo que se ha puesto en marcha con el liderazgo del Comité Ciudadanía: se trata de personas con discapacidad elegidos democráticamente por sus compañeros para defender los derechos de este colectivo.

Comité Ciudadanía ha dado toda una lección de organización, entrega y compromiso, demostrando que las personas con discapacidad saben lo que quieren, tienen derecho a lograrlo y utilizan las armas democráticas y legales a su alcance para exigir los mismos derechos que disfrutan los ciudadanos españoles.

Para ello, en Grupo AMÁS se organizó un encuentro con los cuatro principales partidos políticos que han acudido a estas elecciones generales. Con la ausencia del Partido Popular, que declinó la invitación, Psoe, Unidos Podemos y Ciudadanos se comprometieron a impulsar medidas inclusivas en los ámbitos social, laboral, sanitario y educativo.

La declaración de Leganés.

La Declaración de Leganés es un decálogo de reivindicaciones elaborado por personas con discapacidad intelectual. Recoge reivindicaciones tales como el derecho al trabajo, al voto, a tener una vida afectiva y sexual, en definitiva un documento que reclama derechos fundamentales.

El contenido íntegro de la Declaración de Leganés, que  puede consultarse pichando en este enlace, ha significado un antes y un después en el reconocimiento de derechos de las personas con discapacidad intelectual, al obtener la promesa y el compromiso de los principales partidos políticos. Psoe, Unidos Podemos y Ciudadanos se han comprometido a modificar la Ley Electoral que ayer dejó sin derecho al voto a 80.000 personas de forma injusta.

Grupo AMÁS seguirá luchando por las libertades de  las personas con discapacidad intelectual, queda mucho camino por andar, pero garantizar el derecho al voto supone una victoria, en primer lugar de las personas con discapacidad que demuestran su capacidad de lucha, pero también de los profesionales y las familias de Grupo AMÁS.