Entradas

La Fundación “Mejor Igual” apuesta por el modelo de Atención Temprana de Grupo AMÁS en su primera beca Pigamalión

Nuria Marín, Presidenta de la Fundación Mejor Igual con la familia de Liam. Foto: Grupo AMÁS.

Nuria Marín, Presidenta de la Fundación Mejor Igual con la familia de Liam. Foto: Grupo AMÁS.

 

A través de la Fundación “Mejor Igual”, la familia de Liam, que tiene un hermano mayor con diversidad funcional, ha obtenido una beca que ha permitido al pequeño recibir tratamiento de Atención Temprana en el Programa Primeros Pasos, subvencionado por Grupo AMÁS,  hasta obtener una plaza concertada por la Comunidad de Madrid.  Los padres, Irma y Elmer, valoran los avances del pequeño a través del modelo centrado en la familia que aplica Grupo AMÁS.

 

El proyecto Pigmalión de la Fundación Mejor Igual surge a través de una experiencia cercana a su presidenta Nuria Marín: “Nos dimos cuenta desde la Fundación que muchos niños y niñas no pueden recibir tratamientos de Atención Temprana desde los primeros meses por la escasez de plazas públicas y la imposibilidad de las familias de pagar los tratamientos”.

Gracias a esta empatía con la angustia de padres y madres de pequeños con diversidad funcional, surgió la beca Pigmalión en enero de 2019. El proyecto ha beneficiado ya a una familia con dos hijos que necesitan tratamientos de Atención Temprana. El pequeño, Liam, ha asistido durante tres meses al Centro de Atención Temprana de Grupo AMÁS, situado la calle Castilla la Vieja, de Fuenlabrada, allí los profesionales de la entidad aplican el modelo centrado en la familia.

“Se trata de una metodología participativa que incluye a padres y madres como piezas básicas de las intervenciones, partiendo de sus necesidades, se trabajan aspectos prácticos que empoderan a las familias a través de las estrategias pactadas con los profesionales”, explica Ruth Sastre, coordinadora del centro.

Las diferencias con el modelo tradicional de Atención Temprana han sido palpables para la familia de Liam, cuyo hijo mayor no ha asistido a tratamientos en los que se involucra a padres y madres. “Los avances logrados aquí gracias a Fundación Mejor Igual nos están sirviendo para la mejora de nuestros dos hijos”, aseguran Irma Ttito y Elmer Arenas.

Fundación Mejor Igual: Creando redes para que ninguna persona sea invisible.

La Fundación Mejor Igual tiene en marcha distintos proyectos tanto en España como en países del continente Americano, su objetivo es trabajar por un mundo en el que nadie sea invisible y en el que la diversidad se traduzca en riqueza.

Y con esa premisa nació la beca Pigmalión como nos cuenta la presidenta de la fundación, Nuria Marín: “Las familias viven situaciones dramáticas desde que les dan el diagnóstico de su hijo o hija hasta que reciben el tratamiento. Lo ideal es empezar cuanto antes, con pocos meses, no es justo que los padres y madres que no pueden pagar tengan que esperar con angustia a tener una plaza pública”.

Nuria Marín, Irma Ttito y Elmer Arenas. Foto: Grupo AMÁS

Nuria Marín, Irma Ttito y Elmer Arenas. Foto: Grupo AMÁS

Para lograr que ningún niño con diversidad funcional o del desarrollo se quede sin tratamiento y por tanto, un futuro mejor, la Fundación Mejor Igual hace visibles a todos estos pequeños: “Para que se extienda a más familias es necesario crear redes, apostar por la investigación y campañas de sensibilización a la sociedad”, asegura Nuria Marín.

Pequeños pasos que cambian pequeños y grandes mundos, como la familia de Liam, cuyos padres Irma y Elmer recibieron con la beca Pigamalión un regalo inesperado.

“No podíamos pagar Atención Temprana para nuestros dos hijos”

Cuando Irma Ttito y Elmer Arenas recibieron la noticia de que la Fundación Mejor Igual becaba el tratamiento de su hijo Liam en el Centro de Atención Temprana de Grupo AMÁS en Fuenlabrada, no se lo podían creer.

“Fue un gran alivio, ya tenemos el gasto del mayor y ahora con el pequeño no sabíamos que hacer, gracias a la beca Pigmalión Liam ha recibido tres meses Atención Temprana hasta que se nos ha concedido una plaza concertada por la Comunidad de Madrid para él”, nos cuenta Irma.  La difícil situación de esta familia llegó a la Fundación Mejor Igual a través de Asunción García,  doctora en neuropediatría que trata a los hijos de esta familia en el Hospital de Alcorcón, tras conocer el caso, la beca Pigmalión se trasladó al Centro de Atención Temprana de Grupo AMÁS en la calle Castilla La Vieja de Fuenlabrada.

Se trata de un centro pionero en la aplicación del modelo centrado en la familia por el que apuesta esta entidad y que ha supuesto importantes avances para Liam y sus padres.

“Nuestro otro hijo está en otra entidad, allí se queda solo con el terapeuta, nosotros no participamos, pero en Grupo AMÁS la Atención Temprana es más familiar, cuentan con nosotros y nuestros problemas”, nos dice Elmer.

Ahora Liam ha obtenido una plaza pública que le ha sido adjudicada fuera de Grupo AMÁS, algo que lamenta su madre, Irma: “Me hubiera gustado que siguiera aquí, sentimos que participamos en la mejora de nuestro hijo, por ejemplo con la terapeuta Miriam Chico, obtuvimos las herramientas para mejorar uno de nuestros grandes problemas: la alimentación de Liam”.

Herramientas que sirven para empoderar a esta familia de cara a mejorar la calidad de vida de sus hijos y que gracias a la Fundación Mejor Igual, ha supuesto un tiempo precioso para los avances de este pequeño. Se trata de un modelo apoyado por Plena Inclusión y respaldado por los especialistas más importantes del sector.

Pero quedan muchos otros niños y niñas a la espera de recibir Atención Temprana para convertirse en futuros adultos independientes y autónomos con calidad de vida, colaborar con ellos a través de la Fundación Mejor Igual es apoyar una sociedad más justa para todos los ciudadanos y ciudadanas.

Y gracias a ese apoyo otr@ pequeñ@ ha empezado ya a recibir Atención Temprana a través de la beca Pigmalión. Hasta que su familia obtenga una plaza pública, la Fundación Mejor Igual y los profesionales de Grupo AMÁS en el centro de la calle Castilla La Vieja de Fuenlabrada, siguen trabajando por crear futuro para los niños y niñas con diversidad funcional y sus familias.

Abiertos los grupos de juego de ocio inclusivo: Educando a los más pequeños en el respeto a la diversidad

 

Impartidas por profesionales de Atención Temprana de Grupo AMÁS y de la Asociación Ginkgo Biloba Madrid, las actividades son gratuitas para las familias con niños y niñas con discapacidad y se desarrollan en distintos horarios en centros culturales de Móstoles y Alcorcón.

 

Aprender jugando, es el objetivo de estos grupos de ocio inclusivo dirigidos a niños y niñas de 0 a 6 años para disfrutar en familia de una crianza respetuosa con los demás y con el medio ambiente.

Para ello este mes arrancan nuevos grupos que fomentan la creatividad y la imaginación de los pequeños a través de una nueva propuesta de ocio que incluye desde vínculos y emociones, hasta reciclaje, naturaleza, cuentos, manualidades, etc

Un nuevo concepto de juego que busca la educación de los futuros adultos en el respeto a la diversidad de todos los seres humanos con independencia de su color, sexo, religión o capacidades.

Inscripción gratuita para familias de niños con discapacidad.

 

Los interesados pueden apuntarse en el Centro de Atención Temprana de Grupo AMÁS (Calle París, número 9 de Móstoles) o bien a través de esta página:

Como novedad este curso incluye la inscripción gratuita para las familias que tienen niños o niñas con discapacidad e incluye un amplio abanico de actividades:

-Grupos de crianza de 0 a 18 meses: Se trabajan los aspectos de movimiento libre y apego en la primera infancia, así como vínculos, límites y emociones.

-Grupos de juego de 18 meses a 6 años: Están programadas distintos aspectos de juego como “Los tesoros de la naturaleza”, con reciclaje, arcilla, cera, cuentos, manualidades, “El mundo de los juguetes”, etc

Hay horarios disponibles tanto de mañana como de tarde en el Centro Cultural Margarita Burón (Alcorcón), Centro Sociocultural Joan Miró (Móstoles), Centro Sociocultural Norte-Universidad (Móstoles) y Villa Ginkgo Biloba (Parque Coimbra).

Junto con los juegos y actividades están incluidas salidas en familia el primer domingo del mes a un entorno natural de la Comunidad de Madrid.

Los nuevos grupos arrancan en octubre, una gran oportunidad para las madres y padres que quieren fomentar la imaginación y la creatividad de sus hijos en un ambiente de respeto e inclusión.

Los partidos políticos del Ayuntamiento de Fuenlabrada apoyan de forma unánime el fin de las listas de espera en los servicios de Atención Temprana

Pleno del Ayuntamiento de Fuenlabrada.

Pleno del Ayuntamiento de Fuenlabrada.

 

La moción aprobada por el Pleno ha sido presentada ante el Ayuntamiento de Fuenlabrada por la asociación Aspandi, perteneciente a Grupo AMÁS y ha obtenido el respaldo del Grupo Socialista, Grupo Municipal del Partido Popular, Ganar Fuenlabrada, Ciudadanos e Izquierda Unida CM-Los Verdes.

 

 

Esta moción supone un paso al frente por parte del  Ayuntamiento de Fuenlabrada, en apoyo de la justa reivindicación de las familias con niños y niñas entre 0 y 6 años con diagnósticos conocidos, problemas de maduración, o del desarrollo o riesgos de padecerlos.

Junto al drama de la detección de un problema en el recién nacido o un menor de seis años, estos padres y madres se enfrentan a largas listas de espera para acceder a los tratamientos que sus pequeños necesitan con urgencia. Un proceso que en nuestra región cambió hace unos cinco años con la creación del CRECOVI sin que haya aportado fluidez al mismo.

Más de un año de espera y una plaza pública que puede no llegar nunca.

La Atención Temprana es, como su nombre indica, un conjunto de intervenciones con el niño y la niña y su familia, de manera inmediata a la detección de un problema de desarrollo o maduración o, el riesgo de padecerlo.

Por ella pasan, o debieran pasar, los niños y niñas con alguna discapacidad ya diagnosticada o cuando se detectan dificultades en el desarrollo, pero en todo caso, todos ellos se deberían beneficiar de una intervención temprana con distintas metodologías: fisioterapia, logopedia, psicomotricidad, psicoterapia, estimulación precoz, etc., y un enfoque de apoyo y empoderamiento de la familia para ejercer con confianza su rol parental.

Centro de Atención Temprana de Grupo AMÁS. Foto: Grupo AMÁS.

Centro de Atención Temprana de Grupo AMÁS. Foto: Grupo AMÁS.

En la Comunidad de Madrid el Servicio de Atención Temprana engloba a niños y niñas de entre 0 y 6 años y tiene que pasar obligatoriamente por el Centro Regional de Coordinación y Valoración Infantil (CRECOVI), dependiente de la Consejería de Asuntos Sociales y Familia.

Una vez detectada la situación de riesgo de una posible discapacidad, por los profesionales sanitarios, educativos o sociales, las familias deben presentar una solicitud ante este organismo que valora el caso y hace un dictamen de necesidad de Atención Temprana, así como el tratamiento y tiempo recomendado, pasando posteriormente a una segunda lista de espera para el acceso de una plaza en un Centro. La realidad es que desde que los profesionales detectan un problema, hasta que el niño o niña recibe el tratamiento que necesita en Atención Temprana, pueden pasar meses e incluso más de un año.

Para el pequeño o pequeña esto supone perder un tiempo clave, ya que en los primeros meses de vida es cuando las intervenciones son más efectivas, de forma que puede suponer una diferencia en calidad de vida cuando sea adulto.

El proceso burocrático implantado en la Comunidad de Madrid ha llevado a una situación sorprendente: objetivamente ahora están llegando menos niños menores ni de un año a los Centros de Atención Temprana que hace 5 años, no porque no haya casos, sino porque los trámites administrativos son demasiado largos y los primeros meses desde la detección se quedan en espera.

Reducción de los plazos de lista de espera a un máximo de tres meses.

La moción aprobada por el Ayuntamiento de Fuenlabrada va a ser remitida a la Consejería de Políticas Sociales y Familia, de la Comunidad madrileña, así como a la Asamblea de Madrid.

En ella todos los partidos políticos de Fuenlabrada (Grupo Socialista, Grupo Municipal del Partido Popular, Ganar Fuenlabrada, Ciudadanos e Izquierda Unida CM-Los Verdes), piden a la Asamblea y al Gobierno regional que adopten con urgencia las reformas y medidas necesarias para reducir el tiempo de espera a un máximo de tres meses.

Asamblea de Madrid.

Asamblea de Madrid.

Al principio de esta legislatura se ampliaron unas 600 plazas en la red pública madrileña, pero a fecha de hoy se muestran muy insuficientes y sólo en Fuenlabrada se calcula que hay más de un centenar de niños y niñas menores de 0 a 6 años en lista de espera.

El Ayuntamiento de Fuenlabrada ha querido mostrar su apoyo a la adopción de medidas para solucionar esta situación que en toda la Comunidad de Madrid afecta a más de 1.300 familias.

Como ha demostrado el Consistorio de Fuenlabrada, se trata de una petición que genera una corriente de opinión capaz de poner de acuerdo a todos los representantes de los ciudadanos, ya que al margen de las ideologías, se trata de apoyar una causa justa en una sociedad que sabe que en esta materia no caben las demoras y que debe verse correspondida en las modificaciones necesarias que debe acometer la Comunidad de Madrid con el apoyo de la cámara regional para terminar con una situación a todas luces injusta.

ASPANDI, miembro de Grupo AMÁS, es parte activa en Plena Inclusión Madrid, la Federación que desde hace 40 años defiende los derechos de las personas con discapacidad intelectual y del desarrollo y sus familias en nuestra Comunidad, quien se ha mostrado satisfecha por la moción y el unánime apoyo recibido y considera que la toma de conciencia por parte de la institución más próxima a las familias es fundamental para contribuir a encontrar la solución que estas y sus niños y niñas se merecen.

Vota el proyecto de Grupo AMÁS en los Presupuestos Participativos de Móstoles. Foto: Grupo AMÁS.

Presupuestos Participativos de Móstoles: Tu voto cuenta, tu voto elimina barreras y abre camino al futuro de los niños y niñas de Atención Temprana

Vota el proyecto de Grupo AMÁS en los Presupuestos Participativos de Móstoles. Foto: Grupo AMÁS.

Vota el proyecto de Grupo AMÁS en los Presupuestos Participativos de Móstoles. Foto: Grupo AMÁS.

 

Si vives en el Distrito Número 1 de Móstoles, vota el proyecto de Grupo AMÁS “Elimina barreras, abre un camino al futuro” y decide que parte del dinero municipal se destine a niños y niñas con discapacidad intelectual y sus familias.

 

Los vecinos y vecinas de Móstoles que viven en el Distrito número 1 tienen en su mano la papeleta que puede mejorar las condiciones del centro de Atención Temprana que los niños y niñas de Móstoles usan cada día en la Calle París, en el antiguo colegio María Zambrano, junto al Centro Cultural Joan Miró.

Los Presupuestos Participativos dan la oportunidad a los ciudadanos de decidir en qué queremos que se gaste parte del dinero municipal, y Grupo AMÁS pide la colaboración de los mostoleños para ayudar a niños y niñas con discapacidad intelectual a tener un centro más accesible.

Hacerlo es muy sencillo, todas las personas que viven en el Distrito número 1 de Móstoles pueden votar el proyecto de Grupo AMÁS “Elimina barreras, abre un camino al futuro”. Las votaciones se realizarán en la Junta de Distrito de la Calle San Antonio número 2, Planta Baja, los días 14 y 15 de junio de 9:00 a 20:00 h. y el día 16 de 9:00 a 14:00h.

Para saber si puedes votar, tan solo pincha este enlace y verás las calles y numeraciones de Móstoles que corresponden al Distrito número 1.

 

Con tu voto ayudas a sonreír a más de 300 niños y niñas con discapacidad y sus familias.

En 2010, gracias a la cesión por parte del Ayuntamiento de Móstoles de una planta de ese colegio, la Fundación AMÁS Social puso en marcha un centro de Atención Temprana moderno y acogedor que cada año atiende a cerca de 300 niños y niñas desde recién nacidos y hasta los 6 años. También apoyamos a sus papás en la tarea de crianza.

Centro de Atención Temprana de Grupo AMÁS en la calle París de Móstoles. Foto: Grupo AMÁS.

Centro de Atención Temprana de Grupo AMÁS en la calle París de Móstoles. Foto: Grupo AMÁS.

Ese centro necesita eliminar barreras físicas y mejorar su entorno para facilitar el uso a tantos padres que con sus carritos y/o sus sillitas de ruedas, se encuentran obstáculos para acceder. Además queremos mejorar su patio con juegos infantiles donde los niños y sus hermanitos, que muchas veces les acompañan, disfruten mientras están esperan.

El Ayuntamiento de Móstoles cuenta con una partida económica en sus presupuestos que deciden los vecinos en qué gastar. Son los presupuestos participativos. El proyecto de Fundación AMÁS Social para mejorar el acceso al centro puede ser ejecutado si tú, tu familia, tus vecinos y tus amigos así lo queréis. Para ello sólo necesitamos que tú y ellos vayáis a la junta de distrito número 1 a votar por nuestro proyecto. El único requisito es que quien vote esté empadronado en esa junta de distrito, la numero 1.

¡Si nos das tú voto, si animas a tus familiares, vecinos y amigos, esto está hecho!

Si tienes dudas sobre la votación, llámanos al 916945306 y te informamos con más detalle.

En nombre de los niños y niñas y sus papás….¡MUCHAS GRACIAS!

Cuento solidario "Papás, yo quiero nadar". Foto: Grupo AMÁS.

“Papás, yo quiero nadar”: Un cuento solidario que ayuda a los niños y niñas que jamás se rinden

Cuento solidario "Papás, yo quiero nadar". Foto: Grupo AMÁS.

Cuento solidario “Papás, yo quiero nadar”. Foto: Grupo AMÁS.

 

El libro se presenta el viernes 31 de marzo en el centro de Atención Temprana de Grupo AMÁS en Móstoles. El autor, padre de un niño con discapacidad, ha donado la recaudación del cuento para ayudar a financiar tratamientos de otr@s pequeñ@s luchador@s.

Los niños y niñas con discapacidad y/o riesgo de padecerla, no se rinden nunca y esa es la historia de este cuento solidario “Papás, yo quiero nadar”. Un libro que ha surgido de los relatos que el autor, Teo Delgado inventa diariamente para su hijo Manuel de cuatro años, un pequeño valiente que recibe tratamiento desde 2013 en el Centro de Atención Temprana de Grupo AMÁS.

“Papás, yo quiero nadar” es un canto a la ilusión y la constancia por conseguir los sueños a través de la historia de Nico, un pequeño búho que sueña con nadar. A pesar de que muchos le dicen que es imposible, descubre que lo importante es intentarlo. Para el autor es el símbolo de la lucha de muchas familias “el personaje de Nico nos simboliza a nosotros mismos, a los padres que luchamos día a día, sacando fuerzas de donde no las hay. A pesar de la adversidad, el dolor y las contrariedades, mi hijo Manuel es hoy un niño que sigue adelante, luchando y viviendo feliz”.

"Papás, yo quiero nadar", cuento solidario en beneficio de Atención Temprana de Grupo AMÁS, Foto: Grupo AMÁS.

“Papás, yo quiero nadar”, cuento solidario en beneficio de Atención Temprana de Grupo AMÁS, Foto: Grupo AMÁS.

El cuento solidario que quiere hacer sonreír a más niños y niñas

El autor, Teo Delgado resume así su aprendizaje a través de este cuento inventado para su hijo: “Ver a un hijo sonreír es para un padre la mayor de las satisfacciones. Eso sí, este cuento me ha enseñado ¿y si un día contra mi voluntad y por mis miedos quiere nadar? Si ese día llega lo tengo muy claro: intuyo su fuerza, respiro la alegría, tropieza y vuelve a levantarse… No sé si será alguien grande mañana, pero lo que sí sé es que Manuel será siempre mi pequeño búho”.

El deseo de Teo es que más niños y niñas con discapacidad o de desarrollo, tengan el derecho a nadar, a volar, a reír…Por eso el autor ha donado toda la recaudación del libro a financiar tratamientos a familias que  lo necesitan en el Centro de Atención Temprana de Grupo AMÁS. Y es algo que, al igual que demuestra el Pequeño Búho, se puede lograr.

Con 10 euros ayudas a mejorar el futuro de niños y niñas con discapacidad o de desarrollo.

El cuento “Papás, yo quiero nadar”, se presenta el viernes 31 de marzo a las 18:00 h. en el Centro de Atención Temprana de Grupo AMÁS, situado en la calle París, número 9 de Móstoles. El precio solidario de esta historia de lucha y coraje son solo 10 euros, el dinero íntegro de las ventas se va a destinar a financiar tratamientos para las familias que lo necesiten de niños y niñas con discapacidad  o de desarrollo.

"Papás, yo quiero nadar" de Teo Delgado. Foto: Grupo AMÁS.

“Papás, yo quiero nadar” de Teo Delgado. Foto: Grupo AMÁS.

“Papás, yo quiero volar” podrá adquirirse en el mismo Centro de Atención Temprana, según los profesionales de este servicio con cada cien cuentos vendidos, una familia podrá beneficiarse de 10 meses de intervención para su hijo o hija.

Muy poco dinero a cambio de tanto beneficio, comprar este cuento solidario es contribuir a una larga cadena de solidaridad y así lo entiende el autor Teo Delgado: “Quiero agradecer a todos los profesionales que ayudan a mi hijo, incluso a los que erraron pero que dieron todo su esfuerzo; a la sangre de las donaciones que recibió y que hoy le da vida; a la leche con la que alguna madre altruista aumentó sus defensas; a la alegría y las risas que la gente le siembra cada día”.

Es un cuento mágico, porque puede transformarse en futuro e ilusión.

POR SÓLO 10 EUROS, TÚ TAMBIÉN PUEDES SEGUIR  ESCRIBIENDO ESTA HISTORIA.