Entradas

Superando límites: Balance de las líneas de empleo de Grupo AMÁS en 2019

Línea de empleo de Grupo AMÁS. Foto: Grupo AMÁS

Línea de empleo de Grupo AMÁS. Foto: Grupo AMÁS

Las diferentes líneas de empleo de la entidad han experimentado importantes incrementos durante el año pasado. Se trata de los siguientes sectores de producción: Manipulados, gestor de residuos, restauración, lavandería, mantenimiento y jardinería. En total suman casi 1.800 toneladas de productos generados y 385 trabajador@s con y sin diversidad funcional

 

La creación de empleo de calidad para personas con diversidad funcional es el objetivo de las diferentes líneas de negocio que tiene en marcha Grupo AMÁS en el sur de la Comunidad de Madrid.

Para ello es imprescindible la calidad y profesionalidad que ofrecen los distintos servicios a sus clientes y la prueba es el incremento que han experimentado las distintas líneas de negocio en 2019.

Cada vez más empresas confían en el trabajo realizado por personas con y sin diversidad funcional que cuentan con formación y apoyos continuos. Gracias a esto, entre la línea de manipulados, que se ha incrementado un 35% respecto a 2018; Misión Ecotech, que ha doblado los residuos gestionados en RAEES; y lavandería, se han generado casi 1.800 toneladas de productos y servicios.

385 puestos de trabajo generados en 2019

Durante el año la Fundación AMÁS Empleo, de Grupo AMÁS, ha empleado a 385 personas con y sin diversidad funcional.  Una cifra que es posible gracias a los esfuerzos y buenos resultados de las diferentes líneas de empleo.

Línea de empleo de manipulados. Foto: Grupo AMÁS

Manipulados: Alimentarios, control de calidad e industrial

Los trabajadores y trabajadoras de Grupo AMÁS en la sección de Manipulados han gestionado un total de 1.770.266 toneladas durante el año pasado. Una cifra que supone un incremento del 35% respecto a 2018, es decir se han manipulado 465 toneladas más que el periodo anterior.

Gestión de residuos en Misión Ecotech. Foto: Grupo AMÁS

-Misión Ecotech: En 2019 se ha duplicado la gestión de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos

La gestión de RAEE (Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos) se ha duplicado durante 2019 llegando a 120 toneladas.

Unos buenos resultados que ha permitido a Misión Ecotech, el gestor de residuos de Grupo AMÁS, incrementar la plantilla durante el año pasado en 9 trabajadores con y sin diversidad funcional, llegando a un total de 22 personas.

Además, esta línea de empleo ha gestionado 124 toneladas de papel y cartón y 4 toneladas de plástico.

 

-Restauración: Colectividades y AMÁS Antojo

La línea de restauración de Grupo AMÁS cuenta con un servicio de catering llamado AMÁS Antojo, que se adapta a las necesidades de cada cliente y busca su máxima satisfacción sin olvidar la seguridad en todos los procesos.

Además, las cocinas centrales de la entidad ofrecen menús diarios basados en la calidad y la dieta mediterránea supervisada por nutricionistas que garantizan una dieta saludable.

En total, durante 2019 se han producido en estas cocinas 368.921 menús, compuestos de primer, segundo plato y postre, lo que supone casi 800.000 platos preparados.

Línea de empleo lavandería. Foto: Grupo AMÁS

 

-Servicio de lavandería

De las lavanderías industriales de Grupo AMÁS han salido durante al año pasado 60.000 kilos mensuales de ropa limpia, lo que se traduce en 2.500 kg cada día. La tecnología y profesionalidad de los procesos ha conseguido la fidelización de clientes que han recomendado este servicio a terceros.

Servicio de mantenimiento

Los trabajadores de mantenimiento han resuelto en los distintos centros de Grupo AMÁS un total de 6.652 incidencias durante 2019.

Este es el desglose por municipios:

  • Alcorcón: 1574 incidencias resueltas.
  • Fuenlabrada: 308 incidencias resueltas.
  • Móstoles: 2059 incidencias resueltas.
  • Leganés: 2711 incidencias resueltas.

 

-Servicio de jardinería

Línea de empleo jardinería. Foto: Grupo AMÁS

 

Los trabajadores y trabajadoras de jardinería de la entidad han contribuido al cuidado y ornamentación de parques y jardines del sur de la Comunidad de Madrid, con un total de 45.000 metros cuadrados de zonas verdes mantenidas.

 

Fundación Adey y Grupo AMÁS suman fuerzas por la formación e inclusión laboral de jóvenes con diversidad funcional

 

Escuela de Formación Másymenos. Foto: Grupo AMÁS

Escuela de Formación Másymenos. Foto: Grupo AMÁS

Fundación Adey  ha suscrito un convenio de colaboración por el que aporta 20.000 euros a la Escuela de Formación Más y menos, de Fundación AMÁS Social.

 

La Escuela de Formación Másymenos es un proyecto de Grupo AMÁS que inició su andadura en 2017, tres años en los que ha formado 62  jóvenes con diversidad funcional, 26  han conseguido hasta ahora contratos laborales en distintas empresas ordinarias y también en la propia entidad. Actualmente se están formando 29 personas para conseguir su meta personal de conseguir un trabajo.

Alumnas de la Escuela de Formación Másymenos. Foto: Grupo AMÁS

Alumnas de la Escuela de Formación Másymenos. Foto: Grupo AMÁS

Gracias a Fundación Adey, esta fórmula novedosa basada en formación teórica y práctica en entornos laborales reales, va a beneficiar a más personas con diversidad funcional en su formación profesional y posterior inclusión laboral.

La Escuela de Formación Másymenos de Grupo AMÁS se basa en los deseos y necesidades de cada persona de forma individual, por ello los profesionales de la escuela elaboran un Plan Personal que supone escuchar los deseos, capacidades e intereses de cada alumno o alumna; respetar sus ritmos de adquisición de competencias y adaptarse a las capacidades individuales potenciando la motivación personal.

Alumno en la Escuela de Formación Másymenos de Grupo AMÁS. Foto: Grupo AMÁS.

Alumno en la Escuela de Formación Másymenos de Grupo AMÁS. Foto: Grupo AMÁS.

20.000 euros destinados a distintas formaciones

Situada en el Centro Especial de Empleo de Grupo AMÁS (Polígono Las Nieves de Móstoles), la Escuela de Formación Másymenos ofrece programas formativos en distintas especialidades:

 

  • Camareros y camareras de barra y sala. Con la recreación de la barra y mesas de un bar con todos los elementos profesionales necesarios.
  • Servicio doméstico/lavandería. Una habitación de hotel totalmente equipada permite la formación de los alumnos y alumnas, así como un espacio de manipulados dedicado al trabajo en lavandería.
  • Auxiliar administrativo/ recepcionista. Aula dotada de ordenadores para trabajar las distintas competencias de cada puesto.
  • Auxiliar de cocina. Cocina profesional con las herramientas propias de la actividad.

    Aula de informática en la Escuela de Formación Másymenos. Foto: Grupo AMÁS

    Aula de informática en la Escuela de Formación Másymenos. Foto: Grupo AMÁS

La Escuela de Formación Másymenos ha demostrado que, con los medios necesarios, todas las personas con diversidad funcional, incluidas aquellas que requieren grandes necesidades de apoyo, pueden trabajar: Buscamos oportunidades de empleo, cualquiera que quiera trabajar, con las adaptaciones oportunas, puede lograrlo. No miramos las limitaciones, sino las capacidades y la motivación”, dice Juan Carlos García, Responsable del Servicio de Formación para la Inserción Laboral de Grupo AMÁS.

El apoyo de Fundación Adey supone, por tanto, más oportunidades para personas con diversidad funcional que solo necesitan apoyos individualizados en su formación. Como señala Juan Carlos García, “el siguiente paso es que las empresas en lugar de mirar las limitaciones, valoren las oportunidades que ofrecen estas personas en los entornos laborales”.

Así es la Escuela de Formación Másymenos

Además de la recreación de distintos espacios laborales, la Escuela de Formación Másymenos de Grupo AMÁS, cuenta con una metodología basada en itinerarios laborales individuales para cada persona con diversidad funcional.

Tras un proceso de indagación de competencias y vocaciones profesionales de cada uno de los alumnos y alumnas, todos ellos reciben formación en las áreas de habilidades y competencias personales, incluyendo aspectos como la autonomía, comunicación oral, escrita y nuevas tecnología, relaciones interpersonales, etc.

Alumno en la Escuela de Formación Másymenos. Foto: Grupo AMÁS.

Alumno en la Escuela de Formación Másymenos. Foto: Grupo AMÁS.

Paralelamente se trabajan las habilidades y competencias técnicas de la actividad elegida por el alumn@ en su Plan de Formación e Itinerarios Laborales Individuales.

Un apartado que incluye el conocimiento técnico del área profesional, herramientas, utensilios y prevención de riesgos laborales, así como el desarrollo de la actividad en un entorno laboral real, bien en empresas ordinarias o a través del Centro Especial de Empleo de Grupo AMÁS, y siempre con el apoyo de un profesional directo de la entidad.

Así, tod@s l@s profesionales de Grupo AMÁS trabajan en red, sumando recursos para lograr la inclusión laboral de estos jóvenes con diversidad funcional, una estructura a la que se une la Red de Apoyos al Empleo que hace todo el proceso de seguimiento y apoyos para la contratación en el municipio.

La inclusión laboral es un objetivo que incumbe a toda la sociedad, desde las empresas, acciones individuales, educación o normativas legales. Por eso, el convenio suscrito con Fundación Adey en apoyo de la formación e inclusión de personas con diversidad funcional, es un paso más en la construcción de una sociedad más justa que no discrimine a sus ciudadanos y ciudadanas por sus capacidades.

VII Convocatoria de Acción Social de la Fundación Montemadrid y Bankia.

La Convocatoria de Acción Social, promovida por Fundación Montemadrid y Bankia, apoya la formación profesional de jóvenes con diversidad funcional de Grupo AMÁS

 

VII Convocatoria de Acción Social de la Fundación Montemadrid y Bankia.

VII Convocatoria de Acción Social de la Fundación Montemadrid y Bankia.

 

La VII Convocatoria de Acción Social de la Fundación Montemadrid y Bankia ha destinado 15.000 euros a la formación profesional de jóvenes con diversidad funcional a través del servicio de formación para el empleo de Grupo AMÁS

 

Con este apoyo la Fundación Montemadrid y Bankia colaboran en la inclusión social y laboral de jóvenes con diversidad funcional, logrando su inmersión en el mercado de trabajo real y por tanto, una vida independiente al igual que miles de trabajadores jóvenes españoles.

La Convocatoria de Acción Social, promovida de manera conjunta entre Fundación Montemadrid y Bankia, ha beneficiado en sus siete ediciones a cerca de 660.000 personas en situación de vulnerabilidad en la Comunidad de Madrid y Castilla-La Mancha, a través de un total de 523 proyectos de entidades privadas sin ánimo de lucro que han recibido 7 millones de euros.

En la Comunidad de Madrid se han seleccionado un total de 64 programas, a los que se han destinado 821.700 euros, y en Castilla-La Mancha, 15 entidades a las que se les han entregado 178.300 euros para desarrollar sus iniciativas sociales.

Este año la Convocatoria de Acción Social de la Fundación Montemadrid y  Bankia, se ha desarrollado bajo una temática novedosa, la cual, giró alrededor de Sara, personaje en el que se han centrado las señas de identidad de las personas por y para las que trabajan las entidades presentes en el acto, como Grupo AMÁS: Superación, Alegría, Respeto, Amor. Son las estrellas que conforman la constelación de SARA.

 

 

 

Una formación teórica y práctica en entornos laborales reales.

Este pionero programa de Grupo AMÁS se enmarca dentro de la MISIÓN de la entidad: Abrir nuevos caminos, un futuro nuevo para los jóvenes con diversidad funcional intelectual que fomente más su autonomía e independencia.

 En definitiva, avanzar en ciudadanía de pleno derecho. Para ello, el programa apuesta por formar profesionalmente a la persona con diversidad funcional intelectual, ofreciéndole una oportunidad de acreditación y reforzando el desarrollo de sus competencias personales y sociales. De esta manera se incrementa su nivel de cualificación y sus posibilidades futuras de ocupación. Generando oportunidades que posibiliten incorporar una oferta formativa adaptada a las necesidades específicas de cada persona.

Alumnos y formadores de la Escuela de Formación "Másymenos".

Alumnos y formadores de la Escuela de Formación “Másymenos”.

Un proceso formativo que se desarrolla a través de itinerarios individualizados a través de apoyos continuos y respetando siempre los derechos, capacidades e intereses de cada persona.

El programa “Itinerarios de formación e inserción sociolaboral de personas con diversidad funcional intelectual” de Grupo AMÁS está ofreciendo ya acciones formativas a seis jóvenes con discapacidad intelectual que constan de 435 horas de formación que incluyen desde habilidades sociales, autonomía personal, hasta la realización de diversos trabajos en entornos laborales reales con el apoyo de profesionales.

 Acciones formativas teóricas y prácticas.

El proceso se desarrolla a través de distintas unidades didácticas que se trabajan durante todo el proceso formativo teórico y práctico, a través de distintas áreas:

  1. a) Área de formación de habilidades y competencias personales:

Es una formación de carácter general que contribuye al desarrollo y adquisición de las competencias básicas, como por ejemplo: Habilidades sociales y personales para la comunidad, para la autonomía personal y el empleo. Se trabajan además aspectos como las relaciones interpersonales en la empresa, la habilidad en la comunicación oral, escrita y en nuevas tecnologías y la formación en igualdad de oportunidades.

  1. b) Área de formación de experiencias de oficios:

Para desarrollar esta área formativa la Fundación AMÁS Empleo (Grupo AMÁS), ha instalado en su Centro Especial de Empleo distintos espacios que simulan entornos laborales totalmente reales, como un bar con barra, mesas y comedor, cocina profesional de restauración, habitación de hotel, entorno de reposición en comercio y aula polivalente en formaciones administrativas.

Escuela de Formación Másymenos, de Grupo AMÁS, Foto: Grupo AMÁS.

Escuela de Formación Másymenos, de Grupo AMÁS, Foto: Grupo AMÁS.

En estos espacios se desarrollan actividades relacionadas con la actividad laboral, trabajando los resultados adecuados, así como las competencias y habilidades requeridas en cada puesto. Los alumnos y alumnas conocen la estructura de la actividad laboral en cuanto a la organización de responsables directos, herramientas y utensilios utilizados, simulaciones prácticas del puesto de trabajo y prevención de riesgos laborales propios de cada actividad.

 En este ciclo formativo las preferencias de estos jóvenes se sitúan en el desarrollo de prácticas en competencias técnicas de camarero de bar, auxiliar/camarero de bar y auxiliar de cocina.

Oficios que están conociendo de forma real lo que contribuye a generar oportunidades laborales para las personas con discapacidad intelectual, independientemente de las necesidades de apoyo que cada una de ellas precise.

Esta formación teórica y práctica centrada de forma individual en cada alumno ofrece la posibilidad real de inclusión laboral de estos jóvenes que, al igual que el resto de los ciudadanos, tienen derecho al trabajo y por tanto a una vida plena e independiente.

El apoyo de la Fundación Montemadrid y de Bankia a este programa de Grupo AMÁS, supone colaborar en revertir una situación injusta del mercado laboral que castiga especialmente a los trabajadores con discapacidad intelectual. Según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), este sector de la población sufre la tasa de empleo más baja de las discapacidades, solo 20 de cada 100 personas con diversidad funcional intelectual tienen un puesto de trabajo.

Audiovisuales sostenibles para la inclusión social

Firma del convenio entre Wi Rebel y Grupo AMÁS. Foto: Grupo AMÁS

Firma del convenio entre Wi Rebel y Grupo AMÁS. Foto: Grupo AMÁS

 

 

Fundación AMÁS Social (Grupo AMÁS) y Wi Rebel han firmado un convenio de colaboración en formación y creación audiovisual. Con este acuerdo, ambas organizaciones persiguen que las personas con discapacidad intelectual adquieran competencias profesionales y se incorporen a entornos laborales normalizados dentro del sector de la producción audiovisual. Esta es una alianza estratégica que apuesta por la creación audiovisual sostenible como vía para labrar la inclusión plena.

 

El convenio ha sido firmado por Ainara Porrón de Wi Rebel e Ismael Carrillo, Director General de Atención a Personas de Grupo AMÁS. Una entidad sin ánimo de lucro a la que pertenece Fundación AMÁS Social, situada en la Comunidad de Madrid, lucha a dirario por los derechos de más de 2.000 personas con discapacidad intelectual y sus familias. El equipo AMÁS lo conforman más de 900 profesionales, 300 voluntarios y 2.000 socios. Contribuyendo a que cada persona con discapacidad intelectual pueda desarrollar su proyecto de vida, promoviendo su inclusión como ciudadanos de pleno derecho en una sociedad más justa y solidaria.

Por su parte, los creativos de Wi Rebel desarrollan estrategias de marketing, campañas de comunicación y obras audiovisuales sostenibles que visibilizan causas sociales, medioambientales y económicas promoviendo impacto positivo y transformación colectiva. Las producciones Wi Rebel son responsables con el desarrollo sostenible; respetuosas con el entorno medioambiental; y comprometidas con el contexto social de nuestro tiempo. Una profunda conciencia social de inclusión y reducción de las desigualdades es la que impulsa y motiva a sus creadores.

Con estos ingredientes se fragua una alianza local construida sobre unos valores comunes de inclusión y una visión compartida de desarrollo con la creación de cine y televisión como herramienta maestra. En definitiva, son colaboraciones como éstas las que propician cambios positivos en la vida real y abren caminos más justos de oportunidades para el futuro.

Grabación de una actuación de AMÁS Escena. Foto: Grupo AMÁS

Grabación de una actuación de AMÁS Escena. Foto: Grupo AMÁS

Acción y rebeldía

Rebelarse a las limitaciones y barreras establecidas tras años de intolerancia, miedo e ignorancia frente a este colectivo en situación de vulnerabilidad está en el espíritu de todos los que han hecho posible esta sinergia de talento y vocación.

La galardonada (3 Goyas y 11 nominaciones) película “Campeones” ya muestra la discapacidad con ojos más amables y realistas, contribuyendo a la normalización e inclusión.

Esta comedia emotiva dirigida por Javier Fesser actúa como punta de lanza de un camino que aún está por transitar en la cotidianidad de nuestras vidas. En este proyecto, que tanto ha cambiado la mirada hacia la discapacidad, el papel de Grupo AMÁS ha sido fundamental, actuando como asesores de inclusión desde el inicio del proyecto hasta la actualidad y como coach de los actores durante el rodaje completo y su posterior campaña de promoción.

“En Grupo AMÁS y Wi Rebel recogemos este encargo e inspiración y queremos hacer real que las personas con discapacidad desempeñen trabajos dentro de la industria creativa audiovisual, no solo como actores puntuales, sino integrando los equipos como maquilladores, asistentes de producción, cámaras, asistente de vestuario, etc.”, detalla  Ismael Carrillo, Director General de Atención a Personas de Grupo AMÁS.

En esta aventura, Fundación AMÁS aporta más de 40 años de experiencia apoyando, impulsando y defendiendo los derechos de todas las personas que conviven con algún tipo de discapacidad intelectual y siendo además pioneros en incorporar la Gestión Cultural como herramienta de inclusión y visibilidad. Mientras que Wi Rebel, cuenta con la experiencia, la creatividad y las buenas prácticas en producción audiovisual sostenible. Juntos actúan para lograr que las personas con discapacidad intelectual ocupen su tiempo de forma efectiva y profesional dentro del sector.

“En este arduo propósito contamos con los vientos favorables dictados por la Orden CUD/426/2019 del Ministerio de Cultura de España, por el que, por vez primera, se incentiva la contratación de personas con discapacidad en los equipos de rodaje”.Desde el 11 de abril de 2019, los requisitos para la concesión de ayudas a las producciones cinematográficas incluyen literalmente: “tener empleada en la empresa o incorporar al proyecto, al menos, a una persona con discapacidad con un grado igual o superior al 33 por ciento reconocido como tal por el organismo competente”, afirma Ainara Porrón de Wi Rebel.

El propósito tanto de la Fundación AMÁS como de Wi Rebel es integrar en todas las fases de preproducción, rodaje y postproducción del cine y la televisión a aquellos que sienten el audiovisual como su vocación, convirtiendo así en una realidad el trabajo decente para todas las personas.

 

Abre “Gallinas y Focas”, el primer restaurante de Madrid enfocado a la inclusión laboral de personas con discapacidad intelectual

Restaurante Gallinas y Focas. Foto: Grupo AMÁS

Restaurante Gallinas y Focas. Foto: Grupo AMÁS

 

Ubicado en la zona más gastronómica de Chamartín (General Gallegos, 1. Madrid), Gallinas y Focas es un ejemplo de la inclusión efectiva de un equipo de jóvenes con capacidades diferentes. Su ‘cocina con valores’ es una propuesta gastronómica sólida, basada en el mejor producto de cercanía y en recetas tradicionales renovadas, con un impecable servicio.

 

“Restaurante Gallinas y Focas” es un proyecto auspiciado por Grupo AMÁS con el objetivo de defender los derechos de las personas con discapacidad intelectual y brindar oportunidades de formación práctica y empleo en distintos ámbitos laborales como la hostelería.

El gran valor de este restaurante de cocina de alta calidad, es la inclusión laboral de jóvenes con discapacidad intelectual para contribuir a la creación de una sociedad más justa y solidaria. Todas las personas que trabajan en el restaurante forman parte de un programa especial de formación –unos como alumnos y otros como profesionales de apoyo– que va ya por su tercera promoción.

Detrás del restaurante Gallinas y Focas se encuentra la iniciativa social de Grupo AMÁS, una entidad pionera que defiende los derechos de personas con discapacidad intelectual. A través de su escuela y sus centros ocupacionales propios, la organización les ofrece oportunidades de formación profesional adaptada y eminentemente práctica que les preparan para dar el salto a la vida laboral, aumentando sus posibilidades de inserción y, por tanto, de desarrollar su autonomía y sus proyectos de vida. Su proyecto más asentado es el catering socialmente responsable AMÁS Antojo.

Restaurante Gallinas y Focas. Foto: Grupo AMÁS

Restaurante Gallinas y Focas. Foto: Grupo AMÁS

Un equipo muy especial

Actualmente, la plantilla del restaurante Gallinas y Focas la integra un total de 20 profesionales contratados, once de ellos con discapacidad intelectual (ocho en sala, uno en cocina y otro, en office), con una edad media de 25 años.

Para la mayoría de ellos, se trata de su primera experiencia laboral; otros proceden de la ‘cantera’ de AMÁS Antojo. Los jóvenes cuentan con una figura de apoyo, un profesional de Grupo AMÁS que funciona como coordinador y puente con la etapa formativa previa. Cada puesto de trabajo se adapta al perfil del trabajador atendiendo a sus capacidades, es decir, potenciando lo que mejor se le da a cada uno (la recepción al público, la atención telefónica, el servicio de mesa, etc.). Porque la idea que subyace al proyecto es que las personas con discapacidad tienen, en realidad, otras capacidades, únicas e igual de valiosas.

Trabajador del Restaurante Gallinas y Focas. Foto: Grupo AMÁS

Trabajador del Restaurante Gallinas y Focas. Foto: Grupo AMÁS

Es un proyecto inspirador y pionero, llamado a romper barreras con la clientela. Ésta, libre de prejuicios, valora muy positivamente tanto la calidad de la cocina como el impecable servicio en sala, resultado del tesón y las ganas de agradar de estos profesionales. Mónica es una de las camareras. «He hecho una formación de tres años en hostelería. Tras varios cursos y formaciones con Grupo AMÁS, he conseguido finalmente ser una trabajadora más de Gallinas y Focas. Para mí, trabajar en el restaurante ha sido una lucha por tener un trabajo y, la verdad, estoy muy contenta», comenta.

Cocina con valores

El Restaurante Gallinas y Focas se encuentra en el local que ocupó La Chamartina, de la conocida restauradora Pepa Muñoz (El Qüenco de Pepa), muy comprometida con las causas sociales. La última etapa de La Chamartina, en la que se integró parte del equipo de Grupo AMÁS, fue el germen del restaurante Gallinas y Focas, que ahora ha querido lanzarse en solitario, ya desvinculados de Pepa. Para ello, han contado con el restaurador y consultor Ramón Dios (El Mesón de Fuencarral) como coach gastronómico y con el estudio de interiorismo Dorotea para el cambio de imagen, más fresca y actual, con mesas altas junto a su  mítica barra y con tres cálidos salones.

Cocina tradicional con aires renovados y productos de calidad en el Restaurante Gallinas y Focas. Foto: Grupo AMÁS

Cocina tradicional con aires renovados y productos de calidad en el Restaurante Gallinas y Focas. Foto: Grupo AMÁS

Su variada cocina está inspirada en la cocina tradicional con aires renovados, sabrosa y de calidad. La carta abre con una sección de tapas y entrantes, con raciones como las croquetas de la abuela (de jamón ibérico), las sardinas ahumadas con tomate, la tortilla guisada con salsa de callos, el pisto con huevo frito y patatas o la escalivada con bacalao skrei. Entre los principales, destacan el arroz meloso con boletus, los farfalle frescos con rabo de toro, la merluza gallega a la romana, la carrillera de cerdo con puré de batata y pera y el picantón con cinco especias chinas. Se pueden acompañar con un rico pan blanco o de naranja y cacao hecho también por personal de la asociación. Como postres, ofrecen un dulce arroz con leche y una deliciosa torrija de brioche con sopa de chocolate blanco. La carta de vinos es un recorrido seleccionado por las principales D.O. españolas. Pero, además, en ella destaca el vino homónimo, Gallinas & Focas.

El vino Gallinas & Focas

El nombre del restaurante procede del vino mallorquín que elabora la entidad Amadip Esment Fundació junto a 4 Kilos Vinícola, bodega dirigida por el enólogo Francesc Grimalt. La fundación se dedica, desde hace más de 30 años, a ofrecer oportunidades de inserción sociolaboral a personas con discapacidad intelectual, en Mallorca, a través de sus restaurantes y de la gastronomía.

 El nombre del vino surgió a partir de una lluvia de ideas entre los integrantes de Amadip Esment: «las gallinas son divertidas y las focas aplauden». La buena relación y la amistad entre la entidad mallorquina y Grupo AMÁS han posibilitado que se comparta el nombre.

Propuesta gastronómica del Restaurante Gallinas y Focas. Foto: Grupo AMÁSl

Propuesta gastronómica del Restaurante Gallinas y Focas. Foto: Grupo AMÁSl

Con denominación VI de la Terra de Mallorca, elaborado con Mantonegro, se trata de un vino muy expresivo con aromas de frutas rojas, equilibrado y con buena acidez. Se cría durante 12 meses en barricas de roble Allier y durante seis meses en foudre de roble francés y se comercializa tras seis meses de crianza en botella.

Premio a la acción más comprometida

El pasado 8 de octubre, en el marco de la IV edición del Día de la Hostelería –un evento organizado por Hostelería de España, la Federación de Cocineros y Reposteros de España (Facyre), Euro-Toques y Makro, que rinde un homenaje al sector y destaca su importancia en la sociedad y en el desarrollo de la economía nacional–, el restaurante Gallinas y Focas recibió su primer reconocimiento: el Premio a la Acción más comprometida. Un importante espaldarazo que pone en valor este proyecto social tan necesario.

Ven a conocer el Restaurante Gallinas y Focas y colabora en la inclusión laboral de forma normalizada de las personas con discapacidad intelectual.

¡Te esperamos!

 

RESTAURANTE GALLINAS Y FOCAS

Dirección: General Gallegos, 1. Madrid

Tel.: 91 345 44 98

Horario: de 13:30 a 16:30 y de 20:30 a 00:00 h. Cierra domingos noche

Página web: www.restaurantegallinasyfocas.es

Precio medio: 30 €

Aparcacoches de miércoles a domingos

 

 

Firma del convenio entre el Ayuntamiento de Fuenlabrada y la Fundación AMÁS Social. Foto: Ayuntamiento de Fuenlabrada

Grupo AMÁS y el Ayuntamiento de Fuenlabrada suscriben un convenio para la inclusión laboral de personas con diversidad funcional

 

Firma del convenio entre el Ayuntamiento de Fuenlabrada y la Fundación AMÁS Social. Foto: Ayuntamiento de Fuenlabrada

Firma del convenio entre el Ayuntamiento de Fuenlabrada y la Fundación AMÁS Social. Foto: Ayuntamiento de Fuenlabrada

 

El Ayuntamiento de Fuenlabrada y la Fundación AMÁS Social (Grupo AMÁS), van a desarrollar conjuntamente acciones y programas en el CIFE (Centro de Iniciativas para la Formación y el Empleo), con el objetivo de lograr la inclusión social y laboral de personas con diversidad funcional en el municipio madrileño.

 

 

El acuerdo ha sido suscrito por el alcalde de Fuenlabrada, Javier Ayala, e Ismael Carrillo, Director General de Atención a Personas y Familias de Grupo AMÁS.

En la colaboración establecida entre ambas entidades se especifica que el Centro de Iniciativas para la Formación y el Empleo, CIFE, será escenario donde se desarrollarán las acciones y programas enfocadas en la inclusión laboral y social de las personas con discapacidad.

Ayala ha destacado la importancia de este acuerdo «porque supone facilitar a Grupo AMÁS el espacio del CIFE para ayudar a este colectivo a su integración en el mundo laboral».

El acuerdo alcanzado contempla además acciones formativas, campañas de sensibilización y programas de colaboración con el tejido asociativo del ámbito de la discapacidad.  Además de otras iniciativas como la participación en ferias, jornadas, seminarios y programas como “Codo a codo”, un proyecto que ya desarrolla Grupo AMÁS en sus centros de Leganés y Móstoles y que ahora se extiende a Fuenlabrada.

Firma del convenio. Foto: Ayuntamiento de Fuenlabrada.

Firma del convenio. Foto: Ayuntamiento de Fuenlabrada.

“Codo a codo”: Creando comunidades inclusivas.

 El programa se basa en sacar a la calle, fuera de los centros, la vida individualizada de cada persona con diversidad funcional, según sus gustos, necesidades y deseos, generando sinergias con vecin@s, comercios, entidades, instalaciones públicas o privadas, etc. En definitiva creando comunidades que trabajan “codo a codo” por tod@s sus ciudadan@s de forma inclusiva.

Elisabeth Martínez, proyecto "Codo a codo", de Grupo AMÁS. Foto: Grupo AMÁS.

Elisabeth Martínez, proyecto “Codo a codo”, de Grupo AMÁS. Foto: Grupo AMÁS.

El éxito de este proyecto de Grupo AMÁS ya es palpable en la vida de muchas personas con diversidad funcional que han logrado retos y metas personales en su propia comunidad, como es el caso de Elisabeth Martínez.

 El proyecto, además ha tenido un primer reconocimiento en los premios “Fuenlabrada Dinámica 2019”, siendo reconocida como buena práctica empresarial por fomentar la igualdad y la inclusión de las personas con diversidad funcional.

El convenio suscrito entre Grupo AMÁS y el Ayuntamiento de Fuenlabrada es un nuevo impulso a favor del derecho a la formación y el empleo digno de las personas con diversidad funcional.

23 universidades impartirán cursos de formación para el empleo a jóvenes con discapacidad intelectual

23 universidades impartirán cursos de formación para el empleo a jóvenes con discapacidad intelectual

23 universidades impartirán cursos de formación para el empleo a jóvenes con discapacidad intelectual

23 universidades impartirán cursos de formación para el empleo a jóvenes con discapacidad intelectual

Durante el próximo curso académico 2019-2020, las titulaciones se impartirán en 23 universidades, en la Comunidad de Madrid han sido seleccionadas la de Alcalá de Henares, Camilo José Cela, Rey Juan Carlos y Politécnica de Madrid.

 

Las personas con discapacidad tan sólo representan un 1,7 % en los estudios universitarios de grado y el número se reduce en masters, posgrados y doctorados. Una situación que incide negativamente en la inserción laboral de los jóvenes con diversidad funcional, al no disponer de una titulación son rechazados por el mundo empresarial, perdiéndose el talento y las capacidades de miles de personas.

Veintitrés universidades españolas impartirán programas universitarios de formación para el empleo de jóvenes con discapacidad intelectual, se trata de la tercera edición de la iniciativa financiada con el apoyo del Fondo Social Europeo, que ya ha beneficiado a 328 jóvenes con diversidad funcional intelectual.

Implicar a las universidades en la formación de jóvenes con discapacidad intelectual.

En nuestro país, según datos del IMSERSO, a finales de 2015 había un total de 268.633 personas con una discapacidad intelectual reconocida, es decir, con grado igual o superior al 33%.

De ellos, 74.672 tienen entre 18 y 34 años: una edad en la que, como cualquier otro joven, pueden acceder a una formación y a un empleo. Sin embargo, la experiencia demuestra que esto no es así.

Los jóvenes con discapacidad intelectual representan un grupo con especiales dificultades de inserción laboral por su bajo nivel formativo, por esta razón es necesario convertir a las entidades educativas y formativas en agentes decisivos en la inclusión social.

Un reto que el próximo curso asumen 23 universidades seleccionadas para este objetivo: Alcalá de Henares, Camilo José Cela, Rey Juan Carlos, Politécnica de Madrid, Barcelona y Valencia, Pablo de Olavide en Sevilla, Granada, Burgos, Rovira i Virgili en Tarragona, Salamanca, Cantabria, Castilla La Mancha, Extremadura, A Coruña, Santiago de Compostela, Murcia, Pública de Navarra y las universidades de La Rioja, Alicante y Elche.

Solamente entre el 5 y 6% de las personas con discapacidad tienen estudios universitarios hoy en España, a pesar de que la Estrategia Europea 2020 habla de un horizonte del 40%.

En la segunda edición de esta iniciativa, en la que colabora Fundación ONCE, participaron un total de 21 universidades, gracias a lo cual 328 jóvenes con discapacidad intelectual pudieron graduarse en los distintos títulos propios que pusieron en marcha las entidades académicas.

Diversas investigaciones ponen en evidencia que la formación de personas con discapacidad intelectual en el entorno universitario en competencias profesionales generales, contando con una titulación emitida por la universidad, incide positivamente en su inserción laboral en diferentes sectores empresariales y supone un crecimiento mutuo para el alumnado con y sin discapacidad.

Cristina Villar, trabajadora de la Concept Store Másymenos. Foto: Grupo AMÁS.

Cristina Villar, trabajadora de la Concept Store Másymenos. Foto: Grupo AMÁS.

La apuesta de Grupo AMÁS por la formación y la inclusión laboral.

La Escuela de Formación Másymenos es un proyecto pionero de Grupo AMÁS que inició su andadura en abril de 2017, desde entonces, ha formado en distintas profesiones a 47 jóvenes con diversidad funcional. De estas personas, 34 hombres y mujeres han logrado contratos laborales en distintas empresas ordinarias y también en la propia entidad, esto se traduce en que el 72% de los alumnos y alumnas han conseguido un contrato laboral.

Aula de informática en la Escuela de Formación Másymenos. Foto: Grupo AMÁS

Aula de informática en la Escuela de Formación Másymenos. Foto: Grupo AMÁS

 Todo un éxito que se debe a su fórmula novedosa: Una formación teórica y práctica, a través de la recreación de entornos laborales reales, pero que incluye ingredientes especiales para cada una de las personas según sus necesidades y deseos a través de un Plan Personal que supone: Escuchar sus derechos, capacidades e intereses; respetar el ritmo de adquisición de competencias; adaptación a las capacidades individuales y potenciar la motivación de intereses.

Situada en el Centro Especial de Empleo de Grupo AMÁS (Polígono Las Nieves de Móstoles), la Escuela de Formación Másymenos ha recibido uno de los Premios “Innovación para la Orientación Profesional”, entregados por Bosch España el pasado 29 de enero en Madrid.

El servicio AMÁS Fácil, de Grupo AMÁS, contrata a dos personas con discapacidad intelectual como especialistas en servicios de Lectura Fácil.

 Lorena Martínez y Miguel Mármol firmando sus contratos laborales con AMÁS Fácil. Foto: Grupo AMÁS.

Lorena Martínez y Miguel Mármol firmando sus contratos laborales con AMÁS Fácil. Foto: Grupo AMÁS.

 

A través del proyecto #MásSueñosMenosLímites, AMÁS Fácil ha generado los dos primeros contratos de especialistas en Lectura Fácil a personas con discapacidad intelectual.

El servicio de Grupo AMÁS ha realizado la adaptación y validación de ocho programas electorales de distintos signos políticos para las próximas Elecciones.

 

Garantizar el derecho a la información de todos los ciudadanos y generar nichos de empleo que fomenten la inclusión laboral y social de las personas con diversidad funcional, son los objetivos principales del servicio AMÁS Fácil, de Grupo AMÁS.

Unos objetivos que se están cumpliendo a través de la concienciación de numerosos organismos y entidades que ya son conscientes de la necesidad de informar con claridad a los ciudadanos a través del método de Lectura Fácil. Es el caso de ocho formaciones políticas que han encargado a AMÁS Fácil la adaptación y validación de sus programas electorales de cara a las Elecciones municipales, autonómicas y europeas del 26 de mayo: PSOE Leganés, PSOE Móstoles, PP Móstoles, Unidas Podemos Ganar Alcorcón, Mas Madrid Ganar Móstoles; también la validación de Mas Madrid Comunidad de Madrid y PSOE Comunidad de Madrid.

El método de Lectura Fácil es un sistema de comunicación dirigida, no solo a personas con discapacidad intelectual, sino también a personas mayores, inmigrantes con poco conocimiento del idioma y en general, a cualquier ciudadano con escaso nivel de comprensión lectora.

Desarrollarlo precisa un nivel de formación y conocimientos que están adquiriendo personas con discapacidad intelectual en el servicio AMÁS Fácil. Dos de estas personas, Lorena Martínez y Miguel Mármol, han sido ya contratados como especialistas en Lectura Fácil. Un doble logro que se enmarca en el proyecto #MásSueñosMenosLímites, de Grupo AMÁS.

Lorena Martínez desarrollando su trabajo como especialista en Lectura Fácil. Foto: Grupo AMÁS.

Lorena Martínez desarrollando su trabajo como especialista en Lectura Fácil. Foto: Grupo AMÁS.

Lorena y Miguel, dos historias de #MásSueñosMenosLímites

 

El proyecto #MásSueñosMenosLímites busca generar oportunidades de empleo o formación partiendo de los sueños o metas personales de cada persona con diversidad funcional. Basado en un proceso innovador consensuado por todo Grupo AMAS, utiliza herramientas audiovisuales como el portfolio o el videocurriculum.

 El proyecto ya forma parte, desde 2019, de las opciones que tienen las personas con discapacidad intelectual dentro de las diferentes áreas de empleo de la entidad, como la Escuela de Formación Profesional y la Red de Apoyos para el Empleo, con excelentes resultados.

Miguel Mármol, especialista en Lectura Fácil de AMÁS Fácil. Foto: Grupo AMÁS.

Miguel Mármol, especialista en Lectura Fácil de AMÁS Fácil. Foto: Grupo AMÁS.

Y dos de las personas que se han visto beneficiadas de este proyecto son Lorena Martínez y Miguel Mármol, que desde el pasado mes de abril se han convertido en trabajadores de AMÁS Fácil. Su cometido laboral es impartir cursos en Lectura Fácil a las entidades y empresas que lo requieran y realizar los distintos servicios de validación.

Un trabajo que puede verse en las adaptación a Lectura Fácil y formaciones realizadas por el equipo de AMÁS Fácil durante el mes de mayo en diferentes organismos y corporaciones.

Destacan las adaptaciones y validaciones de los programas electorales de varias formaciones políticas que garantizan transparencia y accesibilidad cognitiva de todos los ciudadanos y ciudadanas para ejercer su derecho al voto con información clara de cada candidatura.

Concretamente AMÁS Fácil ha adaptado y validado los programas electorales del PSOE de Leganés, el programa electoral del PSOE de Móstoles, el programa electoral del Partido Popular de Móstoles, el Programa electoral de MAS Madrid Ganar Móstoles y el programa electoral de Unidas Podemos-Ganar Alcorcón para las elecciones municipales de las distintas ciudades.

Además, a través de la Red Adapta de Plena Inclusión Madrid, AMÁS fácil ha realizado la validación del programa electoral de Mas Madrid para la Comunidad de Madrid y la validación del programa electoral del PSOE para la Comunidad de Madrid.

Es muy satisfactorio ver que cada vez más partidos políticos se suman a realizar sus programas electorales en Lectura Fácil, favoreciendo que las personas con problemas de comprensión lectora puedan acceder a la información de las propuestas de los distintos partidos políticos, y así después, poder ejercer su derecho al voto con más garantías.

Formación realizada en Lectura Fácil. Foto: Grupo AMÁS.

Formación realizada en Lectura Fácil. Foto: Grupo AMÁS.

Además, a través de la lectura fácil se fomenta la transparencia y confianza ya que son eliminados los dobles sentidos y las incertidumbres en los textos adaptados y validados. Un tercio de la población tiene problemas de comprensión lectora por uno u otros motivos como discapacidad intelectual, inmigrantes de reciente llegada al país y que no tiene adquirido bien el idioma, personas con enfermedad mental, personas mayores o personas con bajo nivel cultural, entre otras. Por ello es fundamental que acciones como estas sean realizadas.

También es importante el apoyo de instituciones públicas y privadas, así como medios de comunicación, es el caso de la cadena autonómica Telemadrid, que recientemente ha realizado un reportaje sobre el servicio AMÁS Fácil .

Bankia apoya con 8.200 euros la inclusión laboral de personas con discapacidad intelectual de la Fundación AMÁS. Foto: Grupo AMÁS.

Bankia apoya con 8.200 euros la inclusión laboral de personas con discapacidad intelectual de la Fundación AMÁS Empleo

Bankia apoya con 8.200 euros la inclusión laboral de personas con discapacidad intelectual. Foto: Grupo AMÁS.

Bankia apoya con 8.200 euros la inclusión laboral de personas con discapacidad intelectual. Foto: Grupo AMÁS.

La Fundación AMÁS Empleo, de Grupo AMÁS, ha obtenido el apoyo de la Red Solidaria de Bankia con 8.200 euros destinados al proyecto ‘La inclusión laboral, un objetivo alcanzable’, un programa que ha obtenido muy buenos resultados: de las 20 personas participantes, 13 están en proceso activo de búsqueda de empleo y cinco ya están trabajando.

La aportación de Bankia se enmarca en su programa Red Solidaria, por el que sus oficinas apoyan un proyecto social cercano, que eligen a principios de año, si logran alcanzar sus objetivos de negocio en el conjunto del ejercicio.

En el año 2018, un total de 275 proyectos recibieron apoyo económico por más de 1,9 millones de euros gracias al programa del banco, lo que favoreció a más de 84.000 personas en todo el ámbito nacional.

Un respaldo que, tal y como asegura el proyecto de Grupo AMÁS, la inclusión laboral de las personas con discapacidad intelectual es un objetivo alcanzable. Tan alcanzable y palpable, como el cambio de vida que ha supuesto encontrar trabajo o buscar empleo para las personas con diversidad funcional que han participado en este programa puesto en marcha por la Fundación AMÁS Empleo.

Personas con sus vidas, historias, nombres y sueños que gracias al respaldo de la Red Solidaria 2018 de Bankia, hoy empiezan a construir un futuro de independencia personal a través de la inclusión laboral y social.

Apoyo, formación y orientación personalizados: La receta del éxito.

El proyecto ‘La inclusión laboral, un objetivo alcanzable’, de la Fundación AMÁS Empleo, tiene como objetivo la consecución de derechos de las personas con diversidad funcional, tal y como señala la Convención de Naciones Unidas de 2006.

Participante en el proyecto ‘La inclusión laboral, un objetivo alcanzable’. Foto: Grupo AMÁS.

Participante en el proyecto ‘La inclusión laboral, un objetivo alcanzable’. Foto: Grupo AMÁS.

Para ello se han desarrollado apoyos para la adquisición de conocimiento y desarrollo de capacidades a través del diseño de planes personales. Cada persona es única, todos necesitamos ayudas distintas y por este motivo el proyecto de Grupo AMÁS se centra de forma individualizada en cada caso concreto.

El proyecto incluye garantizar la proyección y seguridad jurídica de los futuros trabajadores con discapacidad intelectual, a través de apoyos jurídicos, acompañamientos, inclusión y participación social.

Las veinte personas con diversidad funcional que han participado han recibido procesos personalizados en las demandas de empleo recibidas, así como planificación y ejecución de líneas de acción basadas en el aprendizaje, pero contando siempre con sus entornos naturales, sus deseos, intereses y posibilidades.

El proyecto “La inclusión laboral, un objetivo alcanzable” incluye el trabajo en red con la comunidad y el acompañamiento a la familia, sin olvidar la formación en derechos laborales.

Un menú a la carta para cada persona que ha demostrado la viabilidad y éxito de esta fórmula personalizada que utiliza Grupo AMÁS en todos los ámbitos de la vida de las personas con diversidad funcional y sus familias.

En este caso los resultados hablan por sí mismos; de las 20 personas que han participado en el proyecto, 13 están en proceso de capacitación, asesoría y acompañamiento en la búsqueda activa de empleo. De hecho 3 de ellas han realizado prácticas laborales, además, otras 5 personas han conseguido un contrato laboral y se encuentran trabajando en estos momentos.

El proyecto ‘La inclusión laboral, un objetivo alcanzable’, de la Fundación AMÁS Empleo. Foto: Grupo AMÁS.

El proyecto ‘La inclusión laboral, un objetivo alcanzable’, de la Fundación AMÁS Empleo. Foto: Grupo AMÁS.

Un éxito que se ha producido gracias a la ayuda de la Red Solidaria 2018 de Bankia que ha destinado 8.200 euros a este proyecto destinado a la inclusión social y laboral de uno de los colectivos más desfavorecidos en las tasas de empleo: las personas con discapacidad intelectual.

El programa Red Solidaria se inició en 2013 y, desde entonces, trata de reconocer el esfuerzo de los empleados en el logro de objetivos de negocio a través del apoyo de proyectos sociales cercanos, propuestos por los propios empleados, con el objetivo de que la acción social del banco se desarrolle en las localidades donde está presente.

De este modo, la entidad apoya a las asociaciones, fundaciones y ONG que desarrollan programas de acción social en estas zonas y que generan un impacto local perceptible por sus clientes y empleados.

Este es el caso de la oficina de la dirección de zona de Leganés. Sus empleados eligieron, de forma conjunta, apoyar el proyecto de la Fundación AMÁS y obtuvieron una dotación económica de 8.200 euros gracias al cumplimiento de sus objetivos de negocio.

Decathlon Xanadú: Inclusión laboral y juego limpio

Ismael en el centro de la imagen con compañer@s de Decathlon de Xanadú. Foto: Decathlon de Xanadú

Ismael en el centro de la imagen con compañer@s de Decathlon de Xanadú. Foto: Decathlon de Xanadú

 

 

Desde junio de 2017, la tienda Decathlon de Xanadú ha iniciado un proyecto de inclusión social y laboral de personas con diversidad funcional en colaboración con Grupo AMÁS. A día de hoy el resultado es la contratación de un joven llamado Ismael y el proyecto de continuar confiando en trabajadores y trabajadoras con discapacidad intelectual. Un ejemplo de economía social en estado puro.

 

La tienda Decathlon de Xanadú practica no solo el “juego limpio” a nivel deportivo, también en los terrenos social y laboral. Gracias a esta filosofía una de las vendedoras de la tienda decidió apostar por la inclusión de trabajadores y trabajadoras con diversidad funcional, sus jefes apoyaron esta iniciativa, iniciando un proceso de colaboración con Grupo AMÁS que ha demostrado que a veces el buen hacer de personas, empresas y entidades, puede cambiar el mundo y hacerlo más justo y solidario. Esta es la historia.

La apuesta por la inclusión laboral de personas con diversidad funcional.

Marta Botías es vendedora en la tienda de Decathlon en Xanadú, en junio de 2017 decidió emprender un proyecto de inclusión social con el objetivo de contratar a una persona con diversidad funcional. “Mi primer contacto con Grupo AMÁS fue a través de un evento que organizamos llamado “foundation day, dedicado a la inclusión y el deporte, conocí a Javier Leria, preparador laboral de Grupo AMÁS y cuando me contó el proyecto de la entidad me pareció superinteresante”, nos cuenta Marta, “tras una larga búsqueda de asociaciones os encontré, sois una asociación que por cercanía y filosofía, me cuadró a la primera”.

Ismael con una compañera de trabajo. Foto: Decathlon de Xanadú

Ismael con una compañera de trabajo. Foto: Decathlon de Xanadú

Así comenzó una historia que ya ha mejorado la calidad de vida de una persona, Ismael es un joven que trabaja y vive como cualquier persona de su edad, cuenta con un trabajo y demuestra todos los días que los trabajadores con diversidad funcional solo necesitan unos apoyos diferentes, a fin de cuenta, ayudas como cualquier persona que inicia su andadura en un nuevo puesto de trabajo.

Ismael, un trabajador más de la plantilla.

Un año después Ismael es un empleado más de Decathlon Xanadú “está aprendiendo un oficio y nuestro equipo se está enriqueciendo mucho más con su presencia”, asegura Marta Botías.

Un proceso que se inició con el trabajo de profesionales de Grupo AMÁS, como Javier Leria Molina, preparador laboral de la entidad: “Nos llamaron a mediados de 2017 porque querían incorporar a una persona con discapacidad intelectual en la tienda, fuimos a ver el puesto y planteamos la posibilidad de empezar por unas prácticas formativas”.

Una vez terminado el periodo de formación se realizó una valoración conjunta entre los responsables de Decathlon Xanadú y Grupo AMÁS, el resultado fue tan positivo que se acordó que Ismael había cumplido con todos los objetivos planteados, por lo que el siguiente paso fue la firma de un contrato laboral y su continuidad ya como trabajador de la tienda.

El éxito de este caso se ha basado en la forma de trabajar la inclusión por parte de Decathlon Xanadú: “Han tenido muy clara la forma de hacer las cosas, ante cualquier decisión importante nos han convocado para consensuar como hacer las cosas. Esa manera de trabajar ha generado mucha confianza y tranquilidad a Ismael”, nos dice el preparador laboral de Grupo AMÁS.

Una empresa comprometida con valores solidarios.

El joven equipo de esta tienda situada en el sur de la Comunidad de Madrid tiene planes de futuro como nos cuenta Marta “Me gustaría contratar a otra persona más, Ismael es el primero de muchos, o eso espero. Además tengo en mente realizar un día de puertas abiertas para que todas aquellas personas del Centro de Empleo de Grupo AMÁS vengan a pasar una jornada laboral con nosotros y vean como funcionamos en esta tienda”.

Además, están previstos nuevos proyectos como la puesta en marcha de cursos inclusivos de reparación de bicicletas en las instalaciones de Decathlon Xanadú, impartido por profesionales de la tienda.

Ismael con un compañero de trabajo. Foto: Decathlon de Xanadú

Ismael con un compañero de trabajo. Foto: Decathlon de Xanadú

Una colaboración que surge de la filosofía de compromiso social de este establecimiento formado por gente joven y motivada en los valores del deporte y la solidaridad que aportan reputación y valor a su imagen de marca.

Un ejemplo que está al alcance de todas las empresas grandes o pequeñas que apuesten también por la creación de una economía social que no excluye a nadie, sino que crea riqueza gracias a la inclusión de todos los ciudadanos y ciudadanas.

Nada mejor que quedarnos con las palabras de los trabajadores de Decathlon Xanadú calificando esta “Experiencia Inclusiva”:

“Recomiendo a Grupo AMÁS como entidad que lucha en todos los sentidos por las personas con diversidad funcional con muchos proyectos innovadores. De la relación profesional con Ismael estamos extrayendo cosas mucho más humanas que simplemente laborales y ese era el objetivo”

 

SI ERES UNA EMPRESA, NO IMPORTA TU TAMAÑO O ACTIVIDAD, SÚMATE A #InclusionExperience CONTRATA A PERSONAS CON DIVERSIDAD FUNCIONAL Y CREA ECONOMÍA SOCIAL