Entradas

Fundación Lealtad renueva el Sello ONG Acreditada a Grupo AMÁS

 

Fundación Lealtad renueva el Sello ONG Acreditada, a las entidades que forman Grupo AMÁS. Foto: Grupo AMÁS

Adfypse, Afandem, Fundación AMÁS Empleo y Fundación AMÁS Social han renovado el sello de buenas prácticas y transparencia que otorga la Fundación Lealtad. Un reconocimiento a la gestión honesta y eficiente de la entidad dedicada a la calidad de vida y derechos de las personas con diversidad funcional y sus familias.

 

 

La Fundación Lealtad ha renovado el Sello ONG Acreditada a las entidades  ADFYPSE, AFANDEM, Fundación AMÁS Empleo y Fundación AMÁS Social.  El distintivo “es un deber ético con las personas a las que apoyamos y con la sociedad que va más allá del compromiso con la transparencia y la gestión honesta y eficiente de nuestra organización. Además, para nuestros colaboradores, socios, donantes y financiadores representa un aval y garantía de rigor y un plus de confianza“, explica Daniel Alonso, Director de Calidad y Organización.

Durante el proceso de renovación, el equipo de Análisis ha realizado nuevas evaluaciones, contrastando que las organizaciones cumplen íntegramente los 9 Principios de Transparencia y Buenas Prácticas de gestión. En los análisis se han estudiado aspectos como el buen funcionamiento del órgano de gobierno de la ONG para el cumplimiento de sus responsabilidades y el uso eficaz de sus recursos, si la entidad es sostenible y si su comunicación es fiable, así como la coherencia de sus actividades con su misión de interés general.

Las cuatro entidades de Grupo AMÁS podrán seguir utilizando el distintivo de confianza durante los dos próximos años en sus canales de información, como las páginas webs o las redes sociales, así como en sus campañas o materiales de captación de fondos y de esta forma hacen visible su compromiso con la transparencia, además de generar confianza en el donante.

Garantía de confianza para los donantes de Grupo AMÁS

Este sello es una garantía de confianza para los donantes, personas que requieren garantías e información clara sobre las organizaciones con las que colaboran.

En el caso de las ONG Acreditadas por la Fundación Lealtad,  como es el caso de las entidades que forman Grupo AMÁS, saben que la organización centra sus esfuerzos en las áreas en las que tienen experiencia, que su comunicación es fiable y no induce a error o que pueden conocer el porcentaje de gastos que destinan a su misión, entre otros indicadores.

ADFYPSE, constituida en el año 1977, contribuye a que cada persona con discapacidad intelectual o del desarrollo y su familia puedan desarrollar su proyecto de vida, así como promover su inclusión como ciudadano de pleno derecho, contribuyendo a la creación de una sociedad más justa y solidaria. Según los datos analizados, en el año 2018 la entidad benefició a 161 personas y gestionó un presupuesto de 335.946 euros que repartió de la siguiente manera: el 66,6% lo destinó a sus gastos de misión, mientras que el 21,2% y el 12,2% a los de administración y de captación de fondos, respectivamente. Para el cumplimiento de su misión contó durante ese periodo  con 74 voluntarios, 16 empleados y 620 socios colaboradores.

AFANDEM, constituida en el año 1977, benefició en 2018 a 615 personas. Además, gestionó un presupuesto de 543.710 euros que repartió de la siguiente manera: el 75,6% lo destinó a su misión, el 14,1% a los gastos de administración y el 10% restante a los de captación de fondos. Además contó con 101 voluntarios, 10 empleados y 861 socios colaboradores. Su misión es la de contribuir a que cada persona con discapacidad intelectual o del desarrollo y su familia puedan desarrollar su proyecto de vida, así como promover su inclusión como ciudadano de pleno derecho, contribuyendo a la creación de una sociedad más justa y solidaria.

Fundación AMÁS Empleo, constituida en el año 1997, benefició en 2018 a 296 personas y gestionó un presupuesto de 6.268.175 euros. El 81,8% de sus gastos lo destinó a su misión, el 9,1% a la administración y el 9,1% a la captación de fondos. Asimismo, durante ese periodo contó con 1 voluntarios y 381 empleados para el cumplimiento de su misión que es la de generar empleo para personas con discapacidad, y lograr su integración plena en la sociedad, mejorando su calidad de vida a través del empleo, desempeñando un trabajo productivo y con los apoyos necesarios para llevarlo a cabo.

Fundación AMÁS Social nació en el año 2001 para contribuir a que cada persona con discapacidad intelectual o del desarrollo y su familia puedan desarrollar su proyecto de vida, así como promover su inclusión como ciudadano de pleno derecho, contribuyendo a la creación de una sociedad más justa y solidaria. La entidad gestionó en 2016 un presupuesto de 17.525.458 euros que repartió de la siguiente manera: el 82,2% lo destinó a su misión, el 8,9% a la captación de fondos y el 8,9% restante a los gastos de administración. Durante ese periodo benefició a 1.263 personas y contó con el apoyo de 535 empleados y 105 voluntarios.

Colaborar con Grupo AMÁS es garantía de buenas prácticas y transparencia

 

La Fundación Bancaria Ibercaja apoya la inclusión tecnológica de trabajadores y trabajadoras con discapacidad intelectual de Grupo AMÁS

Firma de los Convenios Sociales de Fundación Ibercaja con las Asociaciones seleccionadas en Madrid.

Firma de los Convenios Sociales de Fundación Ibercaja con las Asociaciones seleccionadas en Madrid.

 

El proyecto “Disminuyendo la brecha tecnológica” de la Fundación AMÁS Empleo ha recibido 2.000 euros dentro de la convocatoria Ibercaja Proyectos Sociales 2018, una aportación que beneficia de forma directa e indirecta a más de 70 trabajadores y trabajadoras con discapacidad intelectual del Centro Especial de Empleo de Grupo AMÁS.

 

Los tiempos cambian, las personas cambian y las necesidades de cada persona varían con el tiempo. Siendo fieles al espíritu de generar oportunidades para las personas con discapacidad intelectual, Fundación AMÁS Empleo tiene entre sus retos, disminuir la brecha tecnológica que afecta de forma más acentuada a los trabajadores y trabajadoras con diversidad funcional.

Un objetivo que ha contado con el respaldo de la Fundación Bancaria Ibercaja, la entidad ha apoyado con 2.000 euros el proyecto “Disminuyendo la brecha tecnológica” en el marco de su convocatoria 2018 de Proyectos Sociales.

La adecuación de nuevas tecnologías supone la inclusión laboral de jóvenes con discapacidad intelectual que requieren mayores necesidades de apoyo, para estas personas la reducción de la brecha tecnológica en sus puestos de trabajo, marca la diferencia entre una vida independiente con un empleo de calidad o la discriminación social y laboral.

Innovación y eficacia.

El empleo de trabajadores y trabajadoras con discapacidad intelectual no debe estar reñido con la innovación y eficacia empresarial. Algo que queda patente en la gestión de la Fundación AMÁS Empleo, referente en la calidad de atención y promoción de este colectivo en la Comunidad de Madrid.

Un ejemplo es su Centro Especial de Empleo, situado en la Avenida de Las Nieves en Móstoles, que cuenta con la actividad de manipulados alimentarios e industriales, una línea de negocio que adaptada a las nuevas tecnologías, supone generar oportunidades de trabajo para jóvenes con discapacidad intelectual que necesitan mayores necesidades de apoyo.

Trabajadores de la Fundación AMÁS Empleo. Foto: Grupo AMÁS.

Trabajadores de la Fundación AMÁS Empleo. Foto: Grupo AMÁS.

Así, el apoyo de la Fundación Bancaria Ibercaja se traduce en la adquisición de maquinaria tecnológica de última generación, como son una precintadora y una etiquetadora automáticas.

El proyecto beneficia a más de 70 jóvenes con diversidad funcional.

La iniciativa “Disminuyendo la brecha tecnológica” ha sido seleccionada por la Fundación Bancaria Ibercaja entre sus Proyecto Sociales 2018, beneficia en total a más de 70 jóvenes con diversidad funcional.

La implantación de la nueva tecnología permite adecuar la línea de producción y adaptar los puestos de trabajo a las necesidades que tienen algun@s de l@s trabajador@s con discapacidad intelectual, dando los apoyos necesarios para que esto sea posible. Funciones como el precintado o etiquetado en las cadenas de producción ya pueden ser desarrolladas, no solo por trabajador@s con pocas necesidades de apoyo, sino por otros perfiles que hasta ahora se veían excluidos, lo que se traduce en su autonomía y desarrollo profesional y por tanto en el cumplimiento de su plan de vida.

 Entrega del Convenio Social Fundación Ibercaja a Fundación AMÁS Empleo.

Entrega del Convenio Social Fundación Ibercaja a Fundación AMÁS Empleo.

La implicación y apoyo de entidades como la Fundación Bancaria Ibercaja en este tipo de proyectos sociales colabora en el aumento de empleabilidad e inclusión de personas jóvenes con discapacidad intelectual con mayores necesidades de apoyo.

Fundación Ibercaja apoya 344 entidades sociales en toda España.

El director de la Obra Social Ibercaja, Juan Carlos Sánchez, ha presidido la firma de los convenios con las 35 asociaciones seleccionadas en la Comunidad de Madrid en la Convocatoria 2018 de Proyectos Sociales de Fundación Ibercaja , entre las que se encuentra la Fundación AMÁS Empleo. El acto también ha contado con la asistencia del Director territorial de Madrid, José Morales Villarino.

A nivel nacional, con esta convocatoria, la Fundación Ibercaja apoya 344 iniciativas, a las que  destina 1.023.000 euros, que beneficiarán directamente a más de 228.000 personas. A la convocatoria optaron 505 proyectos.

De los 334 proyectos seleccionados en esta edición (35 en la Comunidad de Madrid), 219 se destinan a la atención de necesidades básicas para colectivos en situación o riesgo de exclusión social; 78 se destinan a inserción laboral y social, y 37 para proyectos educativos para combatir el fracaso escolar. Este reparto supone que un 65,57% es para cubrir necesidades básicas, 23,35% apoya la creación de empleo y un 11,08% aborda el fracaso escolar.

En sus doce ediciones, Ibercaja ha apoyado 3.012 asociaciones, por valor de más de 32 millones de euros.

Línea de empleo catering AMÁS Antojo de Grupo AMÁS. Foto: Grupo AMÁS.

A pesar de la crisis, Fundación AMÁS Empleo obtiene en 2017 un nuevo récord de empleo y facturación

Línea de empleo catering AMÁS Antojo de Grupo AMÁS. Foto: Grupo AMÁS.

Línea de empleo catering AMÁS Antojo de Grupo AMÁS. Foto: Grupo AMÁS.

La Fundación de Grupo AMÁS ha cerrado el año con un dato histórico: El número de trabajadores ha crecido un 5% respecto a 2016, con un total de 317 empleados, de ellos, el 83% son personas con discapacidad intelectual que a día de hoy tienen un puesto de trabajo normalizado.

 

La Fundación AMÁS Empleo cuenta con diversas líneas de empleabilidad: Catering y restauración, lavandería, limpieza, portería, jardinería, manipulados y gestor de residuos. Actividades económicas golpeadas también por la crisis y por tanto, por la falta de creación de empleo en un contexto en el que las empresas españolas reducen sus inversiones.

A pesar de este panorama negativo, Grupo AMÁS ha conseguido cerrar 2017 con una cifra récord en facturación, superando los 4 millones de euros. Un buen dato que se ha debido en parte, a que cada vez más empresarios confían en la profesionalidad de los trabajadores con discapacidad intelectual, apostando por contratar servicios a través de la Fundación AMÁS Empleo en sus distintas líneas de actividad.

Las grandes cifras en Grupo AMÁS del empleo para personas con discapacidad intelectual durante 2017.

50.000 kilogramos de residuos electrónicos gestionados a través del gestor Misión Ecotech, acuerdos de colaboración por el medio ambiente con 25 empresas del sector, 3.000 productos de alimentación vendidos en nuestras 5 máquinas de Vending Solidario, más de 650.000 platos producidos para comedores en nuestras cocinas…

Son los grandes números de Fundación AMÁS Empleo durante 2017, cifras importantes que solo tienen un objetivo: La creación de empleo estable y de calidad para personas con discapacidad intelectual.

Trabajadora de lavandería de Fundación AMÁS Empleo. Foto: Grupo AMÁS.

Trabajadora de lavandería de Fundación AMÁS Empleo. Foto: Grupo AMÁS.

Grupo AMÁS ha conseguido cerrar 2017 con un dato histórico en la generación de puestos de trabajo para este colectivo, incrementando en un 5% la cifra de 2016, con un total de 317 empleados en Fundación AMÁS Empleo.

Lo más importante de este dato es el porcentaje de trabajadores y trabajadoras con discapacidad intelectual, que arranca 2018 con un nivel nunca alcanzado:  De las 317 personas que forman la plantilla, 261 son trabajadores y trabajadoras con diversidad funcional, es decir el 83%.

Además Fundación AMÁS Empleo ha conseguido disparar el número de personas que han logrado su inserción laboral en empresas normalizadas, llegando en 2017 a 28 frente a un solo trabajador que logró un contrato en 2016.

Inserción laboral en Decathlon. Foto: Grupo AMÁS.

Inserción laboral en Decathlon. Foto: Grupo AMÁS.

La tasa de paro en España alcanza el 16,7% según los últimos datos publicados por Eurostat,, una cifra que se dispara casi hasta el 30% entre los trabajadores con discapacidad intelectual. Nuestro país tiene el nivel de desempleo entre este colectivo más alto de toda Europa, solamente superado por Grecia.

La lacra del desempleo supone exclusión social, un agravante que golpea con mayor dureza a las personas con diversidad funcional que han de enfrentarse además, con todo tipo de prejuicios, no solo laborales, sino sociales y culturales.

Un círculo vicioso que solo puede romperse a través de la colaboración de empresas socialmente responsables que apuestan por la igualdad de oportunidades contratando a trabajadores y trabajadoras con diversidad funcional.

En 2017 más de 500 empresas solidarias han colaborado con Grupo AMÁS en la creación de empleo de personas con discapacidad intelectual.

El apoyo de los empresarios es fundamental en la creación de una sociedad no solo más justa, sino económicamente más sostenible en todos los niveles.

Afortunadamente la conciencia social del tejido empresarial sigue creciendo, en 2017 más de 500 empresas contrataron servicios a través de Fundación AMÁS Empleo dando oportunidades laborales a personas con discapacidad intelectual de todas las edades.

Así en las distintas líneas de empleo, catering y restauración (AMÁS Antojo), jardinería, lavandería, limpieza, manipulados, portería y gestor de residuos, se ha conseguido el año pasado importantes crecimientos en el número de servicios prestados a empresas, llegando el total a más de 4.700 trabajos realizados con éxito.

Trabajadora de limpieza de Fundación AMÁS Empleo. Foto: Grupo AMÁS.

Trabajadora de limpieza de Fundación AMÁS Empleo. Foto: Grupo AMÁS.

El nivel de exigencia y calidad que ofrece Fundación AMÁS Empleo a las empresas que contratan sus servicios ha llevado a grandes incrementos de contratación en 2017, destacando partidas como “lavandería” que en solo un año ha multiplicado por dos el número de clientes.

Datos y números tras los que se esconden personas con nombres y apellidos, con sus historias, sus sueños y sus derechos. Lograr la auténtica inclusión de todas ellas es una responsabilidad de todos: Empresas, instituciones públicas, gobiernos locales, autonómicos y centrales y entidades del sector.

Solo con el apoyo de todos los actores económicos y sociales podemos crear una sociedad inclusiva y justa para todos los ciudadanos y ciudadanas sin ninguna diferencia.

Firma del convenio entre Manuel Galiano de Fundación AMÁS Empleo y Carlos Alberto Gutierréz, de Multitubo. Foto: Grupo AMÁS.

La empresa MULTITUBO y Fundación AMÁS Empleo firman un contrato de prestación de servicios

Firma del convenio entre Manuel Galiano de Fundación AMÁS Empleo y Carlos Alberto Gutierréz, de Multitubo. Foto: Grupo AMÁS.

Firma del convenio entre Manuel Galiano de Fundación AMÁS Empleo y Carlos Alberto Gutierréz, de Multitubo. Foto: Grupo AMÁS.

 

El convenio firmado por Manuel Galiano, de Fundación AMÁS Empleo y Carlos Alberto Gutiérrez, de MULTITUBO, empresa dedicada al desarrollo, fabricación y comercialización de sistemas para la distribución de agua sanitaria y calefacción, supone la inclusión laboral de trabajadores con discapacidad intelectual.

La firma de este contrato de prestación de servicios es el exponente de la responsabilidad social corporativa de empresas como MULTITUBO que apuestan por la inclusión laboral y social de personas con discapacidad intelectual.

Así, a través de esta firma, la compañía dedicada a la fabricación de accesorios para tuberías confía en la capacitación laboral de los trabajadores con discapacidad de Grupo AMÁS, a través de una relación laboral de al menos un año.

Al igual que en el resto de los convenios laborales firmados por la entidad, los trabajadores con discapacidad garantizan los más altos estándares de calidad en la ejecución y entrega de las mercancías, demostrando así que la inclusión laboral es posible gracias a la colaboración de empresas que, como MULTITUBO, apuestan por la empleabilidad de personas con discapacidad intelectual.

Cada vez más empresas se suman a la inclusión.

Actualmente el 84% de la plantilla de la Fundación AMÁS Empleo son trabajadores con discapacidad, en total 240 personas que gozan de una inclusión natural en la sociedad a través de un empleo y un salario, la misma meta que comparten el resto de los españoles, con o sin discapacidad.

Trabajador de jardinería de la Fundación AMÁS Empleo. Foto: Grupo AMÁS.

Trabajador de jardinería de la Fundación AMÁS Empleo. Foto: Grupo AMÁS.

Unos resultados que vienen precedidos de una labor diaria de concienciación a empresas y empresarios para facilitar la contratación de hombres y mujeres con discapacidad. El trabajo   de los profesionales de Área de Empleo de Grupo AMÁS, ha logrado que las cifras vayan en aumento, así 2016 comenzó con un 58% de trabajadores con discapacidad en la Fundación AMÁS Empleo, para terminar superando el 75% de la plantilla.

El buen dato se ha debido en parte a que cada vez más empresas confían en la profesionalidad de los trabajadores con discapacidad, generando más trabajo en las líneas de empleabilidad con que cuenta la Fundación AMÁS Empleo: Catering, restauración, lavandería, limpieza, portería, jardinería, manipulados y gestor de residuos.

Queda mucho por hacer, pero la colaboración de empresas como MULTITUBO, supone un gran avance en la construcción de una sociedad más justa e igualitaria en la que las personas con discapacidad intelectual puedan desarrollar su proyecto de vida.

Trabajadora de la Fundación AMÁS Empleo. Foto: Grupo AMÁS.

La Fundación AMÁS Empleo y sus buenos resultados

Trabajadora de la Fundación AMÁS Empleo. Foto: Grupo AMÁS.

Trabajadora de la Fundación AMÁS Empleo. Foto: Grupo AMÁS.

Terminando el primer trimestre del 2017, el número de trabajadores que conforman la plantilla de la Fundación AMÁS Empleo, entidad miembro de Grupo AMÁS, superan los 200, en concreto 240, lo que supone que el 84% de la plantilla está formada por profesionales con discapacidad.

 

Este dato no se había conseguido anteriormente, por lo que “no sólo estamos contentos por conseguir y alcanzar buenos resultados, sino que nuestra alegría va más allá, ya que desde la Fundación estamos siendo capaces de dar empleo a casi 250 trabajadores con discapacidad, lo que supone que la inclusión social de todos ellos está siendo de una forma natural, a través del trabajo, como cualquier otro ciudadano”, explica Manuel Moreno, Director del área de empleo de la citada Fundación.

Y estos resultados no vienen solos, sino que están precedidos de un 2016 óptimo también para la Fundación, ya que empezó el año con 158 trabajadores con discapacidad, lo que supone el 58% de la plantilla del total de trabajadores de dicha Fundación y acabó el año pasado siendo 225, el 75% de la misma.

67 trabajadores que se fueron incorporando a lo largo del año pasado y que han hecho posible obtener unos resultados históricos. “Estos datos suponen la recompensa al trabajo bien hecho” – añade Moreno – “Nuestro objetivo es que el número de trabajadores con discapacidad, a través de las diferentes líneas de empleo de la Fundación, vaya aumentando y alcance el ansiado 100%. Y ahora mismo estamos cerca, ya que de los 300 trabajadores, 240 son trabajadores con discapacidad”.

Trabajadores de la Fundación AMÁS Empleo. Foto: Grupo AMÁS.

Trabajadores de la Fundación AMÁS Empleo. Foto: Grupo AMÁS.

Este buen dato se ha debido en parte a que las empresas que ya confiaban en la profesionalidad de los trabajadores con discapacidad ha aumentado, por lo tanto, han generado más trabajo, sobre todo en las líneas de manipulados, lavandería y catering. Y también a que nuevas empresas han empezado a apostar por contratar servicios de la Fundación.

“Para los siguientes trimestres de este año, nuestro objetivo principal es seguir trabajando como hasta ahora y conseguir que las empresas sigan apostando por la empleabilidad de las personas con discapacidad, lo que supone más trabajo y por lo tanto, más trabajadores con discapacidad intelectual empleadas”, puntualiza Moreno.

La Fundación AMÁS Empleo cuenta con diversas líneas de empleabilidad: catering y restauración, lavandería, limpieza, portería, jardinería, manipulados y gestor de residuos.

Óscar García, Dtor. General Desarrollo Corporativo de Grupo AMÁS en la entrega de ayudas de Acción Social 2016. Foto: Grupo AMÁS.

Bankia y la Fundación Montemadrid destinan un millón de euros a proyectos sociales, entre ellos, la Gestión de Residuos de Grupo AMÁS

Óscar García, Dtor. General Desarrollo Corporativo de Grupo AMÁS en la entrega de ayudas de Acción Social 2016. Foto: Grupo AMÁS.

Óscar García, Dtor. General Desarrollo Corporativo de Grupo AMÁS en la entrega de ayudas de Acción Social 2016. Foto: Grupo AMÁS.

 

En la convocatoria “Acción Social 2016” la Fundación AMÁS Empleo recibe 16.000 euros, que se destinarán a crear empleo para personas con discapacidad intelectual en el área del reciclaje de residuos eléctricos y electrónicos.

Promover el empleo como medio de inclusión social, es el objetivo del millón de euros destinados por Bankia y la Fundación Montemadrid a 78 proyectos sociales en la Convocatoria Acción Social 2016. El acto de entrega ha tenido lugar en la sede madrileña de Bankia con la asistencia del presidente de la entidad, José Ignacio Goirigolzarri,  el presidente del Patronato de la Fundación Montemadrid, Jesús Núñez y el consejero de Políticas Sociales y Familia de la Comunidad, Carlos Izquierdo.

Por parte de Grupo AMÁS, Óscar García, Director General de Desarrollo Corporativo, ha recibido 16.000 euros destinados a la creación de puestos de trabajo para personas con discapacidad intelectual en el área de gestión de residuos eléctricos y electrónicos.

70.000 personas beneficiadas directamente.

En el acto de entrega de las ayudas de la convocatoria Acción Social 2016 de Bankia y la Fundación Montemadrid, el presidente de la entidad financiera José Ignacio Goirigolzarri, ha manifestado  que un 38,6% del importe de la convocatoria se dirige a iniciativas cuyo objetivo es el acceso al empleo, desde la formación y prácticas laborales, hasta la inserción en centros especiales o empresas. Se calcula que más de 70.000 personas en situación de especial vulnerabilidad se beneficiarán de manera directa de estos proyectos.

De izquierda a derecha: José Ignacio Goirigolzarri, Presidente de Bankia, Carlos Izquierdo, Consejero de Políticas Sociales y Familia y Jesús Núñez, Presidente de la Fundación Montemadrid. Foto: Grupo AMÁS.

De izquierda a derecha: José Ignacio Goirigolzarri, Presidente de Bankia, Carlos Izquierdo, Consejero de Políticas Sociales y Familia y Jesús Núñez, Presidente de la Fundación Montemadrid. Foto: Grupo AMÁS.

 El presidente de Bankia ha reconocido a las entidades asistentes al acto que “en estos momentos, la labor de organizaciones se está convirtiendo en un elemento de cohesión fundamental para la sociedad, evitando una fractura social al conseguir que una buena parte de la sociedad no caiga en situaciones de marginalidad social”. Destacando así la importancia del trabajo de las ONG y entidades como Grupo AMÁS, y la necesidad de seguir colaborando en proyectos que mejoran la vida de los ciudadanos.

A lo largo de cuatro años las ayudas de la Acción Social de Bankia y la Fundación Montemadrid han financiado 290 proyectos a los que han destinado cuatro millones de euros, el resultado es que el 76% de las personas beneficiadas han conseguido empleo, logrando así su inclusión social y laboral.

Acto de entrega de la convocatoria Acción Social 2016 de Bankia y Fundación Montemadrid. Foto: Grupo AMÁS.

Acto de entrega de la convocatoria Acción Social 2016 de Bankia y Fundación Montemadrid. Foto: Grupo AMÁS.

Gestión de residuos eléctricos y electrónicos: la nueva apuesta de Grupo AMÁS en creación de empleo.

Construir un planeta más limpio y más solidario, es el objetivo del proyecto por el que la Fundación AMÁS Empleo, de Grupo AMÁS, ha recibido 16.000 euros en la Convocatoria de Acción Social de Bankia y Fundación Montemadrid.

Con esta iniciativa se prevé la creación de puestos de trabajo para personas con discapacidad intelectual, para ello, Grupo AMÁS ha habilitado ya instalaciones destinadas a la gestión de RAEE (Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos), en el Polígono de las Nieves, situado en Móstoles (Madrid).

Se definen los Aparatos eléctricos y electrónicos como aquellos que necesitan para funcionar corriente eléctrica o campos electromagnéticos, destinados a ser utilizados con una tensión nominal no superior a 1.000 V en corriente alterna y 1.500V en corriente continua, y los aparatos necesarios para generar, transmitir y medir tales corrientes y campos. En el momento en que su poseedor decide deshacerse de ellos, se convierten en Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE)

La obligación de tratar estos residuos de un modo especial viene dada por el Real Decreto 208/2005, que marca las obligaciones y responsabilidades de todos los agentes implicados. La nueva línea de negocio del grupo incluye recoger los residuos en las instalaciones del cliente, el transporte hasta la planta de segregación de materiales y el posterior desmontaje y separación de los componentes.

Posteriormente Grupo AMÁS emite al cliente los certificados correspondientes según la legislación vigente y revaloriza los materiales obtenidos. En todos los procesos participan personas con discapacidad, ayudando así a su inclusión por medio del empleo. El servicio incluye grandes aparatos con y sin componentes peligrosos, como armarios de telecomunicaciones, hasta teléfonos móviles, tablets o ratones de ordenador.

Las empresas que apuesten por este proyecto socialmente inclusivo, obtendrán la experiencia de Grupo AMÁS a lo largo de 15 años dedicados a la prestación de servicios empresariales y tres décadas trabajando con personas con discapacidad intelectual.

Se trata de una iniciativa dirigida a promover el empleo como medio de inclusión social, a paliar desigualdades y a defender los derechos de las personas con discapacidad intelectual, favoreciendo su autonomía personal.