Entradas

“Codo a codo”: Cambiando vidas en el Centro de Formación y Oportunidades Parque Coimbra de Fundación AMÁS

Personas del programa "Codo a codo" de los centros de Móstoles. Foto: Grupo AMÁS

Personas del programa “Codo a codo” de los centros de Móstoles. Foto: Grupo AMÁS

Susana, Jacobo, Nayara, Ángela y Hani son cinco ejemplos del cambio en la calidad de vida de las personas con diversidad funcional, que supone el proyecto “Codo a codo” de Grupo AMÁS. Un programa que nace de manera transversal y transformadora en el Área Ocupacional en los municipios de Móstoles y Leganes, siendo un proyecto que en breve se activara en los municipios de Alcorcón y Fuenlabrada. A continuación pasamos a contaros los resultados que estamos teniendo en los Cofoil de Coimbra y Regordoño (Móstoles)

 

Detrás del programa “Codo a codo” no hay solo teoría, hay acciones, profesionales y sobre todo personas. Vidas con nombres y apellidos que deciden por sí mismas sus proyectos, deseos y aficiones, y para respetar su libertad solo son necesarios los apoyos adecuados en cada caso.

De Izquierda a derecha, Jesús Nuevo, Ángela Arroba, Hani Faidi, Nayara Barrero y Jacobo Mangas. Foto: Grupo AMÁS

La vida está fuera de los centros

Una receta que aplica Grupo AMÁS saliendo a la calle y generando sinergias con vecin@s, comercios, entidades, instalaciones públicas o privadas, bibliotecas, etc. En definitiva creando comunidades que trabajan “Codo a codo” por tod@s sus ciudadan@s.

Y este es el caso de los centros Parque Coimbra y Regordoño, las personas con diversidad funcional que acuden a ellos, proyectan su futuro en las calles de sus barrios en Móstoles, decidiendo sobre su vida al igual que el resto de vecinos y vecinos.

“Codo a codo” surgió como una alternativa al Centro Ocupacional convencional, caracterizado por ser un espacio cerrado al que asisten a diversos talleres personas con diversidad funcional. “Se dio un paso más para que estas personas salieran e hicieran sus proyectos personales en el municipio y sobre todo sin dependencia del centro”, explica Jesús Nuevo, Persona de Apoyo de Grupo AMÁS en el Centro Coimbra, que define así su función: “Mi trabajo es la persona, el plan personal de cada una en su comunidad”.

Y los resultados son palpables, hombres y mujeres con diversidad funcional de todas las edades, que han cambiado sus vidas, ganando en autonomía, responsabilidad, empoderamiento y sobre todo, en felicidad.

 

“Ahora soy más feliz”

Esta es la frase que se repite en todas estas historias de vida: Susana Martín, Jacobo Mangas, Nayara Barrero, Ángela Arroba y Hani Faidi. Mujeres y hombres con diversidad funcional que, a través del programa “Codo a codo”, están desarrollando sus planes personales demostrando sus capacidades y aportaciones a la vida de su comunidad.

Susana Martín colaborando en un comedor escolar de Móstoles. Foto: Grupo AMÁS

Susana Martín colaborando en un comedor escolar de Móstoles. Foto: Grupo AMÁS

-Susana Martín: “Colaboro en el comedor escolar de un colegio de Móstoles”

El cambio de Susana ha sido espectacular: “Antes he tenido épocas que estaba muy triste, ahora estoy muy contenta, salgo, entro…quiero seguir avanzando en independencia en mi vida”.

Asiste a clases de ganchillo, a un curso de mandalas, está aprendiendo a hacer “Doodles”, pequeños dibujos en miniatura, pero lo más importante para ella ha sido colaborar en un comedor escolar: “Me encantan los niños, son muy divertidos y maravillosos”

De momento Susana tiene un convenio en prácticas con el colegio, pero los preparadores laborales de Grupo AMÁS ya están manos a la obra para avanzar un paso más en la independencia de Susana: “Me gustaría trabajar en el comedor con los peques”, dice con una gran sonrisa.

Una felicidad que comparte su familia: “Mi padre está muy contento, me ve salir y ser independiente”.

 

 

Jacobo Mangas: “Antes no iba solo a ningún sitio”

Ahora Jacobo no para, asiste al Centro Cultural El Soto a un taller de arcillas, participa en exposiciones artísticas, se está formando como camarero en la Escuela de Formación Másymenos de Grupo AMÁS, pero su gran pasión son los perros: “Los viernes voy de voluntario a una tienda y peluquería canina de mi barrio, Cool Dogs. Baño a los perros, ayudo a limpiar y a colocar”.

Jacobo Mangas. Foto: Grupo AMÁS

Jacobo Mangas. Foto: Grupo AMÁS

Trabajar con estos amigos peludos le ha supuesto cumplir un sueño que ha cambiado su vida: “Mis padres dicen que ahora se me ve la sonrisa. Antes no iba a ningún sitio solo, “Codo a codo” me ha ayudado a ganar confianza e ir solo a los sitios, cojo el metro, el autobús sin problemas”.

 

Nayara Barrero: “Mis padres flipan en colores”

Nayara es una chica muy joven, ha pasado de ser impuntual, irresponsable y dependiente de su familia a empezar a construir su vida: “Mis padres  están flipando en colores, llego bien a los sitios, soy puntual y ya no dependo tanto de ellos, he ganado en autonomía”.

A través de “Codo a codo”, Nayara está haciendo prácticas en una peluquería de su barrio (“Ven que te peino”): “Me gustaría ser peluquera, estoy aprendiendo mucho, la jefa es muy simpática”.

Nayara Barrero. Foto: Grupo AMÁS

Nayara Barrero. Foto: Grupo AMÁS

Además, Nayara asiste a un curso de dibujo y pintura en el Centro Cultural Universidad Norte y practica baloncesto: “Desde abril del año pasado he conseguido muchas cosas”.

 

Ángela Arroba: “Quiero vivir de forma independiente”

Esta chica joven lo tiene muy claro, pero también sabe que necesita prepararse: “Estoy haciendo un curso de Auxiliar Administrativo en el Centro de Educación de Adultos Gloria Fuertes de Navalcarnero”. También está recibiendo apoyos de los preparadores laborales de Grupo AMÁS para estudiar la oposición a la que se va a presentar, algo que hace en la Biblioteca Municipal.

Ángela quiere seguir formándose, “soy muy tímida y por eso voy a un curso de hablar en público en la Concejalía de Igualdad de Móstoles.” La razón de todo este esfuerzo es la misma que tiene cualquier chica de su edad, ser independiente: “Quiero trabajar y vivir con mi pareja”.

Ángela Arroba. Foto: Grupo AMÁS

Ángela Arroba. Foto: Grupo AMÁS

La familia de Ángela también ha notado los cambios en su hija, “mis padres me dejan hacer más cosas, confían más en mi porque ven que soy más responsable”, nos dice.

 

Hani Faidi: “No quiero volver al Centro Ocupacional, quiero aprender cosas nuevas”

A Hani le apasiona trabajar como conserje, coger el teléfono, pasar llamadas y atender a la gente. Actualmente realiza prácticas en la recepción del Centro Municipal Sufragio en Leganés: “Yo tengo muy claro que no quiero volver al Centro Ocupacional, llevo 21 años y lo que quiero es aprender cosas nuevas”, afirma.

Su sueño es trabajar como conserje y lo está demostrando con su esfuerzo e interés, pero además Hani tiene otras pasiones que cultiva como es la música, por eso participa en el coro “Desafío” del Centro Coimbra, con el que realiza actuaciones en distintos centros culturales y residencias de ancianos.

“Me siento más feliz ahora, aprendo cosas, soy más independiente”, concluye Hani.

Hani Faidi. Foto: Grupo AMÁS

Hani Faidi. Foto: Grupo AMÁS

 

Cinco vidas, cinco ejemplos de inclusión, personalización y ciudadanía de personas con diversidad funcional que, con los apoyos naturales de sus familias, los profesionales de Grupo AMÁS y sus propios vecinos y vecinas, están logrando dar la vuelta al estereotipo de la discapacidad intelectual.

Este es el objetivo de “Codo a codo”, el programa de Grupo AMÁS, que ya obtenido un reconocimiento en los premios “Fuenlabrada Dinámica 2019” como buena práctica empresarial por fomentar la igualdad y la inclusión de las personas con diversidad funcional.

 

“Codo a codo”: El proyecto de Grupo AMÁS que involucra a toda la comunidad para construir vidas plenas como la de Elisabeth Martínez

Elisabeth Martínez, proyecto "Codo a codo", de Grupo AMÁS. Foto: Grupo AMÁS.

Elisabeth Martínez, proyecto “Codo a codo”, de Grupo AMÁS. Foto: Grupo AMÁS.

 

Elisabeth es una mujer con diversidad funcional de 39 años, asegura que ahora es feliz, hace natación, voluntariado con animales y asiste a clases de formación básica. Todo en su barrio, en Leganés, fuera del Centro Ocupacional Los Pinos, del que es usuaria y donde ha surgido el proyecto “Codo a codo”, de Grupo AMÁS.

 

Elisabeth Martínez, Eli, para su familia y amigos, se considera una mujer feliz. “Desde principios de año, estoy encantada, salgo del centro, el proyecto Codo a codo me está dando grandes oportunidades de hacer cosas”.

Eli con las profesionales de Grupo AMÁS Yolanda Marcos y Nerea Varilla. Foto: Grupo AMÁS

Eli con las profesionales de Grupo AMÁS Yolanda Marcos y Nerea Varilla. Foto: Grupo AMÁS

Una vida mucho más plena para Eli que se refleja en su constante sonrisa y que es solo la muestra de las pequeñas cosas que hacen feliz a cualquier ciudadano o ciudadana, realizando actividades que le gustan en su día a día, en su barrio y con sus apoyos naturales.

Porque “Codo a codo” es construir comunidades donde tod@s ayudan a tod@s, sin excepciones, ni diferencias por capacidades. Un proyecto que ya se está desarrollando en los centros de Grupo AMÁS situados en Leganés (Los Pinos) y Móstoles (Coimbra y Regordoño), y que supone sacar a la calle la vida individualizada de cada persona con diversidad funcional intelectual, según sus gustos, necesidades y deseos.

Voluntaria en una clínica veterinaria y en una finca con caballos.

Elisabeth Martínez tiene muy claro lo que quiere en su vida, como ella muchas personas con diversidad funcional intelectual desean tener una vida independiente en su entorno, para todas ellas se ha puesto en marcha “Codo a codo”.

Elisabeth Martínez ejerciendo voluntariado en la clínica veterinaria "Doberman". Foto: Grupo AMÁS

Elisabeth Martínez ejerciendo voluntariado en la clínica veterinaria “Doberman”. Foto: Grupo AMÁS

Detrás de este proyecto no hay teoría, hay acciones, profesionales y sobre todo caras, vidas con nombres y apellidos, personas con derechos y obligaciones, pero que deciden por si mismas y para respetar su libertad solo son necesarios los apoyos adecuados en cada caso.

 

Una receta que aplica Grupo AMÁS saliendo a la calle y generando sinergias con vecin@s, comercios, entidades, instalaciones públicas o privadas, bibliotecas, etc. En definitiva creando comunidades que trabajan “Codo a codo” por tod@s sus ciudadan@s.

“A mí me encantan los animales, estoy muy contenta, ahora soy voluntaria en una clínica veterinaria y también en una finca con caballos”. Este es el deseo que trasladó Eli a los profesionales de Grupo AMÁS en el Centro Ocupacional Los Pinos, a través de su Plan Personal.

En coherencia con sus deseos personales, el proyecto “Codo a codo” se puso en marcha apoyando sus deseos para que los pueda cumplir en su entorno, de forma inclusiva con su comunidad.

Un trabajo que han realizado profesionales como Yolanda Marcos, Técnico de Integración Social de Grupo AMÁS, Tamara Rama, “Incluyer” de la entidad y Nerea Varilla, Técnico de Integración Social en prácticas.  “Creamos sinergias en la comunidad, en el caso de Eli buscamos asociaciones o empresas para que ella cumpliera su deseo de cuidar animales, la respuesta ha sido magnífica”, explica Yolanda Marcos.

Eli cuidando un perro en la clínica veterinaria. Foto: Grupo AMÁS

Eli cuidando un perro en la clínica veterinaria. Foto: Grupo AMÁS

El resultado es que Elisabeth Martínez ejerce actualmente voluntariado en la clínica veterinaria “Doberman” de Zarzaquemada y en la Venta La Rubia, a través de la Asociación Teanima, “Limpio y cepillo a los caballos, en la clínica tranquilizo a los gatos y perros y controlo el goteo si necesitan suero”, explica Eli.

En ambos establecimientos l@s trabajador@s están encantad@s con ella, se han convertido en sus apoyos naturales, creando un efecto multiplicador de inclusión “El objetivo de Codo a codo es demostrar que las personas con discapacidad intelectual son ciudadanos y ciudadanas como los demás”, nos dice Yolanda Marcos.

Además de ejercer estos voluntariados, Elisabeth practica natación en una piscina del municipio y asiste a clases de formación básica junto con otros vecinos y vecinas de Leganés interesados en mejorar sus conocimientos en matemáticas, escritura, lectura, etc.

El éxito de este proyecto, que se va extender en breve a los centros de Grupo AMÁS en Alcorcón y Fuenlabrada, ha tenido ya el primer reconocimiento en los premios “Fuenlabrada Dinámica 2019”.

“Codo a codo” ha sido reconocida como buena práctica empresarial por fomentar la igualdad y la inclusión de las personas con diversidad funcional.

 

 

“Quiero vivir en mi casa, en mi barrio, solo necesito apoyos”

El proyecto “Codo a codo” ha empoderado a Eli, ahora es una mujer más independiente que tiene claros sus deseos, pero también sus necesidades y limitaciones, como cualquier persona: “Quiero seguir luchando por vivir en mi casa, no quiero residencias, tan solo necesito apoyos”.

Por esa razón una vez a la semana profesionales de Grupo AMÁS practican con ella en comercios el manejo del dinero, uno de los puntos flojos de Eli: “Noto que estoy mejorando mucho, ahora controlo ya muy bien las cantidades pequeñas”.  Con los apoyos necesarios todo es posible, es el mensaje que esta mujer lanza a las familias de personas con discapacidad intelectual: “Tienen que abrirse para que sus hijos o hijas puedan cumplir sueños”.

Sueños cercanos o lejanos, como nos ocurre a todos: “A mí me encantaría ir a Hollywood, me gusta mucho el cine, pero me conformo con poder asistir a un pre estreno en Madrid”, confiesa sonriente Elisabeth.

Tal vez alguna sala o productora cinematográfica quiera unirse a este “Codo a codo” que ya está trabajando con otras personas, con otras historias, en lugares tan dispares como una biblioteca pública, una academia de peluquería o una ONG.

Vidas, personas, historias de superación que superan a la ficción y que seguiremos desgranando.

“Welcome Familias”: El viaje hacia la calidad de vida de las personas con diversidad funcional en el Centro Ocupacional Los Pinos, de Grupo AMÁS

Welcome Familias: El viaje hacia la calidad de vida de las personas con diversidad funcional en el Centro Ocupacional Los Pinos. Foto: Grupo AMÁS

Welcome Familias: El viaje hacia la calidad de vida de las personas con diversidad funcional en el Centro Ocupacional Los Pinos. Foto: Grupo AMÁS

 

Más de 100 personas asistieron a esta reunión celebrada el pasado 21 de mayo en el Centro Ocupacional Los Pinos (Leganés). Familias de personas con diversidad funcional que iniciaron un viaje llenando sus maletas de proyectos basados en planes personales en comunidad: Desde la ciudadanía plena, el empleo, la personalización o el derecho a la sexualidad, hasta la etapa de envejecimiento.

 

El Centro Ocupacional Los Pinos no es el destino, sino la pista de despegue para vidas individuales, con sus necesidades y sus sueños, por eso las familias que asistieron a la reunión celebrada el pasado día 21, fueron recibidas con una maleta en un improvisado aeropuerto.

Padres, madres, hermanos, hermanas o abuel@s , conocieron de primera mano todos los proyectos puestos en marcha por este centro de Grupo AMÁS, que,  al igual que todos los pertenecientes a la entidad, apuestan por la personalización, la ciudadanía  y la inclusión en el entorno.

Las familias y las personas, protagonistas de sus propias vidas, fueron llenando sus equipajes de empoderamiento y apoyos para reclamar en sus entornos y comunidades el derecho irrenunciable a la ciudadanía y a las oportunidades. Maletas llenas de proyectos que todos los días se hacen realidad, solo hay que querer iniciar el viaje. Despegamos.

El equipo de profesionales de C.O. Los Pinos convertidos en la tripulación de un viaje hacia la calidad de vida. Foto: Grupo AMÁS.

El equipo de profesionales de C.O. Los Pinos convertidos en la tripulación de un viaje hacia la calidad de vida. Foto: Grupo AMÁS.

Programa de Personalización: Un todo incluido en cualquier viaje de vida.

La jornada “Welcome Familias” arrancó con la exposición del Programa de Personalización de Grupo AMÁS. En el marco de los irrenunciables de la entidad, tiene como objetivo lograr que cada persona  tenga su proyecto de vida. Para ello se establecen  círculos de apoyos amplios y significativos que se comprometen con ese proyecto, que nace de la Planificación Centrada en la Persona, es decir, de forma individual y escuchando sus deseos.

Todos generadores de oportunidades,  cómplices del proyecto y un  entorno que es un  espacio de co-creación, aprendizaje y apoyo mutuo. Para ello se trabaja la autoestima y empoderamiento de las personas, así como el ejercicio de derechos y obligaciones en el desarrollo de nuevos roles sociales.

“Un todo incluido” que sirve para cualquier destino de vida, cada proyecto es un viaje hacia la calidad de vida y los derechos. Las personas con diversidad funcional y sus familias eligen uno o varios destinos, la oferta incluye todas las etapas de la vida.

Más de cien personas asistieron a la jornada "Welcome Familias". Foto: Grupo AMÁS.

Más de cien personas asistieron a la jornada “Welcome Familias”. Foto: Grupo AMÁS.

Llenando la maleta de proyectos.

Las personas con diversidad funcional con sus apoyos, fueron las encargadas de explicar a las familias sus experiencias en cada uno de los proyectos en los que participan, así los asistentes pudieron elegir su propio equipaje para dirigirse a distintas terminales virtuales donde despegar con sus familias:

-“Codo a codo”

El proyecto se basa principalmente  en buscar la calidad de vida de las personas con diversidad funcional, desarrollando planes personales en comunidad. El entorno es el lugar donde nos encontramos los ciudadanos y ciudadanas y ahí es donde familias y profesionales buscan oportunidades y apoyos para cumplir los deseos de ocupación, formación, ocio, cultura o relaciones personales.

-“Proceso motivacional y orientación laboral”

Empezando desde los Centros, donde se  detectan candidatos y candidatas, que ante todo tengan la  motivación de querer  trabajar,  apoyados por el personal de apoyo, entran dentro del proceso de motivación laboral,  pudiendo pasar a la Escuela de Formación, Proyecto “Más Sueños, menos límites”  etc…, tras un proceso de orientación individual.

La Red de Apoyos al Empleo está presente en este  itinerario que culmina en la consecución de sus metas  personales a través de prácticas, formaciones externas y finalmente un contrato laboral.

-“Taller de medio ambiente”

Se trata de una nueva línea de actividad que trabaja la conciencia ambiental, la sostenibilidad, el desarrollo de nuevas habilidades, la participación e inclusión en la comunidad,  en base a  los deseos y preferencias de cada proyecto de vida.

-“Sexualidad y calidad de vida”

Acciones que se llevan a cabo para  facilitar información y formación afectiva/ sexual a todas las personas y sus familias,  que lo requieran o necesiten. Además de respetar  el derecho a la intimidad y la dignidad de las personas con diversidad funcional, sin infantilismos y respetando sus gustos y decisiones.

Para ello son imprescindibles entornos sociales, fuera de los centros, donde relacionarse con otras personas, siempre promoviendo la igualdad entre hombres, mujeres y personas LGTBI.

Mural de valoraciones de la Jornada "Welcome Familias". Foto: Grupo AMÁS.

Mural de valoraciones de la Jornada “Welcome Familias”. Foto: Grupo AMÁS.

-“Accesibilidad cognitiva”

Basado en las cinco llaves de accesibilidad en el Centro Ocupacional Los Pinos: AMÁS Voz, Lugares para todos, Fácil comprensión, Lectura Fácil y Comunicación.

-“Envejecimiento”

Las personas con diversidad funcional que entran en procesos de envejecimiento tienen los mismos derechos en su calidad de vida que el resto de l@s ciudadan@s. Por eso desde Los Pinos se va a poner en marcha un  proyecto para transformar los espacios y apoyos  en función de las necesidades de cada persona, siempre en base a su Plan Personal.

Hay personas mayores que prefieren pasear, otras seguir trabajando, los horarios se relajan, las actividades cambian, pero no los derechos. Entidades como Grupo AMÁS efectúan transformaciones que mejoran su calidad de vida, pero es necesaria la acción de familias y sobre todo de la Administración, para convertir plazas de Centro Ocupacional en plazas de Centro de Día, que permita a las personas con diversidad funcional en proceso de envejecimiento, continuar en los entornos donde han estado toda su vida.

Catering de clausura de la Jornada "Welcome Familias". Foto: Grupo AMÁS.

Catering de clausura de la Jornada “Welcome Familias”. Foto: Grupo AMÁS.

La valoración positiva de las familias.

Más de cien personas asistieron a este encuentro en el Centro Ocupacional Los Pinos, familias y personas con diversidad funcional que dejaron sus impresiones, valorando las iniciativas, la creatividad y originalidad de los  profesionales en la búsqueda de fórmulas inclusivas que visibilicen y normalicen , tanto en los núcleos familiares como en el entorno y la comunidad.

Mural de valoraciones de la Jornada "Welcome Familias" en el Centro Ocupacional Los Pinos. Foto: Grupo AMÁS.

Mural de valoraciones de la Jornada “Welcome Familias” en el Centro Ocupacional Los Pinos. Foto: Grupo AMÁS.

Una buena valoración que ha quedado plasmada en un mural confeccionado por los asistentes, repleto de mensajes de empoderamiento y lucha por los derechos de las personas  y sus familias.

Una lucha que está saliendo de los Centros Ocupacionales y las Residencias de Grupo AMÁS, servicios convertidos en trampolines donde las personas se comportan como lo que son, ciudadanas y ciudadanos de pleno derecho, fuera de guetos cerrados.

Y para lograrlo, las familias son los mejores compañeros de viaje.