Entradas

Boda de Virginia y José Manuel en la Residencia Parque Coimbra de Móstoles. Foto: Grupo AMÁS.

La boda de Virginia y José Manuel: Historia de un “Sí, quiero” al derecho de las personas con discapacidad intelectual a decidir sobre sus vidas

Boda de Virginia y José Manuel en la Residencia Parque Coimbra de Móstoles. Foto: Grupo AMÁS.

Boda de Virginia y José Manuel en la Residencia Parque Coimbra de Móstoles. Foto: Grupo AMÁS.

 

 

Para Grupo AMÁS, el enlace de esta pareja es “la boda del año”, celebrada el 15 de septiembre en la Residencia Parque Coimbra de la entidad, es un símbolo de lucha y apoyo para que las personas con discapacidad intelectual sean los protagonistas de sus vidas.

 

Para la mayor parte de las parejas, casarse es una opción personal que realizan cuando los dos cónyuges así lo han decidido. Pero Virginia y José Manuel son dos personas con discapacidad intelectual, para ellos conseguir llegar al altar ha sido una historia de lucha y superación de obstáculos que ha culminado en esta boda histórica, en la que por fin, una pareja con discapacidad intelectual ha podido cumplir su sueño. Una larga batalla en la que han contado con el apoyo, la implicación personal y la lucha de muchos profesionales de Grupo AMÁS que cada día se implican en lograr que las personas con discapacidad cumplan sus objetivos vitales, y en este caso, era ni más ni menos que el AMOR, con mayúsculas, de dos personas: Virginia y José Manuel.

Un ejemplo a seguir para muchas parejas que están en su situación.

“Todo ha sido maravilloso, un cuento de hadas”, dice José Manuel, un novio coqueto que no quiere confesar su edad, su mujer Virginia, de 48 años, nos cuenta que “en algunos momentos, estuve a punto de tirar la toalla, todo eran problemas legales y con las familias”.

Virginia y José Manuel abriendo más regalos por su boda. Foto: Grupo AMÁS.

Virginia y José Manuel abriendo más regalos por su boda. Foto: Grupo AMÁS.

Unos días después del enlace, la pareja sigue recibiendo regalos de boda y ahora, más tranquilos, recuerdan el tremendo camino que han tenido que recorrer, enfrentándose al sistema legal por su incapacidad intelectual y a unas familias, que al final han comprendido que son personas adultas y que ante todo, como cualquier ser humano, tienen el derecho a perseguir la felicidad y a acertar o equivocarse por el camino.

La pareja lleva conviviendo en la misma habitación de la Residencia Parque Coimbra desde hace dos años, pero querían dar un paso más, así que en 2016 comenzaron los trámites “le pedí ayuda a Cristina López, trabajadora social de Grupo AMÁS, ella ha estado constantemente pendiente de todos los trámites legales”, recuerda Virginia. Lo primero fue una valoración legal para poder casarse, ante la negativa, el siguiente paso ha sido optar por un plan alternativo: Un acto de convivencia en el que ambos han dado fe de su deseo y compromiso de vivir juntos.

Profesionales de Grupo AMÁS con Virginia y José Manuel. Foto: Grupo AMÁS.

Profesionales de Grupo AMÁS con Virginia y José Manuel. Foto: Grupo AMÁS.

Para llegar a esto han sido muchos los profesionales implicados, desde trabajadores sociales, personas de apoyo, educadores, tutores…imposible nombrarles a todos, entre ellos  Cristina López, Elisabeth Merino, Juan Carlos García, Victoria Peinador, Beatriz Manzano y tantos profesionales de la Residencia Parque Coimbra que han puesto su ilusión, dedicación y trabajo sin mirar horarios  para lograr un sueño que hoy ya es una realidad.

Una boda llena de detalles elegidos por los novios.

Desde las invitaciones, decoración de la ceremonia, las mesas, el menú y por supuesto los trajes de novios, todo ha sido realizado siguiendo las instrucciones de Virginia y José Manuel. Para ello los jardines de la Residencia Parque Coimbra de Grupo AMÁS se engalanaron para celebrar la ceremonia que fue oficiada por Juan Carlos Garcia, profesional de la entidad que fue director del centro en el momento en que se gestó esta historia de amor.

Jardín de la Residencia Parque Coimbra engalanada para la ceremonia. Foto: Grupo AMÁS.

Jardín de la Residencia Parque Coimbra engalanada para la ceremonia. Foto: Grupo AMÁS.

El menú, servido por AMÁS Antojo, el servicio de catering de la entidad, que también emplea a personas con discapacidad intelectual, fue un ejemplo de calidad y elegancia. En definitiva una boda por todo lo alto, a la que no faltaron familia y amigos, ni tampoco la despedida de solteros, ni las bromas a los recién casados.

Primer paseo de casados. Foto: Grupo AMÁS.

Primer paseo de casados. Foto: Grupo AMÁS.

Posteriormente los novios emprendieron una pequeña luna de miel de fin de semana a una localidad de Ávila, en la que fueron acompañados por dos personas de apoyo, profesionales de Grupo AMÁS,  elegidos por ellos.

El empoderamiento de las personas con discapacidad intelectual.

Virginia forma parte de Comité Ciudadanía de Grupo AMÁS, un órgano formado por personas con discapacidad intelectual que luchan por sus derechos en todos los terrenos, apoyados por profesionales de la entidad.

Reciben información muy valiosa que a Virginia le ha ayudado a empoderarse, a ser consciente de sus derechos y a ejercerlos, desde el conocimiento también de sus obligaciones. Ahora anima a todas las personas con discapacidad intelectual a luchar por sus sueños: “Yo les diría que luchen, que no tiren la toalla y a los demás, que nos den una oportunidad, las familias no deben impedir la ilusión y la vida de otras personas. Esto es lo más importante que me ha pasado, creía que nunca iba a llegar”, concluye Virginia.

Ahora esta pareja tiene un nuevo sueño, convivir juntos en una vivienda adaptada con los apoyos necesarios, “con la ayuda que necesitamos, podemos dirigir nuestra vida”, nos dicen ilusionados.

Algo que va en línea con la filosofía de Grupo AMÁS, expresada en su Plan Estratégico 2017-2020 y que apuesta por las viviendas en la comunidad y el entorno fuera del modelo residencial. “Esto es un trabajo conjunto, entre profesionales, personas de apoyo, familias y organismos públicos -dice  la educadora Elisabeth Merino- Si obtienen los apoyos que necesitan, ya no hay discapacidad”.

Banquete de boda de Virginia y José Manuel. Foto: Grupo AMÁS.

Banquete de boda de Virginia y José Manuel. Foto: Grupo AMÁS.

Virginia y José Manuel emprenden una nueva vida con la ilusión de un sueño conseguido, pero aún quedan muchos por cumplir, el primero es que una boda entre dos personas adultas no sea una noticia a destacar.

En ese camino sigue Grupo AMÁS, en la inclusión de todos los ciudadanos y ciudadanas sin diferencias por sus capacidades, un objetivo lleno de obstáculos, pero también de ilusiones, porque como dice Elisabeth, una de sus profesionales: “No en todos los trabajos puedes perseguir el sueño de alguien”.