Reciclaje de residuos: Grupo AMÁS presenta su nueva línea de creación de empleo para personas con discapacidad intelectual.

Miembros del Ayuntamiento de Móstoles visitando la nave de Gestión de Residuos eléctricos y electrónicos de Grupo AMÁS. Foto: Grupo AMÁS.

Miembros del Ayuntamiento de Móstoles visitando la nave de Gestión de Residuos eléctricos y electrónicos de Grupo AMÁS. Foto: Grupo AMÁS.

 

Carlos Revenga, técnico de la Mancomunidad de Móstoles, David Muñoz, Coordinador de la Junta de Distrito uno y Teresa Martín, técnico de medioambiente del Ayuntamiento, han visitado las instalaciones de la nueva nave dedicada a la gestión de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos.

 

Construir un planeta más limpio y más solidario, es el objetivo de la nueva línea de negocio que ha presentado Grupo AMÁS: la gestión de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos. Con esta iniciativa la entidad prevé la creación de puestos de trabajo para personas con discapacidad intelectual, en busca de su inclusión social y laboral.

El proyecto ha sido conocido de primera mano por Carlos Revenga, técnico de la Mancomunidad de Móstoles, Coordinador de la Junta de Distrito uno y Teresa Martín, técnico de medioambiente del Ayuntamiento. Los tres han visitado la nave dedicada a la gestión de residuos eléctricos y electrónicos, que está situada en el Polígono de las Nieves de la localidad madrileña.

Carlos Pérez, Presidente de Grupo AMÁS recibe a los miembros del Ayuntamiento de Móstoles. Foto: Grupo AMÁS.

Carlos Pérez, Presidente de Grupo AMÁS recibe a los miembros del Ayuntamiento de Móstoles. Foto: Grupo AMÁS.

Acompañados por el Presidente de Grupo AMÁS, Carlos Pérez, Óscar García, Director General de Desarrollo Corporativo y por los responsables del  Área de Empleo del Grupo AMÁS,  han podido comprobar la solidez de esta iniciativa que abre nuevas expectativas laborales para personas con discapacidad intelectual.

¿Qué es la gestión de residuos de aparatos electrónicos y eléctricos?.

Se definen los Aparatos eléctricos y electrónicos como aquellos que necesitan para funcionar corriente eléctrica o campos electromagnéticos, destinados a ser utilizados con una tensión nominal no superior a 1.000 V en corriente alterna y 1.500V en corriente continua, y los aparatos necesarios para generar, transmitir y medir tales corrientes y campos.

En el momento en que su poseedor decide deshacerse de ellos, se convierten en Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE)

La obligación de tratar estos residuos de un modo especial viene dada por el Real Decreto 208/2005, que marca las obligaciones y responsabilidades de todos los agentes implicados.

¿Qué ofrece Grupo AMÁS?

La nueva línea de negocio del grupo incluye recoger los residuos en las instalaciones del cliente, el transporte hasta la planta de segregación de materiales y el posterior desmontaje y separación de los componentes.

Posteriormente Grupo AMÁS emite al cliente los certificados correspondientes según la legislación vigente y revaloriza los materiales obtenidos. En todos los procesos participan personas con discapacidad, ayudando así a su inclusión por medio del empleo.

El servicio incluye grandes aparatos con y sin componentes peligrosos, como armarios de telecomunicaciones, hasta teléfonos móviles, tablets o ratones de ordenador.

Las empresas que apuesten por este proyecto socialmente inclusivo, obtendrán la experiencia de Grupo AMÁS a lo largo de 15 años dedicados a la prestación de servicios empresariales y tres décadas trabajando con personas con discapacidad intelectual.