“Maneras de comer”: Un paso más en la calidad de vida de las personas que viven en los servicios residenciales.

Personas con discapacidad intelectual realizando la compra. Foto: Grupo AMÁS.

Personas con discapacidad intelectual realizando la compra. Foto: Grupo AMÁS.

 

La puesta en marcha de este proyecto de transformación ha supuesto la creación de nuevos modelos de apoyos, que permiten a las personas con discapacidad intelectual que residen en los Servicios de Vivienda, elegir y planificar su alimentación en desayunos meriendas y cenas.

 

Lejos del concepto de “Residencia” al uso “Maneras de comer” supone una transformación de los Servicios de Vivienda: Grupo AMÁS apuesta por el derecho a la vida privada de las personas con discapacidad intelectual en el lugar donde viven, en definitiva, en sus casas.

Persona con discapacidad intelectual y necesidades de apoyo participando en "Maneras de comer". Foto: Grupo AMÁS

Persona con discapacidad intelectual y necesidades de apoyo participando en “Maneras de comer”. Foto: Grupo AMÁS

 Con independencia de las necesidades de apoyo, todas las personas que usan estos servicios de vivienda de Grupo AMÁS, participan en la decisión de sus desayunos, meriendas y algunas cenas, se ocupan de la compra, el almacenamiento, cocinan y limpian en función de sus capacidades, siempre con el apoyo de los profesionales de la entidad.

La respuesta de las personas con discapacidad intelectual y sus familias ha sido magnífica en todos los Servicios de Vivienda, al empoderamiento de tomar decisiones en sus vidas y llevarlas a la práctica, se une la mejora en autonomía, independencia, habilidades, sociabilidad, etc: “Ahora en casa ayuda a poner y quitar la mesa y se mete en la cocina”, es el comentario de muchas familias.

“Me gusta participar en la decisión de lo que como, igual que pasa en todas las casas”

Así explica Óscar Benito sus impresiones sobre el proyecto de transformación “Maneras de comer”. Óscar vive en la Residencia Nuevo Parque Polvoranca de Grupo AMÁS, en Leganés, donde 74 personas en 4 viviendas diferentes deciden por grupos sus desayunos diarios y sus meriendas, ocupándose también de ir a la compra y elaborar los alimentos. Además, en una primera fase eligen sus cenas dos veces al mes.

“La idea es fomentar la parte de vida privada de las personas con discapacidad intelectual que viven en servicios de residencia”, explica Miriam Fernández, directora del Centro de Día y Residencia Nuevo Parque Polvoranca, “Al igual que nos ocurre a tod@s, las comidas las hacemos en jornada laboral y no elegimos el menú, las personas con discapacidad intelectual también trabajan o se dedican a actividades diversas durante la mañana. En la parte de vida privada las personas decidimos nuestros desayunos, meriendas y cenas, pues aquí es lo mismo”.

Una filosofía que llevada a la práctica ha resultado sorprendente: “Entre todos los compañeros y compañeras decidimos nuestros desayunos saludables”, nos dice Óscar Benito y nos pone estos ejemplos: “Aguacate con queso de Burgos o bien macedonia de fruta con mango”.

Óscar Benito, residente en Nuevo Parque Polvoranca. Foto: Grupo AMÁS.

Óscar Benito, residente en Nuevo Parque Polvoranca. Foto: Grupo AMÁS.

Para Óscar Benito y sus compañeros y compañeras este nuevo paso en autodeterminación ha supuesto ante todo un plus de confianza y felicidad: “Tenemos derecho a opinar, vivimos aquí, es nuestra vida, nuestra casa, cuando estamos con nuestros familiares también nos ponemos de acuerdo con padres, madres o hermanos sobre lo que todos queremos comer”.

Los desayunos y meriendas diarias de compran una o dos veces a la semana, en esta fase del proyecto, las cenas se reparten de forma que cada una de las cuatro viviendas de Nuevo Parque Polvoranca, cocina dos veces al mes sus propios menús.

Apoyo activo en todas las facetas de la vida de las personas con discapacidad intelectual.

Centro de Inclusión y Oportunidades Padre Zurita. Foto: Grupo AMÁS

Centro de Inclusión y Oportunidades Padre Zurita. Foto: Grupo AMÁS

El proyecto de transformación “Maneras de comer” se está desarrollando en todos los Servicios de Vivienda de Grupo AMÁS: “Personas con grandes necesidades de apoyo están fomentando su autonomía, tomando decisiones en un sistema parecido al de un piso tutelado, en general están más felices y eso se refleja en las encuestas de calidad de vida”, nos dice Manuel Blanco, Director del Centro de Inclusión y Oportunidades Padre Zurita, en Alcorcón.

En este centro 46 personas se benefician de este proyecto, todas ellas eligen diariamente sus desayunos y meriendas, se organizan por viviendas y lo compran y preparan ellos mismos. En las cenas, 19 personas cocinan todos los días sus cenas tras elegirlas por consenso, otras 37 lo hacen 1 ó 2 días por semana.

En la Residencia y Centro Ocupacional Los Pinos (Leganés), 49 personas con diversidad funcional eligen diariamente su desayuno tipo buffet al igual que las meriendas. Ocupándose de comprar los productos necesarios, un día a la semana dos grupos de cocineros y cocineras preparan una cena para todos previamente consensuada en asamblea.

En Hogares Vivienda (Leganés) son otras 40 personas las que participan de “Maneras de comer”, eligiendo y preparando desayunos y meriendas de forma diaria y cenas una vez por semana.

Cada centro lleva sus propios ritmos en función de las necesidades de apoyo necesarias, así en la Residencia Parque Coimbra de Móstoles, 13 personas están aprendiendo a hacer la lista de la compra e ir al supermercado a realizar la compra. En total 68 personas ya han podido elegir sus desayunos.

Proyecto de transformación "Maneras de comer". Foto: Grupo AMÁS

Proyecto de transformación “Maneras de comer”. Foto: Grupo AMÁS

El objetivo ahora es aumentar el número de personas que eligen compran y elaboran sus desayunos y meriendas hasta llegar al 100% de los residentes e ir aumentan también las cenas. Para ello Grupo AMÁS y sus profesionales han asumido el sobresfuerzo de adaptar apoyos y sobre todo de aumentar el número de espacios personalizados en sus residencias.

Lo más importante son las repercusiones positivas que se están produciendo en las vidas de estas personas con diversidad funcional y sus familias: “Muchos familiares nos han contado que este verano han notado diferencias, las personas con discapacidad están más participativas y han ganado independencia”, explica Miriam Fernández.

Por qué “Maneras de comer” es para TOD@S, sin importar las necesidades de apoyo, todas las personas tienen los mismos derechos a protagonizar sus vidas y sus decisiones. Un proceso de transformación personal que ha sorprendido a los núcleos familiares al comprobar las habilidades desarrolladas por algunas personas: “En la Residencia Nuevo Parque Polvoranca hemos creado el Facebook “Que polvorín” para que las familias puedan ver las instantáneas de sus familiares realizando actividades que hasta ese momento parecían impensables”, dice la directora de esta residencia.