La Fundación Prójimo Próximo ayuda a Nerea, la pequeña recibe tratamiento en el Centro de Atención Temprana de Grupo AMÁS

Amelia y Pía, de la Fundación Prójimo Próximo con Nerea y su madre. Foto: Grupo AMÁS.

Amelia y Pía, de la Fundación Prójimo Próximo con Nerea y su madre. Foto: Grupo AMÁS.

 

La niña de cuatro años, padece hemiparesia izquierda lo que le impide mover una parte de su cuerpo. Gracias a la ayuda de la Fundación Prójimo Próximo, su familia podrá reformar la casa para acondicionarla a las necesidades de Nerea.

Nerea y su familia hoy tienen más razones para sonreír, la colaboración entre el Centro de Atención Temprana y la Fundación Prójimo Próximo se ha materializado en la reforma de la vivienda familiar, ahora más adaptada a las necesidades de la pequeña.

Una suma de solidaridades que ha dado como resultado  la visita de Amelia y Pía, las dos pertenecen a  Prójimo Próximo, tras recibir la petición de ayuda de una trabajadora social de Grupo AMÁS, su Fundación no lo dudó ni un momento y se puso manos a la obra.

Gracias a su ayuda la familia de Nerea, con muchas necesidades económicas y tres hijos más, ha podido reformar su vivienda para que la niña tenga una habitación y una litera para dormir. Actualmente debido a la falta de espacio, dormía aún en su cuna, lo que le causaba incomodidad y dolor.

Síndrome de Dandy Walker.

El síndrome de Dandy Walker afecta aproximadamente a un caso de cada 30.000 habitantes, una enfermedad rara que requiere investigación y solidaridad. Se trata de una anomalía cerebral congénita, produce microcefalia y  parálisis cerebral, que en el caso de Nerea afecta al lado izquierdo de su cuerpo. La niña nació de un parto prematuro a las 32 semanas de gestación junto con su hermano mellizo.´

En la mayoría de los casos en esta malformación genética, es esencial un abordaje no farmacológico centrado en terapia física, educación especial e intervención neuropsicológica para lograr el máximo desarrollo cognitivo y físico de la persona afectada.

Nerea  recibe tratamiento en el Centro de Atención Temprana de Grupo AMÁS desde octubre de 2012. Actualmente acude a sesiones de estimulación, logopedia, fisioterapia y psicomotricidad, con una duración de entre 30 y 45 minutos cada una.

Aunque la terapia está mejorando la calidad de vida de Nerea, era necesario también adecuar su casa para evitar sufrimientos a ella y a su familia, que pasa por un momento económico muy delicado. La situación de la niña ha obligado a la madre a dejar de trabajar, de forma que solo el padre, con trabajos temporales, se ocupa de sustentar al núcleo familiar formado por seis personas.

La Fundación Prójimo Próximo.

Gracias a los trabajadores sociales de Grupo AMÁS, la situación de Nerea llegó hasta la Fundación Prójimo Próximo, una entidad que ayuda a personas con discapacidad física o psíquica, que necesitan productos especializados, apoyo económico, eliminación de barreras arquitectónicas…..todo con el objetivo de mejorar su independencia y  calidad de vida.

Las ayudas de esta fundación se canalizan a través de trabajadores sociales que detectan situaciones graves que pueden subsanarse con una simple rampa, una silla o un baño adaptado. Con ayudas como éstas, muchas personas pueden empezar una nueva vida, salir a la calle, ganar independencia o padecer menos dolores.

El caso de Nerea es sólo un ejemplo, su sonrisa la imagen de muchos niños, niñas y familias por las que todos los trabajadores de Grupo AMÁS dedican cada día su profesionalidad y esfuerzos.