I Encuentro de Familias de Empleo de Grupo AMÁS: L@s trabajador@s con discapacidad intelectual producen bienes y servicios como el resto de la población activa

Carlos Pérez, Presidente de Grupo AMÁS, en el I Encuentro de Familias de Empleo. Foto: Grupo AMÁS.

Carlos Pérez, Presidente de Grupo AMÁS, en el I Encuentro de Familias de Empleo. Foto: Grupo AMÁS.

 

Más de 25 familias de trabajador@s con discapacidad intelectual han asistido al I Encuentro de Familias de Empleo de Grupo AMÁS, un foro para compartir experiencias y conocer de primera mano las redes de ayuda y el Servicio de Apoyo a la Persona y la Familia, que ofrecen la entidad.

A pesar de la lluvia, un nutrido grupo de familias, más de 25, han asistido en el Centro de Inclusión y Oportunidades Padre Zurita, en Alcorcón, al I Encuentro de Familias de Empleo, organizado por Grupo AMÁS.

Un foro en el que compartir experiencias, que ha contado con la bienvenida del Presidente de Grupo AMÁS, Carlos Pérez y el Presidente de Aspandi (asociación perteneciente a la entidad), Felipe Talavera. Ambos han destacado la importancia de la unión de las familias para lograr la auténtica inclusión laboral y la calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual.

Las personas con discapacidad intelectual son simplemente trabajador@s, sin etiquetas.

Este es el mensaje que Grupo AMÁS ha lanzado a las familias que tienen hijos e hijas con discapacidad intelectual trabajando. El enfoque de la entidad es poner la mirada en el potencial que tienen estas personas: “Vuestr@s hij@s están produciendo bienes y servicios, como cualquier trabajador, la sociedad debe ser consciente del enorme potencial del ser humano porque la discapacidad no es importante, todos necesitamos apoyos en nuestras vidas”, ha afirmado Ismael Carrillo, Director General de Atención a Personas de Grupo AMÁS.

Ismael Carrillo y Óscar García en el I Encuentro de Familias de Empleo. Foto: Grupo AMÁS.

Ismael Carrillo y Óscar García en el I Encuentro de Familias de Empleo. Foto: Grupo AMÁS.

Una fórmula que aplica la entidad en su Centro Especial de Empleo, como ha destacado Óscar García, Director General de Desarrollo Corporativo: “Nuestro rol es tratar a las personas con discapacidad intelectual en el ámbito laboral como trabajador@s más, tod@s l@s profesionales necesitamos apoyos, no hay diferencias”.

Una normalización laboral por la apuesta Grupo AMÁS en su Plan Estratégico 2017-2020,  centrándose en apoyos personalizados, cada persona y su familia son únicas, tienen sus propias necesidades y requieren planes individuales para conseguir metas y objetivos que desemboquen en calidad de vida e independencia.

Testimonios de familias en primera persona.

La acción centrada en la persona de forma individual ha dado excelentes resultados como han resaltado los familiares que en este I Encuentro de Familias de Empleo de Grupo AMÁS, han tomado la palabra para compartir sus experiencias.

Familiares de trabajador@s con discapacidad intelectual relatan su experiencia. Foto: Grupo AMÁS.

Familiares de trabajador@s con discapacidad intelectual relatan su experiencia. Foto: Grupo AMÁS.

Así, Elena ha relatado como su hermano consiguió con los apoyos necesarios un cambio de trabajo, no por capricho, no por ser una persona con discapacidad, sino por un problema de espalda. Ahora mantiene una vida independiente gracias a su sueldo.

Manuel ha destacado la mejora en sociabilidad y habilidades sociales que ha experimentado su hijo, tras una mala experiencia laboral, los profesionales de Grupo AMÁS a través de la Red de Apoyos recondujeron su caso concreto.

Para Javier, padre de una trabajadora con discapacidad, la clave del éxito ha sido centrarse en las necesidades de su hija: “Nos han ayudado mucho a toda la familia, en una reunión en la que estuvimos charlando largo y tendido, se marcaron pautas y objetivos, solo puedo decir que ha sido fantástico ver los resultados”.

Objetivos que se han conseguido a través de los servicios y recursos que ofrece Grupo AMÁS a las personas con discapacidad y sus familias, herramientas que merece la pena conocer.

La Red de Apoyos de Grupo AMÁS.

En este I Encuentro de Familias de Empleo, los asistentes han recibido información de los servicios, recursos y oportunidades que ofrece la entidad más allá del día a día laboral, poniendo el acento en la calidad de vida del trabajador/a  y por extensión, de toda la familia.

Información de la Red de Apoyos de Grupo AMÁS ofrecida en el I Encuentro de Familias de Empleo. Foto: Grupo AMÁS.

Información de la Red de Apoyos de Grupo AMÁS ofrecida en el I Encuentro de Familias de Empleo. Foto: Grupo AMÁS.

Una Red de Apoyos transversal que nace con el propósito de generar los recursos necesarios para lograr la inclusión plena de las personas con discapacidad intelectual en todos los ámbitos de la vida, tanto a nivel laboral, social, cultural, legal, vida independiente, ocio, deporte, ciudadanía…

Por ejemplo el Servicio de Apoyo en el Empleo, que no solo ofrece orientación laboral y apoyo en la búsqueda de empleo, sino asesoramiento en el puesto de trabajo, calidad de vida, apoyo emocional, formación, inserción laboral…

A través del Servicio de Apoyo a la Persona y la Familia se brindan herramientas a través de un equipo de profesionales que trabaja conjuntamente con el núcleo familiar estableciendo relaciones de confianza y canales de comunicación, para apoyar las situaciones individuales e intervenir en el entorno. Algunas de sus acciones son la información, orientación y asesoramiento legal, servicio de gestiones, respiro familiar, terapias, presencia social, seguimiento de situaciones, grupo de familiares, formación a través de charlas y ciclos formativos, apoyo emocional, ocio…

Sin olvidar un pilar básico en los derechos de las personas con discapacidad intelectual como es la vida independiente. En este apartado, Grupo AMÁS ofrece a las familias su servicio de vida independiente y viviendas en comunidad, que incluye orientación, asesoramiento, formación, entrenamiento y apoyos en viviendas tuteladas y/o supervisadas.

Instrumentos que Grupo AMÁS pone a disposición de las familias, porque son ellas, a través del movimiento asociativo, los auténticos agentes sociales del cambio hacia una sociedad inclusiva y normalizada con las personas con diversidad funcional.