Historias de un barrio de Móstoles: Héroes anónimos convertidos en runners solidarios

Isabel Benito y Juan Luis Heras en la acción solidaria con Grupo AMÁS. Foto: Grupo AMÁS.

Isabel Benito y Juan Luis Heras en la acción solidaria con Grupo AMÁS. Foto: Grupo AMÁS.

Isabel Benito y Juan Luis Heras son propietarios de dos pequeños comercios de Móstoles: Bar Zipi y Zape y J.L. Peluqueros, dos ejemplos de solidaridad que han decidido convertirse en “runners solidarios” colaborando en la X Carrera por la Inclusión que Grupo AMÁS celebra el 27 de mayo en beneficio de las personas con discapacidad intelectual.

 

 

No corren maratones, ni siquiera logran premios en carreras populares, pero Isabel Benito y Juan Luis Heras han decidido ser por un día “runners solidarios” con el derecho al deporte de las personas con discapacidad intelectual. Porque no es necesario ser un atleta para participar en la X Carrera por la Inclusión, “Inclusion Experience”, que Grupo AMÁS celebra el 27 de mayo en Parque Polvoranca (Alcorcón-Leganés) y los propietarios del Bar Zipi y Zape y J.L. Peluqueros lo han demostrado, ellos se han unido aportando premios para los ganadores en las diferentes categorías de esta carrera solidaria.

No es la primera vez que estos dos pequeños empresarios demuestran que uniendo fuerzas entre tod@s podemos cambiar el mundo y hacerlo un poco más justo. Ambos son héroes anónimos que luchan todos los días por ganarse la vida en sus negocios, sin olvidar a las personas de su barrio, desde niños y niñas con discapacidad intelectual, personas mayores sin recursos o vecinos que pasan por malas situaciones económicas. Grandes y pequeñas historias que merece la pena conocer.

De los niños y niñas de Atención Temprana a la Carrera por la Inclusión.

No es la primera vez que la peluquería J.L. Peluqueros y el Bar Zipi y Zape (Calle Río Tormes, 13 y 17 de Móstoles) apoyan los derechos de las personas con discapacidad intelectual y sus familias. El pasado 31 de enero ambos comercios ofrecieron cortes de pelo y cañas solidarias a cambio de donativos que fueron destinados íntegramente a los tratamientos de niños y niñas con discapacidad intelectual o de desarrollo, del Centro de Atención Temprana de Grupo AMÁS en Móstoles.

Juan Luis Heras, J.L. Peluqueros. Foto: Grupo AMÁS.

Juan Luis Heras, J.L. Peluqueros. Foto: Grupo AMÁS.

Juan Luis Heras, este peluquero de Móstoles lleva ya cinco años realizando esta acción solidaria, durante un día trabaja gratis para ayudar a las familias con menos recursos cuyos hijos necesitan tratamientos y que están en lista de espera. Donde no llega la sanidad pública, lo hace la solidaridad.

“He vivido en Móstoles toda la vida y es una ciudad solidaria”, nos dice Juan Luis, quien a raíz de una tragedia familiar sufrió toda una transformación personal: “Yo tenía un nivel de vida alto, pero me faltaba lo esencial, preocuparme por las personas que me rodean, ahora soy feliz”.

 Y es que Juan no solo es un excelente peluquero de caballeros, es además un hombre solidario y muy querido por sus vecinos. Tras superar muchos problemas personales está volcado en su familia, en su barrio y en todas las personas a las que puede ayudar: “Colaboro con Grupo AMÁS, corto el pelo y afeito a personas sin recursos los fines de semana, recojo juguetes, colaboro con Médicos sin Fronteras, Aldeas Infantiles…prefiero pasar por la vida haciendo algo por los demás”, nos dice sonriente.

Una historia parecida a la de Isabel Benito, junto a su marido regenta el Bar Zipi y Zape desde hace cuatro años: “La gente nos ayudó al principio, ahora nosotros intentamos devolver la solidaridad ayudando a personas necesitadas del barrio y patrocinando pequeños equipos de fútbol de Móstoles”.

Isabel Benito, Bar Zipi y Zape. Foto: Grupo AMÁS.

Isabel Benito, Bar Zipi y Zape. Foto: Grupo AMÁS.

Isabel, al igual que Juan, también ha colaborado con los niños y niñas de Atención Temprana en Móstoles: “En cuanto me lo propuso Juan, me salió del alma, me gustan los niños. Soy auxiliar de clínica, he trabajado con personas con discapacidad, desgraciadamente una lesión de rodilla me impide seguir ejerciendo mi vocación”.

Pero lejos de rendirse, Isabel ha buscado nuevas formas de ayudar a los demás, implicándose en la vida de su barrio, conociendo las necesidades de sus vecinos y aportando lo que puede y eso, es mucho.

 La última muestra es su implicación en la X Carrera por la Inclusión que Grupo AMÁS celebra el 27 de mayo en Parque Polvoranca, cuya recaudación íntegra se destina al deporte de personas con discapacidad intelectual de todas las edades. La peluquería J.L. Peluqueros y el Bar Zipi y Zape colaboran donando premios que recibirán los ganadores de las diferentes categorías en 5 km ó 10 km.

Como ellos no es necesario ser atletas para ser “runners solidarios”, todos podemos participar y correr en la misma dirección para construir un futuro más justo para todas las personas, sin distinciones.