Grupo AMÁS apuesta por el derecho a la sexualidad y la vida en pareja de las personas con discapacidad intelectual

Fin de semana de seis parejas de Pisos Tutelados. Foto: Grupo AMÁS.

Fin de semana de seis parejas de Pisos Tutelados. Foto: Grupo AMÁS.

Seis parejas consolidadas de los Pisos Tutelados de Grupo AMÁS han pasado un fin de semana en una casa rural de Canencia, Madrid, acompañados por dos monitoras.

Cristina y David, Raquel y Daniel, Elena y Fernando, Noelia y Pedro, Maica y Josemi y Ángela y Eusebio, son seis parejas de novios, cómo miles, sólo que para la mayoría de ellos, despertar juntos o dormir abrazados es un acto cotidiano al que no tienen acceso.

Grupo AMÁS está comprometido con el derecho a la sexualidad y la calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual, este fin de semana es un ejemplo para demostrar a la sociedad, las familias y las instituciones que vivir las relaciones afectivas y la pareja es saludable para TODOS, sin distinciones de ningún tipo.

Un fin de semana emocionante.

La idea de buscar una casa rural para pasar un fin de semana partió de las mujeres que viven juntas en una de las viviendas tuteladas de Grupo AMÁS, ellas se encargaron de buscar ubicaciones, comparar precios…sabían muy bien lo que querían: una casa grande que no estuviera muy lejos de Madrid. Tras muchas consultas en internet, el destino elegido fue Canencia, un pueblecito muy tranquilo con unas vistas preciosas a sólo una hora de la capital madrileña.

No olvidaron el más mínimo detalle, el alojamiento rural está equipado con seis habitaciones con camas de matrimonio, bañeras de hidromasaje y todos los ingredientes para pasar un fin de semana romántico.

Con ellos fueron dos monitoras: Julia Martín y María Osorio, la Directora de los Pisos Tutelados de Grupo AMÁS, que resume así la experiencia: “cómo profesional estoy encantada y muy satisfecha, me ha parecido algo precioso, ver la ilusión con la que se lo han contado al regreso del viaje al resto de sus compañeras. ¡Las veces que me han dado las gracias por algo que no damos valor por tenerlo tan a nuestro alcance!. Soy yo la que tengo que agradecerles este fin de semana tan estupendo y lleno de anécdotas”.

En cuanto a las familias, todas comprendieron la importancia de que sus hijos e hijas tengan momentos de intimidad con sus parejas, afortunadamente, para la mayoría el hecho de que parejas con discapacidad intelectual compartan una habitación, está dejando de ser un tema tabú.

Pero la estadística sigue siendo negativa, de las seis parejas que acudieron el fin de semana a la casa rural, tan sólo dos tienen ocasiones para pasar habitualmente algún rato de intimidad, charlar de sus cosas o mostrarse su amor, cómo hace cualquier ciudadano.

Grupo AMÁS respalda el derecho a la sexualidad y calidad de vida.

Es una de las premisas de esta entidad, y así quedó demostrado en la celebración el año pasado  de las Jornadas “Sexualidad y Calidad de Vida en Sintonía, dedicadas a las relaciones afectivo sexuales de las personas con discapacidad intelectual.

En este evento las personas con diferentes capacidades y diversidad funcional fueron las protagonistas absolutas, pudiendo demostrar que tienen sexualidad y tan variada cómo la pueden tener el resto de los ciudadanos.

Grupo AMÁS quiere visibilizar las relaciones amorosas y sexuales de este grupo social, rompiendo tabúes y mitos: ni todas las personas somos iguales, ni todas las capacidades son idénticas. Por eso, seguiremos trabajando para garantizar los derechos de todos a la calidad de vida.