El programa “Red Solidaria 2019” de Bankia apoya el proyecto “Acceso a la justicia” de Grupo AMÁS.

Personas con diversidad funcional y familias de Grupo AMÁS. Foto: Grupo AMÁS

Personas con diversidad funcional y familias de Grupo AMÁS. Foto: Grupo AMÁS

La Fundación AMÁS Social, de Grupo AMÁS, ha obtenido el apoyo de la Red Solidaria de Bankia con 1.000 euros destinados al proyecto “Acceso a la justicia”. El programa contempla el asesoramiento y acompañamiento personalizado de las demandas a nivel jurídico que soliciten personas con discapacidad intelectual y sus familias.

 

La aportación de Bankia se enmarca en su programa Red Solidaria, por el que sus oficinas apoyan un proyecto social cercano, que eligen a principios de año, si logran alcanzar sus objetivos de negocio en el conjunto del ejercicio.

Este año Bankia destina más de 1,3 millones de euros a 79 proyectos solidarios en la Comunidad de Madrid. Las líneas de la acción social de Bankia se centran en el fomento del empleo para jóvenes y mayores de 45 años, mujeres víctima de violencia de género, personas con discapacidad y en riesgo de exclusión social, así como en el desarrollo rural y local y la protección del medioambiente.

Uno de estos proyectos solidarios es “Acceso a la justicia” de Grupo AMÁS, un programa que busca convertir la justicia en accesible y comprensible para las personas con discapacidad intelectual y sus familias, otorgándoles los apoyos personalizados que cada caso necesite.

Formación, indagación y acompañamiento.

El proyecto “Acceso a la justicia” se plantea el asesoramiento y el acompañamiento personalizado de las demandas a nivel jurídico, legal y de protección patrimonial.

Este proyecto supone acompañar a las personas con discapacidad y a las familias en estos procesos desde una visión social de la discapacidad, en la que la dignidad inherente a la condición de persona, la autonomía individual, incluida la libertad de tomar las propias decisiones, la independencia de las personas, la plena accesibilidad, y la no discriminación, constituyen los ejes sustanciales.

El objetivo es identificar el mejor trámite para cumplir el proyecto de vida de cada persona con diversidad funcional y para ello el proyecto “Acceso a la justicia” incluye la adaptación de los términos legislativos y la información de derechos a un lenguaje accesible.

Para lograrlo están previstas tres fases:

  1. Formación a profesionales, personas con discapacidad y familias.
  2. Indagación y acompañamiento de la demanda.
  3. Facilitar los procedimientos legales, jurídicos y de protección patrimonial.

El proyecto incluye promover aprendizajes orientados a aquellos aspectos y trámites legales, jurídicos o patrimoniales que están vinculados a los diferentes momentos del ciclo vital de las personas con discapacidad intelectual y sus familias. Garantizar la protección y seguridad a través de la gestión de apoyos en materia legal y jurídica y promover acciones de inclusión y participación social.

Unos objetivos que se verán impulsados con el apoyo de la Red Solidaria 2019 de Bankia.