El Congreso de los Diputados da luz verde a la reforma que devuelve el derecho al voto a 100.000 personas con discapacidad

El Congreso de los Diputados da luz verde a la reforma que devuelve el derecho al voto a 100.000 personas con discapacidad

El Congreso de los Diputados da luz verde a la reforma que devuelve el derecho al voto a 100.000 personas con discapacidad.

 

La Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados ha aprobado el texto definitivo de la reforma de la LOREG (Ley Orgánica del Régimen Electoral General) que devuelve el derecho al voto a 100.000 personas con discapacidad intelectual eliminadas del censo por sentencias judiciales. El texto llegará el próximo 18 de octubre el Pleno del Congreso y tras ello al Senado para su aprobación definitiva.

 

 

La reforma aprobada por el Congreso de los Diputados supone poner fin a una asignatura pendiente del sistema electoral español, que ha privado del derecho al voto a 100.000 personas discriminadas por razón de discapacidad. De esta forma el sistema legislativo español cumple con una de las recomendaciones de Naciones Unidas.

El texto incluye tanto el reconocimiento a estas personas del sufragio activo (voto) como el pasivo, es decir, la posibilidad de ejercer cargos públicos presentándose a candidaturas electorales. El texto llegará el próximo día 18 al Pleno del Congreso y tras ello al Senado para su aprobación definitiva y su posterior publicación en el BOE.

100.000 personas con discapacidad intelectual podrán votar en las próximas elecciones andaluzas del 2 de diciembre.

Según fuentes parlamentarias la reforma entrará en vigor a tiempo para que las personas con discapacidad intelectual que tenían suprimido su derecho al voto, puedan votar en las elecciones andaluzas convocadas para el 2 de diciembre de 2018 y con toda seguridad ,podrán ejercer su derecho al sufragio en los comicios municipales y autonómicos del año que viene.

Se trata, por tanto, de una reforma histórica ya que por primera vez podrán votar en unas elecciones todas las personas mayores de edad sin ningún tipo de discriminación.

La propuesta de reforma estaba pendiente desde hace un año, cuando el Pleno del Congreso atendía una instancia de la Asamblea de Madrid,  que aprobó por unanimidad de todos los grupos políticos iniciar el trámite parlamentario.

Tras la aprobación definitiva en el Congreso y Senado, el texto será publicado en el BOE (Boletín Oficial del Estado), incluyendo una disposición adicional que la obliga a adaptarse a la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad y que resulta así de contundente: “Quedan sin efecto las limitaciones en el ejercicio del derecho de sufragio establecidas por decisión judicial (…) Las personas a las que se les hubiere limitado o anulado su derecho de sufragio por razón de discapacidad quedan reintegradas plenamente en el mismo por ministerio de la ley”.

La Ley de Régimen Electoral Central de 1985 ha privado desde hace 33 años de un derecho fundamental a 100.000 ciudadanos y ciudadanas, sobre cuyas vidas han decidido los jueces declarando en sentencias judiciales que son incapaces de tomar decisiones sobre el destino de sus propias vidas.

Para Ismael Carrillo, Director General de Grupo AMÁS, “este paso es un ejemplo de cómo la Convención de Derechos de la ONU tiene aplicaciones prácticas en la vida de las personas. Ahora está en marcha también la reforma legal del Código Civil para ajustar las protecciones para cada persona de la capacidad de obrar, y otras más que deberán tomar el relevo en los próximos años: vivienda en la comunidad, escuela ordinaria para todos, etc, etc. Es una constatación que la Convención es una extraordinaria herramienta de transformación y de que cuando las instituciones se ponen a hacerlo práctico, las personas logran resultados significativos para sus vidas”.