Derechos y proyectos en la Asamblea general de Adfypse

Intervención del Comité de Ciudadanía de Grupo AMÁS en la Asamblea de Adfypse. Foto: Grupo AMÁS.

Intervención del Comité de Ciudadanía de Grupo AMÁS en la Asamblea de Adfypse. Foto: Grupo AMÁS.

El Comité de Ciudadanía y el proyecto  para la formación e inclusión profesional en las artes escénicas de AMÁS Escena, han sido los protagonistas de la Asamblea de socios de Adfypse.

En la Asamblea General de socios de Adfypse las personas con discapacidad intelectual han vuelto a tomar la palabra, en esta ocasión Verónica Campos, Jorge Arranz, Marta Torero y Soraya Moreno, miembros del Comité de Ciudadanía de Grupo AMÁS, han reivindicado su derecho a ser escuchados y a tomar decisiones en los temas que les afectan directamente.

Han presentado ante la Asamblea General de Adfypse su protocolo de reivindicaciones, “no somos un florero”, han dicho, para exponer ante los socios sus peticiones: creación de un protocolo para que las personas con discapacidad participen de forma activa en las reuniones en las que se tomen decisiones que les afecten; actas escritas en palabras fáciles de comprender y adaptadas a lectura fácil; reuniones previas en las que se expliquen los puntos importantes; designación de un miembro del equipo de apoyo que les acompañe y asesore en las asambleas; tiempo suficiente para pensar ante la toma de decisiones; capacitación de equipos por parte del Programa de Ciudadanía de Grupo AMÁS.

El Presidente de Adfypse, Jesús Rodríguez, ha recibido satisfecho estas peticiones entre los aplausos de los asistentes. Las cuentas y el presupuesto de la asociación han quedado aprobados por los socios.

AMÁS Escena: formación para la inclusión profesional en las artes escénicas.

El derecho a tomar decisiones y a tener oportunidades laborales, son dos de las reivindicaciones que hacen las personas con discapacidad intelectual, ambas se han convertido en las piedras angulares de esta asamblea.

Israel, actor de AMÁS Escena. Foto: Grupo AMÁS.

Israel, actor de AMÁS Escena. Foto: Grupo AMÁS.

Por ese motivo, otro de los protagonistas ha sido el proyecto AMÁS Escena y en concreto Israel, uno de sus componentes que ha mostrado ante los socios el resultado de su aprendizaje en expresión corporal y comunicación verbal, con una pequeña interpretación digna de un profesional.

Y ese es el objetivo, porque Grupo AMÁS es la única entidad que ofrece un formación escénica que responde a un interés artístico profesional. El proyecto supone ofrecer las estructuras y herramientas necesarias para maximizar la inclusión de las personas con discapacidad intelectual en el sector cultural y de las Artes Escénicas.

AMÁS Escena ofrece formación impartida por dos magníficas profesionales de Grupo AMÁS: Ainhoa Pérez y Allende López, las asignaturas incluyen Expresión Corporal, Danza, Interpretación Teatral e Interpretación Musical.

Actualmente cuenta con 40 miembros divididos en dos grupos: preparatorio y avanzado que suman ya importantes éxitos artísticos, que pasan por la participación en anuncios publicitarios, cortos cinematográficos y la actuación en importantes certámenes teatrales.

En definitiva, inclusión y oportunidades laborales para las personas con discapacidad intelectual, con independencia del ámbito en el que quieran desarrollarse profesionalmente, ni más ni menos, que el resto de los ciudadanos. Para Grupo AMÁS, no es sólo un proyecto, es ya una realidad. Queda mucho por hacer, pero el camino ya ha comenzado a marcarse en el mapa de la inclusión.