Decathlon Xanadú: Inclusión laboral y juego limpio

Ismael en el centro de la imagen con compañer@s de Decathlon de Xanadú. Foto: Decathlon de Xanadú

Ismael en el centro de la imagen con compañer@s de Decathlon de Xanadú. Foto: Decathlon de Xanadú

 

 

Desde junio de 2017, la tienda Decathlon de Xanadú ha iniciado un proyecto de inclusión social y laboral de personas con diversidad funcional en colaboración con Grupo AMÁS. A día de hoy el resultado es la contratación de un joven llamado Ismael y el proyecto de continuar confiando en trabajadores y trabajadoras con discapacidad intelectual. Un ejemplo de economía social en estado puro.

 

La tienda Decathlon de Xanadú practica no solo el “juego limpio” a nivel deportivo, también en los terrenos social y laboral. Gracias a esta filosofía una de las vendedoras de la tienda decidió apostar por la inclusión de trabajadores y trabajadoras con diversidad funcional, sus jefes apoyaron esta iniciativa, iniciando un proceso de colaboración con Grupo AMÁS que ha demostrado que a veces el buen hacer de personas, empresas y entidades, puede cambiar el mundo y hacerlo más justo y solidario. Esta es la historia.

La apuesta por la inclusión laboral de personas con diversidad funcional.

Marta Botías es vendedora en la tienda de Decathlon en Xanadú, en junio de 2017 decidió emprender un proyecto de inclusión social con el objetivo de contratar a una persona con diversidad funcional. “Mi primer contacto con Grupo AMÁS fue a través de un evento que organizamos llamado “foundation day, dedicado a la inclusión y el deporte, conocí a Javier Leria, preparador laboral de Grupo AMÁS y cuando me contó el proyecto de la entidad me pareció superinteresante”, nos cuenta Marta, “tras una larga búsqueda de asociaciones os encontré, sois una asociación que por cercanía y filosofía, me cuadró a la primera”.

Ismael con una compañera de trabajo. Foto: Decathlon de Xanadú

Ismael con una compañera de trabajo. Foto: Decathlon de Xanadú

Así comenzó una historia que ya ha mejorado la calidad de vida de una persona, Ismael es un joven que trabaja y vive como cualquier persona de su edad, cuenta con un trabajo y demuestra todos los días que los trabajadores con diversidad funcional solo necesitan unos apoyos diferentes, a fin de cuenta, ayudas como cualquier persona que inicia su andadura en un nuevo puesto de trabajo.

Ismael, un trabajador más de la plantilla.

Un año después Ismael es un empleado más de Decathlon Xanadú “está aprendiendo un oficio y nuestro equipo se está enriqueciendo mucho más con su presencia”, asegura Marta Botías.

Un proceso que se inició con el trabajo de profesionales de Grupo AMÁS, como Javier Leria Molina, preparador laboral de la entidad: “Nos llamaron a mediados de 2017 porque querían incorporar a una persona con discapacidad intelectual en la tienda, fuimos a ver el puesto y planteamos la posibilidad de empezar por unas prácticas formativas”.

Una vez terminado el periodo de formación se realizó una valoración conjunta entre los responsables de Decathlon Xanadú y Grupo AMÁS, el resultado fue tan positivo que se acordó que Ismael había cumplido con todos los objetivos planteados, por lo que el siguiente paso fue la firma de un contrato laboral y su continuidad ya como trabajador de la tienda.

El éxito de este caso se ha basado en la forma de trabajar la inclusión por parte de Decathlon Xanadú: “Han tenido muy clara la forma de hacer las cosas, ante cualquier decisión importante nos han convocado para consensuar como hacer las cosas. Esa manera de trabajar ha generado mucha confianza y tranquilidad a Ismael”, nos dice el preparador laboral de Grupo AMÁS.

Una empresa comprometida con valores solidarios.

El joven equipo de esta tienda situada en el sur de la Comunidad de Madrid tiene planes de futuro como nos cuenta Marta “Me gustaría contratar a otra persona más, Ismael es el primero de muchos, o eso espero. Además tengo en mente realizar un día de puertas abiertas para que todas aquellas personas del Centro de Empleo de Grupo AMÁS vengan a pasar una jornada laboral con nosotros y vean como funcionamos en esta tienda”.

Además, están previstos nuevos proyectos como la puesta en marcha de cursos inclusivos de reparación de bicicletas en las instalaciones de Decathlon Xanadú, impartido por profesionales de la tienda.

Ismael con un compañero de trabajo. Foto: Decathlon de Xanadú

Ismael con un compañero de trabajo. Foto: Decathlon de Xanadú

Una colaboración que surge de la filosofía de compromiso social de este establecimiento formado por gente joven y motivada en los valores del deporte y la solidaridad que aportan reputación y valor a su imagen de marca.

Un ejemplo que está al alcance de todas las empresas grandes o pequeñas que apuesten también por la creación de una economía social que no excluye a nadie, sino que crea riqueza gracias a la inclusión de todos los ciudadanos y ciudadanas.

Nada mejor que quedarnos con las palabras de los trabajadores de Decathlon Xanadú calificando esta “Experiencia Inclusiva”:

“Recomiendo a Grupo AMÁS como entidad que lucha en todos los sentidos por las personas con diversidad funcional con muchos proyectos innovadores. De la relación profesional con Ismael estamos extrayendo cosas mucho más humanas que simplemente laborales y ese era el objetivo”

 

SI ERES UNA EMPRESA, NO IMPORTA TU TAMAÑO O ACTIVIDAD, SÚMATE A #InclusionExperience CONTRATA A PERSONAS CON DIVERSIDAD FUNCIONAL Y CREA ECONOMÍA SOCIAL