Carmen Treviño con Lola Molina y María Espejel. Foto: Grupo AMÁS.

Carmen: La sonrisa de saberse protagonista de su vida

Carmen Triviño con Lola Molina y María Espejel. Foto: Grupo AMÁS.

Carmen Triviño con Lola Molina y María Espejel. Foto: Grupo AMÁS.

La historia de Carmen es la crónica de una transformación a través del modelo centrado de forma individual en cada persona de Grupo AMÁS. Tras entrar en proceso de envejecimiento, los profesionales del Centro Ocupacional Coimbra detectaron en Carmen la necesidad de potenciar sus emociones y retomar las riendas de su vida, un trabajo realizado a través de su Planificación Personal por Adelantado.

”Aquí no valen las estrategias grupales, nos centramos en cada persona para realizar las acciones que cada cual necesita de forma individual, de esta forma se consiguen resultados muy positivos como el caso de Carmen Triviño”, así explica Lola Molina, psicóloga de Grupo AMÁS, el método de trabajo de la entidad, que es diferente en cada persona.

El caso de Carmen es el de una mujer con diversidad funcional que ha entrado en proceso de envejecimiento. Como les ocurre a muchas personas en esta etapa de la vida, había perdido la ilusión, prácticamente no hablaba, ni tenía ganas de realizar ninguna actividad, en definitiva, no era feliz.

Ahora Carmen vuelve a sonreír, ha expresado sus deseos a través de su Planificación Personal por Adelantado, un trabajo realizado en conjunto con su familia y los profesionales de Grupo AMÁS. Su sonrisa es la mejor recompensa.

Decidir sobre el presente y futuro en la etapa de envejecimiento.

Carmen se siente otra vez protagonista de su vida y lo trasmite de forma clara y contundente: “Para mí ha sido muy importante, estoy contenta, Lola venía a mi casa y hablábamos con mi madre, mi hermano y mi hermana. ¡Y nos tomábamos un té!”, añade divertida.

Planificación Personal por Adelantado de Grupo AMÁS.

Planificación Personal por Adelantado de Grupo AMÁS.

La psicóloga Lola Molina, en coordinación con otras profesionales del Centro Ocupacional Coimbra, como María Espejel, Encargada del Taller de Cerámica, y educadoras como Sara o Montse, ha realizado con Carmen y su familia un exhaustivo trabajo para diseñar el plan de futuro que ella quiere en esta etapa de su vida.

Para ello, Lola Molina se ha desplazado varias tardes a casa de Carmen buscando el entorno ideal para que expresara sus emociones y deseos. Un proceso que requiere su tiempo y que es necesario trabajar con calma.

Planificación Personal por Adelantado de Grupo AMÁS.

Planificación Personal por Adelantado de Grupo AMÁS.

Se repasan todos los aspectos de la vida de la persona, desde las personas importantes en su entorno, sus aficiones, deseos, como le gusta vivir, qué le hace feliz e infeliz, hasta la planificación del final de su vida.

En definitiva, se expresan emociones que son el motor de la vida de todas las personas: “Carmen está ahora motivada por eso es más feliz”, aseguran l@s profesionales de Grupo AMÁS.

Planificación Personal por Adelantado de Grupo AMÁS.

Planificación Personal por Adelantado de Grupo AMÁS.

Este proceso no es único en personas con diversidad funcional, afecta a muchos seres humanos en su etapa de envejecimiento, con o sin diversidad funcional. Sin embargo, sentir que las decisiones propias son importantes y respetadas, es algo que estimula y beneficia el estado de ánimo de todos nosotros, sin distinciones.

El antes y después de Carmen.

Carmen Triviño preparando su desayuno. Foto: Grupo AMÁS.

Carmen Triviño preparando su desayuno. Foto: Grupo AMÁS.

Carmen lleva muchos años en el Centro Ocupacional Coimbra, en Móstoles, perteneciente a Grupo AMÁS, desde hace un tiempo se había detectado un cambio en actitud tal y como nos cuenta María Espejel, Encargada del Taller de Cerámica del centro: “Carmen lleva una temporada en proceso de envejecimiento, estaba apática, sin ganas, no hablaba casi con nadie, ahora el cambio ha sido espectacular, la vemos contenta, cariñosa, con ganas de hacer cosas”.

El programa específico y personalizado en Carmen ha dado unos resultados muy positivos, ha pasado de no comunicarse con nadie, incluso en temas como su alimentación, no relacionarse con compañeros y compañeras, a dar un gran cambio en su vida.

Actualmente participa en el coro organizado en el Centro Ocupacional Coimbra, colabora en los desayunos, tiene novio, solicitando incluso espacios privados para hablar con su pareja tranquilamente: “Yo me quería quedar sola con Santi y Lola nos dejó su despacho”, dice Carmen. Además, organiza reuniones con sus amigas, tomar un té con ellas se ha convertido en una rutina que le hace muy feliz,  se comunica con l@s profesionales e incluso se propuso como delegada de taller en su centro.

Un cambio que también ha experimentado su familia: “Ahora están todos más contentos, antes no hablaba mucho con ellos, ahora me preocupo y les ayudo”.

Carmen con su novio. Foto: Grupo AMÁS.

Carmen con su novio. Foto: Grupo AMÁS.

Cuando le preguntamos a Carmen sus próximos deseos de futuro, nos dice algo tan normal en una persona en proceso de envejecimiento como: “No quiero madrugar”. Y por supuesto, en Grupo AMÁS las normas se adaptan a las personas y no al contrario, como señala Lola Molina: “Huimos de la rigidez, ya hay dos casos en el Centro Ocupacional Coimbra de personas que necesitaban cambios de horarios para mejorar su calidad de vida y en colaboración con su familia se ha hecho sin problemas”.

En definitiva, un modelo centrado de forma individual en cada persona en todas las etapas de la vida, incluido el proceso de envejecimiento.

Y la calidad de vida de la que disfruta Carmen en solo un ejemplo de que es una receta que lleva al mayor de los éxitos: La felicidad.