Bankia y la Fundación Montemadrid destinan un millón de euros a proyectos sociales, entre ellos, la Gestión de Residuos de Grupo AMÁS

Óscar García, Dtor. General Desarrollo Corporativo de Grupo AMÁS en la entrega de ayudas de Acción Social 2016. Foto: Grupo AMÁS.

Óscar García, Dtor. General Desarrollo Corporativo de Grupo AMÁS en la entrega de ayudas de Acción Social 2016. Foto: Grupo AMÁS.

 

En la convocatoria “Acción Social 2016” la Fundación AMÁS Empleo recibe 16.000 euros, que se destinarán a crear empleo para personas con discapacidad intelectual en el área del reciclaje de residuos eléctricos y electrónicos.

Promover el empleo como medio de inclusión social, es el objetivo del millón de euros destinados por Bankia y la Fundación Montemadrid a 78 proyectos sociales en la Convocatoria Acción Social 2016. El acto de entrega ha tenido lugar en la sede madrileña de Bankia con la asistencia del presidente de la entidad, José Ignacio Goirigolzarri,  el presidente del Patronato de la Fundación Montemadrid, Jesús Núñez y el consejero de Políticas Sociales y Familia de la Comunidad, Carlos Izquierdo.

Por parte de Grupo AMÁS, Óscar García, Director General de Desarrollo Corporativo, ha recibido 16.000 euros destinados a la creación de puestos de trabajo para personas con discapacidad intelectual en el área de gestión de residuos eléctricos y electrónicos.

70.000 personas beneficiadas directamente.

En el acto de entrega de las ayudas de la convocatoria Acción Social 2016 de Bankia y la Fundación Montemadrid, el presidente de la entidad financiera José Ignacio Goirigolzarri, ha manifestado  que un 38,6% del importe de la convocatoria se dirige a iniciativas cuyo objetivo es el acceso al empleo, desde la formación y prácticas laborales, hasta la inserción en centros especiales o empresas. Se calcula que más de 70.000 personas en situación de especial vulnerabilidad se beneficiarán de manera directa de estos proyectos.

De izquierda a derecha: José Ignacio Goirigolzarri, Presidente de Bankia, Carlos Izquierdo, Consejero de Políticas Sociales y Familia y Jesús Núñez, Presidente de la Fundación Montemadrid. Foto: Grupo AMÁS.

De izquierda a derecha: José Ignacio Goirigolzarri, Presidente de Bankia, Carlos Izquierdo, Consejero de Políticas Sociales y Familia y Jesús Núñez, Presidente de la Fundación Montemadrid. Foto: Grupo AMÁS.

 El presidente de Bankia ha reconocido a las entidades asistentes al acto que “en estos momentos, la labor de organizaciones se está convirtiendo en un elemento de cohesión fundamental para la sociedad, evitando una fractura social al conseguir que una buena parte de la sociedad no caiga en situaciones de marginalidad social”. Destacando así la importancia del trabajo de las ONG y entidades como Grupo AMÁS, y la necesidad de seguir colaborando en proyectos que mejoran la vida de los ciudadanos.

A lo largo de cuatro años las ayudas de la Acción Social de Bankia y la Fundación Montemadrid han financiado 290 proyectos a los que han destinado cuatro millones de euros, el resultado es que el 76% de las personas beneficiadas han conseguido empleo, logrando así su inclusión social y laboral.

Acto de entrega de la convocatoria Acción Social 2016 de Bankia y Fundación Montemadrid. Foto: Grupo AMÁS.

Acto de entrega de la convocatoria Acción Social 2016 de Bankia y Fundación Montemadrid. Foto: Grupo AMÁS.

Gestión de residuos eléctricos y electrónicos: la nueva apuesta de Grupo AMÁS en creación de empleo.

Construir un planeta más limpio y más solidario, es el objetivo del proyecto por el que la Fundación AMÁS Empleo, de Grupo AMÁS, ha recibido 16.000 euros en la Convocatoria de Acción Social de Bankia y Fundación Montemadrid.

Con esta iniciativa se prevé la creación de puestos de trabajo para personas con discapacidad intelectual, para ello, Grupo AMÁS ha habilitado ya instalaciones destinadas a la gestión de RAEE (Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos), en el Polígono de las Nieves, situado en Móstoles (Madrid).

Se definen los Aparatos eléctricos y electrónicos como aquellos que necesitan para funcionar corriente eléctrica o campos electromagnéticos, destinados a ser utilizados con una tensión nominal no superior a 1.000 V en corriente alterna y 1.500V en corriente continua, y los aparatos necesarios para generar, transmitir y medir tales corrientes y campos. En el momento en que su poseedor decide deshacerse de ellos, se convierten en Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE)

La obligación de tratar estos residuos de un modo especial viene dada por el Real Decreto 208/2005, que marca las obligaciones y responsabilidades de todos los agentes implicados. La nueva línea de negocio del grupo incluye recoger los residuos en las instalaciones del cliente, el transporte hasta la planta de segregación de materiales y el posterior desmontaje y separación de los componentes.

Posteriormente Grupo AMÁS emite al cliente los certificados correspondientes según la legislación vigente y revaloriza los materiales obtenidos. En todos los procesos participan personas con discapacidad, ayudando así a su inclusión por medio del empleo. El servicio incluye grandes aparatos con y sin componentes peligrosos, como armarios de telecomunicaciones, hasta teléfonos móviles, tablets o ratones de ordenador.

Las empresas que apuesten por este proyecto socialmente inclusivo, obtendrán la experiencia de Grupo AMÁS a lo largo de 15 años dedicados a la prestación de servicios empresariales y tres décadas trabajando con personas con discapacidad intelectual.

Se trata de una iniciativa dirigida a promover el empleo como medio de inclusión social, a paliar desigualdades y a defender los derechos de las personas con discapacidad intelectual, favoreciendo su autonomía personal.