Bankia apoya a Grupo AMÁS en la formación en nuevas tecnologías y autonomía personal de las personas con discapacidad intelectual

Bankia apoya la formación de personas con discapacidad intelectual de Club Amigos. Foto: Grupo AMÁS

Bankia apoya la formación de personas con discapacidad intelectual de Club Amigos. Foto: Grupo AMÁS

 

La Asociación Club Amigos, integrada en Grupo AMÁS, ha obtenido una ayuda de 1.500 euros por parte de Red Solidaria 2017 de Bankia. La convocatoria apoya iniciativas sociales que son elegidas por los propios empleados de la entidad financiera

 

Gracias al apoyo de Red Solidaria 2017 de Bankia, Club Amigos, asociación integrada en Grupo AMÁS, continúa desarrollando con éxito actividades inclusivas que suponen formación y ocio para personas con discapacidad intelectual de todas las edades.

A través de Red Solidaria 2017, los trabajadores y trabajadoras de Bankia de las oficinas cercanas a Alcorcón (Madrid), han decidido apoyar con 1.500 euros el Programa Formativo de Club Amigos, destinado a formar en nuevas tecnologías y autonomía personal a personas con discapacidad intelectual.

Actividades de las que ya se están beneficiando casi medio centenar de usuarios y usuarias de Grupo AMÁS, en formaciones que han comenzado a desarrollarse en octubre de 2017 y se prolongarán hasta junio del próximo año. Un proyecto que se realiza en la sede de la entidad situada en la Avenida del Pinar de Alcorcón (Madrid).

Formación en nuevas tecnologías.

A través de esta actividad se acerca el uso de las tecnologías de la información y la comunicación a personas con discapacidad intelectual, haciendo las adaptaciones necesarias para que puedan tener acceso a ellas en su vida cotidiana, y aprendan a utilizarlas de manera funcional.

Formación en "Nuevas tecnologías" en Club Amigos. Foto: Grupo AMÁS.

Formación en “Nuevas tecnologías” en Club Amigos. Foto: Grupo AMÁS.

De este modo, se garantiza la alfabetización digital de las personas con discapacidad intelectual, impulsando la utilización de las nuevas tecnologías como herramienta frente a la exclusión social, y como medida de apoyo en el acceso a los recursos comunitarios. Para ello se utilizan teléfonos “smartphones” y equipos informáticos, con el fin de reducir la brecha digital y favorecer un consumo responsable, seguro y adecuado de las nuevas tecnologías.

La formación, que cuenta con tres grupos de participantes en distintos horarios de tarde, pretende además, aprovechar el potencial digital para dar apoyos a las personas con discapacidad intelectual y favorecer entornos más accesibles.

Autonomía personal.

En esta actividad se trabajan diferentes aspectos encaminados a mejorar la autonomía de las personas. Para ello, las formaciones se realizarán en muchas ocasiones en el entorno comunitario, teniendo que operar en situaciones de la vida real. Algunos de los contenidos de esta formación son:

 Manejo de dinero: El objetivo es familiarizarse y aprender a utilizar de manera práctica las monedas y billetes de curso legal, de modo que las personas con discapacidad intelectual se enfrenten a situaciones reales que exijan dichas habilidades.

Comunicación: Enriquecer la capacidad comunicativa, indispensable en nuestra vida para tener relación con el entorno que nos rodea.

 Habilidades Sociales: Orientado a aprender a resolver diferentes situaciones sociales de manera efectiva y aceptable.

 Utilización del transporte público: Viajes y situaciones reales y prácticas que ayudan a conocerlo y utilizarlo de manera funcional.

La formación en Autonomía Personal cuenta ya con dos grupos que realizan la actividad en distintos horarios.

En definitiva, con estos programas se persigue la inclusión y visibilidad social de las personas con discapacidad intelectual en todos los ámbitos de la vida cotidiana. Un reto al que, cada vez más, se suman entidades socialmente responsables, como la Red Solidaria de Bankia.