Atención Temprana: “La Comunidad de Madrid tiene que llegar al 100% de los niños”

Centro de Atención Temprana de Grupo AMÁS. Foto: Grupo AMÁS.

Centro de Atención Temprana de Grupo AMÁS. Foto: Grupo AMÁS.

Ismael Carrillo, Director de Atención a Personas de Grupo AMÁS, valora positivamente el incremento presupuestario en Atención Temprana, un primer paso para acabar con las listas de espera.

La Comunidad de Madrid ha decidido incrementar el presupuesto dedicado a los niños en Atención Temprana. El anuncio lo hacía hace unos días el Consejero de Políticas Sociales y Familia, Carlos Izquierdo, según sus palabras el gobierno regional madrileño destina este ejercicio tres millones de euros más a la atención temprana de niños con discapacidad, en total la Comunidad dedica a este apartado 13,6 millones de euros.

Un primer paso para acabar con las listas de espera.

Ismael Carrillo, Director General de Atención a Personas de Grupo AMÁS, valora muy positivamente este incremento presupuestario dedicado a niños con discapacidad intelectual, aunque recuerda que Grupo AMÁS ha venido haciendo esfuerzos económicos no cubiertos por la administración pública:

– Pregunta: ¿Cómo valora el incremento presupuestario en Atención Temprana, anunciado por la Comunidad de Madrid?.
-Respuesta: “En Grupo AMÁS, venimos trabajando por una medida como esta desde hace años, ya que siempre hemos tenido una demanda de niños superior a las plazas públicas financiadas por la Comunidad de Madrid. En los últimos 6 años, el número de niños atendidos con recursos públicos creció en AMÁS un 5,4%, mientras que la demanda creció en más de 100%. Ante esa situación crítica, nuestro Plan Estratégico 2013-2016 supuso un compromiso claro con los niños y las familias al marcarse un objetivo de “LISTA DE ESPERA CERO EN ATENCIÓN TEMPRANA”. Actualmente estamos atendiendo a 105 niños sin financiación pública (86% de cobertura de esa lista de espera), por lo que este importantísimo apoyo de la Comunidad puede ser un gran balón de oxígeno que ponga fin a una situación profundamente injusta.”

Según Mar Marín, Directora de Atención Temprana de Grupo AMÁS, desde el año 2000 las familias madrileñas con niños afectados por discapacidad intelectual, llevan sufriendo las listas de espera, pero en los últimos cinco años, la situación se ha vuelto extremadamente preocupante. ” Hemos tenido más de 80 familias al mes en espera de una atención temprana y esto es algo que no debería haber pasado nunca, pues la atención de una discapacidad o de un riesgo de padecerla durante los primeros 6 años, es fundamental para una futuro con mayor calidad de vida”, asegura Marín.

Un incremento insuficiente.

La dotación de más dinero a los niños madrileños con discapacidad intelectual es un paso importante, pero insuficiente, según Ismael Carrillo: “son necesarios más esfuerzos, pero es mucho más de lo conseguido en los últimos 6 años. Comunidad de Madrid tiene el compromiso expreso de acabar con esta situación en esta legislatura y este nos parece un paso significativo en la dirección correcta.”

Se desconocen los datos exactos de las listas de espera, puesto que no hay una estadística oficial, algo que desde Grupo AMÁS se viene reclamando históricamente, aunque según estimaciones de Plena Inclusión Madrid, podríamos estar hablando de unos 1.500 niños esperando plaza para ser atendidos, con la consiguiente desesperación de sus padres.

Los datos de Mar Marín señalan que en estos momentos Atención Temprana de Grupo AMÁS está atendiendo a 105 familias que están a la espera de una plaza pública, de ellas 96 son subvencionadas con recursos propios de la entidad, sin ninguna ayuda pública. “Hasta el momento, ha sido un servicio deficitario económicamente y ha tenido que ser sostenido con fondos de la entidad. Sin embargo, es un servicio valorado y apoyado por todo el equipo de profesionales y familias de Grupo AMÁS. Hemos conseguido atender a un 86% de las familias en esta situación, y ahora con esta gran noticia podemos garantizar una estabilidad en estas plazas”, añade la Directora de Atención Temprana de Grupo AMÁS.

Acortar los plazos para que los niños sean atendidos.

La detección y tratamiento de enfermedades que afectan a la discapacidad cognitiva en niños es fundamental, por eso desde Grupo AMÁS se insiste en la necesidad de agilizar los trámites para que las familias puedan acceder a los tratamientos adecuados para sus hijos, cómo señala Mar Marín: “Para que un niño pueda acceder a un centro de Atención Temprana, debe estar acreditado por CRECOVI (Centro Reginal de Coordinación y Valoración Infantil) y el problema es que la demora desde la detección de una necesidad  por un especialista (pediatra, neuropediatra, orientador escolar…) hasta que el CRECOVI confirma esa necesidad de tratamiento y deriva a un Centro de Atención Temprana, supera el periodo de 4 meses, este tiempo debería reducirse para que las familias dispongan de apoyos desde los primeros días”.

En Grupo AMÁS se valora muy positivamente la noticia de que la Comunidad de Madrid incrementa el presupuesto en Atención Temprana, tal y como señala Ismael Carrillo: “El efecto de la creación de plazas públicas será inmediato para aquellas familias a las que se les asigne plaza pública, pues pasarán de un modelo de atención parcial y circunstancial que dependía de becas de Grupo AMÁS, apoyos de la RSC de empresas y donaciones. Por otra parte, contar con más familias con plaza pública liberará esos recursos que ya se están empleando en llegar a más familias que lo necesitan. Por tanto todas saldrán ganado”.

Sin embargo, esta entidad considera que son necesarios más esfuerzos para que ningún niño o niña con discapacidad intelectual vea mermados sus derechos de atención y de búsqueda de calidad de vida.
Y para ello seguiremos luchando.