AMÁS Fácil, el servicio de lectura fácil de Grupo AMÁS, lleva a empresas, entidades y administraciones públicas el derecho a una comunicación accesible para todos

Parte del equipo de AMÁS Fácil. Foto: Grupo AMÁS.

Parte del equipo de AMÁS Fácil. Foto: Grupo AMÁS.

 

En sus casi tres años de historia, AMÁS Fácil ha formado a más de 80 personas entre profesionales, familias y personas con discapacidad intelectual, como adaptadores y validadores en lectura fácil, convirtiéndoles en profesionales de la accesibilidad cognitiva. Tras lograr numerosos premios y reconocimientos, este servicio arranca 2018 con proyectos que incluyen llevar la accesibilidad cognitiva a ayuntamientos del sur de la Comunidad de Madrid y a diversas entidades sociales y culturales de la geografía española.

 

 

Garantizar el derecho a la información accesible, al tiempo que se crean puestos de trabajo para personas con discapacidad intelectual, son los dos pilares del servicio AMÁS Fácil, de Grupo AMÁS, que nació en Mayo de 2015. El objetivo es facilitar la comunicación no solo a personas con discapacidad intelectual, sino a amplios colectivos, como personas mayores, extranjeros, ciudadanos con problemas de comprensión lectora y en general a cualquiera que alguna vez se ha enfrentado al lenguaje incomprensible de la administración,  la rebuscada  información de algunas empresas o expresiones culturales pensadas solo para conocedores de temas concretos.

Porque un texto contado de forma complicada no significa que sea más importante, sencillamente se traduce en que pocas personas lo entienden, este es el mensaje y el cambio social que persigue la lectura fácil.

2018, un año cargado de proyectos para AMÁS Fácil.

El proyecto AMÁS Fácil surgió en 2015 con el doble objetivo de formar a personas con discapacidad intelectual como especialistas en accesibilidad cognitiva y lectura fácil, al tiempo que se garantiza el acceso a la cultura y la información a todos los ciudadanos sin discriminaciones.

AMÁS Fácil recibe el premio de la Fundación Universia. Foto: Grupo AMÁS.

AMÁS Fácil recibe el premio de la Fundación Universia. Foto: Grupo AMÁS.

La iniciativa arrancó a través de un pedido externo, y  en su andadura han conseguido diversos premios y reconocimientos que les han ayudado a avanzar y posicionarse en un mercado muy exigente:

 

Los dos últimos reconocimientos han sido el resultado de una apuesta valiente de la editorial Loqueleo (Santillana) que, junto con AMÁS Fácil, publicó en 2016 la primera novela gráfica en España en lectura fácil: “El amor es demasiado complicado”, del autor Andrés Guerrero.

"El amor es demasiado complicado" en el Congreso de Accesibilidad Cognitiva de Cáceres. Foto: Grupo AMÁS.

“El amor es demasiado complicado” en el Congreso de Accesibilidad Cognitiva de Cáceres. Foto: Grupo AMÁS.

Cada vez más empresas, entidades y organismos apuestan por el servicio AMÁS Fácil como vehículo de comunicación efectiva y ejercicio de transparencia, sin olvidar que la transformación en Lectura Fácil de las comunicaciones empresariales o públicas, está creando puestos de trabajo para personas con discapacidad intelectual con un nivel de profesionalización cada vez más especializado.

AMÁS Fácil en el Foro Iberoamericano de Literacidad y Aprendizaje. Foto: Grupo AMÁS

AMÁS Fácil en el Foro Iberoamericano de Literacidad y Aprendizaje. Foto: Grupo AMÁS

Gracias a esta sensibilización, AMÁS Fácil comienza 2018 con numerosas formaciones dirigidas a entidades cada vez más preocupadas por la accesibilidad cognitiva, entre las que destacan el Curso en Lectura Fácil (Hazlo Fácil) a familias y profesionales en Godella (Valencia), Coach Lectura Fácil para técnicos de Plena Inclusión en Asturias, curso a profesionales del Ayuntamiento de Leganés dentro del proyecto “Leganés Claro”, formación en adaptación de textos en APNABI (Bilbao-Vizcaya), talleres para personas con diversidad funcional en el Museo Thyssen dentro del proyecto ARCHES, curso de adaptación de textos abierto a las entidades de Plena Inclusión Madrid y Plena Inclusión Castilla-León.

"Hazlo Fácil": Curso en lectura fácil a familias y profesionales. Foto: Grupo AMÁS.

“Hazlo Fácil”: Curso en lectura fácil a familias y profesionales. Foto: Grupo AMÁS.

El mundo de la cultura también se suma a este proyecto que persigue llevar la literatura a todas las personas de forma comprensible y atractiva, así la empresa de servicios editoriales Qurtuba Editores ultima con AMÁS Fácil, un convenio de colaboración que promete atender a través de una nueva propuesta editorial, a todos los colectivos lectores.

Visita de Qurtuba Editores a Club Lectura Fácil Móstoles. Foto: Grupo AMÁS.

Visita de Qurtuba Editores a Club Lectura Fácil Móstoles. Foto: Grupo AMÁS.

En el ámbito de la administración,  profesionales y personas con diversidad funcional intelectual de AMÁS Fácil están colaborando en la adaptación y validación del Certificado Profesional de Auxiliar Administrativo que ya se está impartiendo en el Centro de Iniciativas para la Formación y el Empleo (CIFE) que es una Agencia de Desarrollo Local dependiente de la Concejalía de Empleo y Formación del Ayuntamiento de Fuenlabrada, que está destinado a personas con discapacidad intelectual.

“Leganés, Claro” un proyecto que suma ciudadanía a nivel municipal.

Desde abril de 2016 AMÁS Fácil colabora con el Ayuntamiento de Leganés impartiendo cursos de accesibilidad cognitiva a los empleados municipales en el marco del proyecto “Leganés, Claro” que se extenderá hasta diciembre de 2018.

Los cursos están dirigidos a trabajadores del Consistorio que tienen contacto directo con los ciudadanos, de forma que la información que ofrecen sobre trámites, servicios y actividades del Ayuntamiento, resulte accesible a las personas con dificultades de comprensión.

AMÁS Fácil imparte cursos de lectura fácil a trabajadores del Ayuntamiento de Leganés. Foto: Grupo AMÁS.

AMÁS Fácil imparte cursos de lectura fácil a trabajadores del Ayuntamiento de Leganés. Foto: Grupo AMÁS.

Una labor que están realizando profesionales de Grupo AMÁS del servicio AMÁS Fácil, con y sin discapacidad intelectual, a lo largo de talleres de formación en los que se dan pautas a seguir en la redacción de textos, folletos e impresos del Ayuntamiento de Leganés.

Una acción que está siendo posible gracias al compromiso del gobierno municipal de esta ciudad madrileña con la accesibilidad cognitiva. El Ayuntamiento de Leganés, además de formar parte de la Red Madrileña de Ciudades por la Accesibilidad, está en pleno proceso de desarrollo de su Plan de Accesibilidad Municipal, a través de su Consejo Sectorial de Discapacidad, compuesto por diferentes entidades que apoyan a las personas con diversidad.

Ejemplo de estas colaboraciones han sido acciones como “El café de empresas: Hazlo Fácil, utiliza la lectura fácil”, que supuso el pistoletazo de salida del servicio AMÁS Fácil en colaboración con la Fundación Universia, o el convenio firmado hace dos años entre el Ayuntamiento de Leganés y Grupo AMÁS, para desarrollar un Club de Lectura Fácil en su red de bibliotecas que se ha convertido en uno de los referentes en accesibilidad a la cultura en el sur de Madrid.

A través del proyecto “Leganés, Claro” AMÁS Fácil va a validar a lectura fácil ocho documentos municipales tan importantes para la ciudadanía como pueden ser tramitaciones para extranjeros, impuestos, tributos, notificaciones…, para ello se cuenta con personas que representan a colectivos de inmigrantes, personas mayores, ciudadanos con diversidad funcional intelectual, problemas de comprensión lectora, etc. para que colaboren en la validación de los textos a un lenguaje comprensible para todos.

Lograr que la administración sea accesible a todas las personas es un ejercicio y un derecho de ciudadanía que impulsan proyectos como éste, se calcula que se van a ver beneficiados más de 1.200 vecinos y vecinas de Leganés, solo a través de estos ocho primeros documentos validados por AMÁS Fácil a través de esta acción impulsada por el Consistorio del municipio madrileño.

Se trata de un ejemplo de compromiso de la administración para incorporar buenas prácticas en materia de accesibilidad cognitiva, que es sin duda, una asignatura pendiente aún para muchos estamentos públicos y privados.