AFANDEM cumple 40 años: Historia de una transformación o transformando la historia

AFANDEM cumple cuarenta años. Foto: Grupo AMÁS.

AFANDEM cumple cuarenta años. Foto: Grupo AMÁS.

El 9 de febrero de 1977 nació AFANDEM, comenzaba así la lucha de un grupo de padres y madres de personas con discapacidad intelectual de Móstoles. Cuarenta años después, aquellos pioneros necesitan el relevo de las generaciones más jóvenes en la batalla por los derechos de sus hijos e hijas.

AFANDEM cumple hoy 40 años, el 9 de febrero de 1977 la unión de un grupo de padres y madres de Móstoles ponía la primera semilla para la transformación de una sociedad en blanco y negro, cargada de prejuicios que cuatro décadas después ha supuesto un cambio histórico. Hoy, aquel espíritu de lucha es más necesario que nunca, porque si algo hemos aprendido en este largo camino en la reivindicación de los derechos de las personas con discapacidad intelectual, es que la unión hace la fuerza.

Esa unión dio rápidamente sus frutos, tan solo unos meses después de su nacimiento, AFANDEM (Asociación de Familias y Amigos de Niños Deficientes de Móstoles), inaugura su primera sede, fue el 30 de abril en la calle Badajoz de Móstoles,

En 1979 AFANDEM abre en Móstoles un Centro de Atención Temprana.

En 1979 AFANDEM abre en Móstoles un Centro de Atención Temprana.

Transcurridos dos años, en 1979, se abría el primer Centro de Atención Temprana en la localidad madrileña, los niños y niñas con discapacidad intelectual empezaron a tener derechos al igual que resto de la población infantil española.

El movimiento asociativo creció contra viento y marea, enfrentándose a poderes públicos que no destinaban recursos a la inclusión cultural, social y laboral de las personas con discapacidad intelectual. Una historia que hoy en día parece repetirse, pero hace cuarenta años un puñado de socios de AFANDEM plantaron cara dando paso al primer Centro Especial de Empleo que arrancaba con solo seis trabajadores a través de la Fundación AFANDEM. En 1990 la asociación ponía en marcha su Servicio de Ocio.

La historia de una transformación.

Los padres y madres de AFANDEM junto con otros movimientos asociativos en toda España levantaron tanto la voz, que su mensaje llegó hasta políticos, Parlamento y Gobierno. A finales de 1977 se constituye en el Congreso de los Diputados una Comisión parlamentaria para ocuparse de los problemas de las personas con minusvalía y discapacidad intelectual. Un año más tarde se reguló el Plan Nacional de Educación Especial y en 1986  el Real Patronato de Prevención y Atención a Personas con Minusvalía.

Acto reivindicativo de AFANDEM en 2001. Foto: Grupo AMÁS.

Acto reivindicativo de AFANDEM en 2001. Foto: Grupo AMÁS.

Pero no será hasta el año 2000 con la Ley 14/2000, de 29 de diciembre, cuando se adquiere el compromiso de “promover la prevención de deficiencias, la rehabilitación y la inserción social de las personas con discapacidad”.

Mientras los padres y madres de AFANDEM se enfrentaban a una sociedad cargada de estereotipos en España, en el mundo hacia su primer vuelo el avión más rápido del mundo, el Concorde inauguraba su servicio regular de transporte con vuelos supersónicos entre París-Río de Janeiro y Londres o las Madres de la Plaza de Mayo en Argentina pedían culpables por la desaparición de sus hijos.

El mundo avanzaba en 1977, una evolución a la que contribuyó AFANDEM iniciando una lucha por una sociedad más justa y solidaria.

Los cimientos de Grupo AMÁS.

Cuatro décadas más tarde, aquellos cimientos han dado paso a la construcción de puentes hacia la inclusión, para lograrlo aquellos primeros pioneros de la lucha decidieron unirse. En 2010 nace Grupo AMÁS como resultado de la fusión de AFANDEM y la Fundación García Gil, cuatro años más tarde la entidad amplía su familia integrando a un nuevo miembro, Club Amigos suma sus esfuerzos como asociación dedicada al ocio de personas con discapacidad en Alcorcón.

Representación de socios de AFANDEM en 2009. Foto: Grupo AMÁS.

Representación de socios de AFANDEM en 2009. Foto: Grupo AMÁS.

Desde entonces, Grupo AMÁS ha recogido el testigo de AFANDEM, seguimos reivindicando los derechos de las personas con discapacidad intelectual: tratamientos precoces para los niños, educación, formación, empleo, ciudadanía, ocio, vida independiente…en definitiva luchar por su reconocimiento como ciudadanos de pleno derecho.

En 1977 la unión hizo la fuerza, en 2017 sigue siendo necesario sumar esfuerzos. Recortes, falta de recursos públicos, desempleo…son factores que amenazan la calidad de vida de las personas con discapacidad y sus familias. Es importante que una vez más unamos esfuerzos, pequeños gestos y aportaciones con los que seguir haciendo historia en un mundo más justo para TOD@S.

¿Quieres seguir escribiendo esta historia con nosotros?  PINCHA EN ESTE ENLACE.