Academia de estética CHS de Móstoles: ejemplo de inclusión y buenas prácticas

Alumnas de Grupo AMÁS en una clase práctica en la academia CHS de Móstoles. Foto: Grupo AMÁS.

Alumnas de Grupo AMÁS en una clase práctica en la academia CHS de Móstoles. Foto: Grupo AMÁS.

 

Un grupo de mujeres de los centros ocupacionales de Parque Coimbra y Prado Regordoño, pertenecientes a Grupo AMÁS, acuden junto a vecinas de Móstoles a clases prácticas en la academia de peluquería y estética.

 

En la academia de estética CHS de Móstoles la inclusión de las personas con discapacidad intelectual no llega “por los pelos”, en esta escuela no hay discriminación, tan solo alumnas y clientas.

Así ha sido con un grupo de mujeres procedentes de los centros ocupacionales de Parque Coimbra y Prado Regordoño, pertenecientes a Grupo AMÁS, que han acudido a uno de los ciclos formativos.

En esta ocasión se ha tratado de un curso sobre cuidados del cabello, prevención, productos y técnicas, así como aspectos a tener en cuenta en la depilación. El curso se ha dividido en dos partes: una clase teórica y posteriormente prácticas en las que todas las asistentes han utilizado la plancha del pelo.

Para ello, se han organizado en parejas, de forma que una alumna ejercía de profesional de peluquería y la otra de clienta de forma alternativa. En todo momento han contado con el apoyo y asesoramiento de los profesionales de la academia de estética CHS de Móstoles.

El curso de formación ha incluido también una parte práctica de atención al público, en la que las mujeres con discapacidad intelectual de Grupo AMÁS, participaron como alumnas más y de una forma totalmente inclusiva.

Un convenio que promueve el bienestar físico y psicológico, además de la inclusión laboral.

En noviembre de 2015 Grupo AMÁS y la escuela de peluquería CHS de Móstoles (calle Las Palmas, 9), firmaron un convenio de colaboración para realizar actividades inclusivas relacionadas con cuidados estéticos personales y formación profesional. Desde entonces se realizan los cursos formativos, a los que los usuarios y usuarias de Grupo AMÁS acuden de forma gratuita con un carnet que se les facilita. Además, sobre todo las mujeres, piden cita y van a la peluquería al igual que cualquier vecina o vecino del entorno.

Clase práctica en la academia CHS de Móstoles. Foto: Grupo AMÁS.

Clase práctica en la academia CHS de Móstoles. Foto: Grupo AMÁS.

La escuela de Peluquería y Estética CHS está homologada por la Consejería de Educación y Empleo de la Comunidad de Madrid, en ella se imparten distintas formaciones del área de conocimientos técnicos y prácticos de la rama de peluquería y estética.

El convenio firmado con Grupo AMÁS tiene como objetivo promover el bienestar físico y psicológico de los usuarios de sus centros, a través de acciones prácticas y experiencias personales libremente elegidas con el fin de conseguir la plena inclusión de las personas con discapacidad intelectual en su entorno.

Además, con esta iniciativa, se pretende detectar a los participantes que tengan aptitudes e interés en los temas de estética para su posible inclusión laboral. Una buena práctica empresarial que debe ser ejemplo para todas las empresas de la Comunidad de Madrid, como agentes motivadores y dinamizadores de la inserción socio- laboral de las personas con discapacidad intelectual.