A pesar de la crisis, Fundación AMÁS Empleo obtiene en 2017 un nuevo récord de empleo y facturación

Línea de empleo catering AMÁS Antojo de Grupo AMÁS. Foto: Grupo AMÁS.

Línea de empleo catering AMÁS Antojo de Grupo AMÁS. Foto: Grupo AMÁS.

La Fundación de Grupo AMÁS ha cerrado el año con un dato histórico: El número de trabajadores ha crecido un 5% respecto a 2016, con un total de 317 empleados, de ellos, el 83% son personas con discapacidad intelectual que a día de hoy tienen un puesto de trabajo normalizado.

 

La Fundación AMÁS Empleo cuenta con diversas líneas de empleabilidad: Catering y restauración, lavandería, limpieza, portería, jardinería, manipulados y gestor de residuos. Actividades económicas golpeadas también por la crisis y por tanto, por la falta de creación de empleo en un contexto en el que las empresas españolas reducen sus inversiones.

A pesar de este panorama negativo, Grupo AMÁS ha conseguido cerrar 2017 con una cifra récord en facturación, superando los 4 millones de euros. Un buen dato que se ha debido en parte, a que cada vez más empresarios confían en la profesionalidad de los trabajadores con discapacidad intelectual, apostando por contratar servicios a través de la Fundación AMÁS Empleo en sus distintas líneas de actividad.

Las grandes cifras en Grupo AMÁS del empleo para personas con discapacidad intelectual durante 2017.

50.000 kilogramos de residuos electrónicos gestionados a través del gestor Misión Ecotech, acuerdos de colaboración por el medio ambiente con 25 empresas del sector, 3.000 productos de alimentación vendidos en nuestras 5 máquinas de Vending Solidario, más de 650.000 platos producidos para comedores en nuestras cocinas…

Son los grandes números de Fundación AMÁS Empleo durante 2017, cifras importantes que solo tienen un objetivo: La creación de empleo estable y de calidad para personas con discapacidad intelectual.

Trabajadora de lavandería de Fundación AMÁS Empleo. Foto: Grupo AMÁS.

Trabajadora de lavandería de Fundación AMÁS Empleo. Foto: Grupo AMÁS.

Grupo AMÁS ha conseguido cerrar 2017 con un dato histórico en la generación de puestos de trabajo para este colectivo, incrementando en un 5% la cifra de 2016, con un total de 317 empleados en Fundación AMÁS Empleo.

Lo más importante de este dato es el porcentaje de trabajadores y trabajadoras con discapacidad intelectual, que arranca 2018 con un nivel nunca alcanzado:  De las 317 personas que forman la plantilla, 261 son trabajadores y trabajadoras con diversidad funcional, es decir el 83%.

Además Fundación AMÁS Empleo ha conseguido disparar el número de personas que han logrado su inserción laboral en empresas normalizadas, llegando en 2017 a 28 frente a un solo trabajador que logró un contrato en 2016.

Inserción laboral en Decathlon. Foto: Grupo AMÁS.

Inserción laboral en Decathlon. Foto: Grupo AMÁS.

La tasa de paro en España alcanza el 16,7% según los últimos datos publicados por Eurostat,, una cifra que se dispara casi hasta el 30% entre los trabajadores con discapacidad intelectual. Nuestro país tiene el nivel de desempleo entre este colectivo más alto de toda Europa, solamente superado por Grecia.

La lacra del desempleo supone exclusión social, un agravante que golpea con mayor dureza a las personas con diversidad funcional que han de enfrentarse además, con todo tipo de prejuicios, no solo laborales, sino sociales y culturales.

Un círculo vicioso que solo puede romperse a través de la colaboración de empresas socialmente responsables que apuestan por la igualdad de oportunidades contratando a trabajadores y trabajadoras con diversidad funcional.

En 2017 más de 500 empresas solidarias han colaborado con Grupo AMÁS en la creación de empleo de personas con discapacidad intelectual.

El apoyo de los empresarios es fundamental en la creación de una sociedad no solo más justa, sino económicamente más sostenible en todos los niveles.

Afortunadamente la conciencia social del tejido empresarial sigue creciendo, en 2017 más de 500 empresas contrataron servicios a través de Fundación AMÁS Empleo dando oportunidades laborales a personas con discapacidad intelectual de todas las edades.

Así en las distintas líneas de empleo, catering y restauración (AMÁS Antojo), jardinería, lavandería, limpieza, manipulados, portería y gestor de residuos, se ha conseguido el año pasado importantes crecimientos en el número de servicios prestados a empresas, llegando el total a más de 4.700 trabajos realizados con éxito.

Trabajadora de limpieza de Fundación AMÁS Empleo. Foto: Grupo AMÁS.

Trabajadora de limpieza de Fundación AMÁS Empleo. Foto: Grupo AMÁS.

El nivel de exigencia y calidad que ofrece Fundación AMÁS Empleo a las empresas que contratan sus servicios ha llevado a grandes incrementos de contratación en 2017, destacando partidas como “lavandería” que en solo un año ha multiplicado por dos el número de clientes.

Datos y números tras los que se esconden personas con nombres y apellidos, con sus historias, sus sueños y sus derechos. Lograr la auténtica inclusión de todas ellas es una responsabilidad de todos: Empresas, instituciones públicas, gobiernos locales, autonómicos y centrales y entidades del sector.

Solo con el apoyo de todos los actores económicos y sociales podemos crear una sociedad inclusiva y justa para todos los ciudadanos y ciudadanas sin ninguna diferencia.